Marlene Dietrich stand up: el sarcasmo del “ángel azul”

La gran Marlene, uno de los mitos del cine, encarnaba el glamour y el misterio hecho mujer. Inteligente como pocas, la actriz hacía gala de su ingenio tanto en