24 de marzo: las causas por la represión avanzan lentamente

Pese al impulso oficial, las causas por la represión durante la última dictadura militar continúan su avance en forma lenta por los distintos estrados judiciales, lo que volvió a motivar quejas y reclamos por parte de organismos de derechos humanos.

La presidenta Cristina Kirchner pidió en sus dos discursos ante el Congreso que las causas estén concluidas cuando finalice su mandato, aunque la acumulación de expedientes en algunos tribunales conspira contra esa aspiración.

En diálogo con la agencia Noticias Argentinas, la titular de la agrupación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, enfatizó que "mientras estén estos jueces y fiscales", las causas no van a cerrarse fácilmente.

"Yo quisiera que estén terminadas (las causas), pero mientras tengamos a los mismos jueces y fiscales, no creo", sentenció  Bonafini.

Por su parte, el abogado del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh) Luis Bonomi señaló a que "sería imposible" que las causas se cerraran antes de que la Presidenta finalice su mandato.

El letrado también cargó algunas responsabilidades a la Justicia al estimar que "no hay en el Poder Judicial una voluntad política" para acelerar las causas contra los represores de la última dictadura militar.

Sin embargo, se distanció de la postura de Bonafini al considerar que "podrían cambiar jueces y fiscales", aunque "el problema es del Poder Judicial" en su conjunto.

Por su parte, la titular de la agrupación Abuelas de Plaza de  Mayo, Estela de Carlotto, advirtió hoy que "la Justicia debe ser  mucho más rápida", en el seguimiento de las causas contra los  represores. Se trata de unos 200 procesos abiertos contra aproximadamente
mil militares y ex agentes de seguridad vinculados con la  represión ilegal durante 1976 y 1983.

Hace pocas semanas, el juez de la Corte Suprema de Justicia  Eugenio Zaffaroni consideró en diálogo con la agencia Noticias  Argentinas que las principales causas estarán cerradas para 2011.

Pese a ello, dos de las más importantes, la que involucra a la ESMA, el principal centro clandestino de la Armada, y la del Primer Cuerpo de Ejército, marchan a paso lento por el Tribunal  Oral Federal (TOF) 5 de la Capital, según un informe del titular  de la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento de las Causas  por Violaciones a los Derechos Humanos, Jorge Auat.

"La acumulación de la gran mayoría de las causas más relevantes del país en un mismo tribunal oral conspira contra la pretensión de lograr sentencias definitivas en un período razonable", sostuvo Auat, según publicó un matutino porteño.

Uno de los inconvenientes es la gran cantidad de recursos  presentados por los acusados: sólo la causa ESMA tuvo 500  apelaciones ante la Cámara Federal. Por ese motivo el procurador general Esteban Righi ordenó a  todos los fiscales -hace dos semanas- elevar las causas a juicio aunque existan apelaciones ante cámaras federales o la Casación Penal.

Los expedientes comenzaron a acumularse en 2005 luego de que la Corte Suprema determinase la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, que luego fueron declaradas nulas por el Congreso.

El 24 de marzo del año pasado, el entonces presidente Néstor  Kirchner acusó a Casación de retrasar las causas, una confrontación que concluyó hace pocas semanas con la renuncia de quien era el presidente del tribunal -luego desistió de seguir como titular-, Alfredo Bisordi.
Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 17:55
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 17:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial