Deportes

Los hinchas de Racing no soportaron otra derrota

La ’Academia’ ganaba con gol de Fileppi, pero Estudiantes lo dio vuelta con tantos de Galván y Lázzaro. Los locales fueron pura impotencia y terminaron con ocho por las expulsiones de Sánchez, Bastía y Moralez. Se suspendió el partido por incidentes cuando faltaba poco para el final.

El partido que Estudiantes le ganaba 2-1 a Racing Club, en Avellaneda, fue suspendido a los 33 minutos del segundo tiempo a raíz de serios disturbios que se produjeron en la tribuna local, en un partido correspondiente a la séptima fecha del torneo Clausura.

Los hechos de violencia comenzaron a registrarse a los 33 minutos del segundo tiempo cuando el árbitro Federico Beligoy expulsó a Maximiliano Moralez, dejando en ese momento a Racing con ocho jugadores porque antes había echado a Matías Sánchez y a Adrián Bastía.

Un grupo de simpatizantes de Racing reaccionó en forma violenta, arrojando piedras hacia el campo de juego y pese a que la policía en un momento pareció tener todo controlado, Beligoy decidió suspender el encuentro.

Todo comenzó cuando Moralez -algunos sostienen que fue casual- se llevó una pelota con la mano en la mitad de cancha, para llegar hasta al arco de Mariano Andujar y en esa jugada marcó lo que hubiera significado el gol del empate.

Beligoy, no se dio cuenta de que Moralez en el instante que tocó la pelota con la mano su asistente Gilberto Tadeo levantó la bandera anulando la jugada.

El talentoso jugador de Racing marcó el gol, pero cuando el árbitro observó a Tadeo, se acercó al juez de línea, quien le contó lo que había pasado, por lo cual, inmediatamente anuló el gol y le sacó la segunda tarjeta amarilla a Moralez, quien de ese modo se tenía que ir expulsado.

En ese momento reaccionaron los hinchas de Racing, no la barrabrava, que se quedó en el medio de la tribuna, y los simpatizantes arrojaron todo tipo de elementos hacia dentro de la cancha, por lo cual, Beligoy no tuvo más remedio que suspender el partido.

Antes de la segunda amarilla de Moralez el equipo de Miguel Micó había sufrido las expulsiones de Matías Sánchez y Adrián Bastía.

Al difícil presente de Racing lo único que le faltaba eran hechos de violencia dentro de su estadio y una suspensión de un partido, que con once, diez, nueve u ocho jugadores lo tenía perdido por su poco vuelo futbolístico.

Pero antes de la suspensión hubo un partido parejo, por momentos mal jugado, pero quedó claro que Racing no tiene ideas ni futuro con actuaciones como la de esta noche.

Estudiantes, que marcha primero en el torneo Clausura y lidera su grupo en la Copa Libertadores, sin hacer demasiado fue superior a Racing y, además, muy contundente a la hora de atacar.

Los dos entrenadores propusieron salir a atacar con tres hombres de punta, aunque la diferencia fue que Néstor Sensini, el técnico de Estudiantes, lo hizo jugando con tres delanteros, mientras que Miguel Micó puso uno solo (Facundo Sava), quien fue acompañado por Maxi Moralez y Claudio Fileppi, dos mediocampistas, y eso se notó.

Cuando el primer tiempo se iba sin pena ni gloria Adrián Bastía, el mejor de Racing, peleó una pelota cerca del área, se la cedió a Matías Sánchez, quien armó una jugada "inolvidable" por la derecha, a pura gambeta y amague, habilitando a Fileppi para que éste, sin oposición, de cabeza, señalara la apertura del marcador.

El primer tiempo había sido malo y no merecía un gol, pero Racing, sin fútbol pero como mucho empeñó lo buscó, lo consiguió y se pudo ir al descanso ganando 2-0, pero el travesaño le negó el segundo a Fileppi y en el rebote Mariano Andujar mandó al corner un buen cabezazo de Sava.

En el mejor momento del partido de Racing el equipo de Sensini dio vuelta la historia, en dos minutos, primero con un gol de Diego Galván, quien tuvo que empujar la pelota al arco luego de que un buen centro rasante que llegó desde la derecha, y luego Lázzaro, de cabeza, marcó el segundo.

A partir de ese momento llegó la desorientación de Racing, sufriendo las expulsiones de Matías Sánchez, Bastía y Moralez, para darle paso a los hechos de violencia que provocaron el final anticipado del partido.
Opiniones (2)
9 de Diciembre de 2016|21:58
3
ERROR
9 de Diciembre de 2016|21:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. la hinchada de racing no tiene aguante. pierden dos partidos y dejan de ir a la cancha. pero no se preocupen mas. ahora kirchner va a poner plata junto a su grupito de secuaces y los va a salvar del descenso. y si no puede hacerlo poniendo plata, ya saldrá algún decreto de necesidad y urgencia salvando a los pecho frio.
    2
  2. Todos los que vimos el partido, incluso quienes no son hinchas de la Akd, dijeron que las expulsiones fueron injustas, especialmente la de Bastía y que el arbitraje fue un desastre. No me gusta buscar manos negras ni complots, pero parace que a veces los medios de comunicación muestran solo lo que quieren mostrar.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic