Los restaurantes y la limpieza, principales quejas de los turistas

La pésima atención en los lugares de comida y la suciedad en la ciudad, fueron algunos de los aspectos que más criticaron los visitantes en estas vacaciones "santas".
A pesar de esta situación, destacaron nuestros hermosos paisajes y la amabilidad de los mendocinos como anfitriones.

El turista chileno aprovechaba las últimas imágenes en el microcentro con su pequeña cámara digital, al punto tal que su familia no deseaba posar fuera del auto, porque ya estaban emprendiendo el retorno a su país. “Nos volvemos porque no hemos conseguido alojamiento, ayer estuvimos hasta tarde buscando donde quedarnos y no encontramos nada, es terrible”, indicó el frustrado turista en un alto de la sesión de fotos.

Mendoza está repleta. Y como los hoteles están llenos, el gobierno ha tenido que recurrir, al igual que en otras oportunidades, a hospedajes poco convencionales para el turismo de masas, como los hoteles alojamiento o gimnasios municipales. Esto confirma que la provincia se ha consolidado como un destino turístico preferencial, tanto para el movimiento interno de los argentinos, como para los chilenos que aprovechan el cambio a su favor.

Sin embargo, los visitantes se animaron a criticar la mala atención en el sector gastronómico y el aseo de la que, alguna vez, fue ponderada como la ciudad más limpia del país.  

“Un desastre en gastronomía”

“Parece que no previeron la cantidad de gente que iban a recibir”, comentó una turista catamarqueña en avenida Las Heras, a la salida de un comercio de artículos regionales. “En un restaurante, en la calle Arístides, esperamos dos horas para que nos atendieran y cuando vino el mozo nos dijo que si estábamos apuradas, que nos fuéramos”, agregó desairada.

Esta fue una queja reiterada ante la consulta de MDZ sobre la estadía de los visitantes. Si bien los turistas afirmaron que los precios están regulares, la atención de los lugares de comida ha sido una de las principales quejas que se escuchó luego de tres días de vacaciones.

“Los precios son accesibles, salvo en Penitentes, donde el agua mineral y las gaseosas están carísimas, además la atención es pésima”, indicó otra catamarqueña, en un grupo de cuatro mujeres que se iban un día antes, descontentas por el hecho de que no habían podido comer en ninguno de los comercios a los que se habían dirigido. “Es más, en el café de Peatonal y San Martín, hasta nos corrió un mozo porque nos dijo que no nos podía atender.”

“En gastronomía, un desastre, el resto fue todo hermoso”, indicaron casi al mismo tiempo, apuradas porque se les iba el colectivo al hotel.

La atención es buena en general, pero todo ha sido muy lento en los restaurantes porque estaban llenos”, precisó un joven chileno.

En este aspecto también coinciden un grupo de porteños y bolivianos. “Tardan demasiado en tomar el pedido en los restaurantes, aunque los precios están más baratos que en Buenos Aires”, indicaron los jóvenes.

Para un chileno que suele cruzar seguido la cordillera y visitar nuestras tierras, la perspectiva ha sido distinta. “Vengo dos veces al año y la pasamos bien”, indicó el hombre, mientras terminaba de vaciar un pote de helado. “Los precios están baratísimos, sobre todo en la comida. Los comerciantes están aprendiendo a atender mejor a los turistas”

Otro grupo de chilenos, descansando a la salida de un comercio de cueros, comentaba, no obstante, que “los precios están un poco más caros que antes”. Inflación, como le dicen.

Era una vez, la ciudad más limpia

Víctor Fayad está empeñado en que la ciudad de Mendoza vuelva a tener la limpieza de antaño. Y los turistas, sobre todo aquellos que ya conocen esta ciudad, pueden comparar.

“Hace mucho que no venimos, pero a Mendoza la encontré un poco sucia, muy descuidada las acequias”, contó un rionegrino, mientras esperaba que su familia terminara de realizar las compras. “Pero aún así, está muy grande y linda la ciudad.”

“El lago del parque también está bastante sucio”, se anima a decir la esposa, mientras el hombre deja la caja de vinos en el piso. Se trata de dos parejas que se han hospedado en un hotel y desean saber dónde hay un restaurante con espectáculo musical.  

“Es la primera vez que venimos y la verdad es que es hemosa”, comenta el hombre, llegado desde Quilmes, Buenos Aires. “Lo que conocía era por referencia de otras personas que me contaban que acá la gente desde muy temprano baldeaba las veredas, pero también otras personas me decían que ya no era un ciudad tan limpia como antes. Yo veo las veredas y están sanas, no como allá, pero hay mucha basura.”

“No conocíamos Mendoza” indica una porteña con el mapa en la mano, tratando de saber cómo hace para llegar a Perú y Colón. “En general es muy limpio, pero en todos los lugares turísticos donde hemos estado, en los baños de los restaurantes, por ejemplo, están muy mal y sucios.”

“La hemos pasado bien, no hemos tenido drama”, cuenta el quilmeño, volviendo a tomar la caja de vinos que ya se estaba olvidando en plena avenida Las Heras. “Fijáte, me estoy llevando las bodegas”.

“Todo el país ha cambiado y sería ilógico que Mendoza no cambiara”, comenta su esposa, un poco más calmada. “Nos encantó la Alameda, Villavicencio y la alta montaña. Mañana nos vamos a Cacheuta”, dicen y la caminata les dura poco, porque el olor a pizza los obliga a sentarse en “Un rincón de la Boca”.

Opiniones (7)
24 de septiembre de 2017 | 17:06
8
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 17:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. tienen una mala imagen en bonkey sushi de cumbres hasta hace unas semanas estaba muy nien el sabor de sus platillos eram de primera calidad y hoy la atencion es pesima y no se diga del sabor hasta queman lños rollos y estan dando menos cantidad de lo que dice la carta yo sinceramente ya no vuelvo air en las proximas vacaciones que venca
    7
  2. fui al bonkey de cumbres y me tardaron lmi cena y y salio unseñor que olia muy mal salio de la cocina era ya viejo y dijeron queera el cocinero que imagen verdad sucio ir asi atrabajar aparte no sirven pronto se tardan en la cocina
    6
  3. el restaurant de bonkey sushi de cumbres es negligente en servicio antes era bueno yhoy es deplorable su calidad de comida no tiene sabor y los rollos amargan y se tardan mucho en servir
    5
  4. enbonkey sushi que esta en cumbres dan muy mal servicio se tardan 40 minutos en sefvir y lalimpieza es deplorable el cocinero laba los banos y se vuelve aa ir al cocina apreparar los alimentos y el gerente cuando se le pregunta le responde a uno de mala manera diciendo yo no tengo la culpa sde la ineptitud del personal
    4
  5. Señores, la ciudad está muy limpia, lo que dice Laura es verdad los Baños son un asco, te cobran lo que quieren, el servicio en la gran mayoría es malo y han aumentado sus precios una barbaridad, además no gastan un centavo en nada, ya que el gobieron se encarga de llevarle los turistas hasta la puerta. La otra noche fui a Optimo a tomar algo (No habia nadie en el Resto) y cuando me cobraron la botella costaba $ 40 no $ 35 como decía la carta, la explicación fue muy sencilla " No hemos cambiado los precios en la carta" No importa, no voy más a ese lugar.
    3
  6. Fayad dice que limpia y la mugre va a parar a las acequias, como si no se viera.... y los dueños de los bares no gastan un centavo en la limpieza, los baños son un asco y ellos unos miserables.
    2
  7. No es que el intendente Fayad iba a dar un vuelco en lo que hace a limpieza? Parece que la vida también lo ha vencido. Por qué no logran con los empleados municipales volver a la limpieza histórica? al fin y al cabo ellos no solo son responsables de la suciedad, sino que también eran los responsables de la limpieza. O es que "el dinero a invertir" vuelve a ser el centro del interés?
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'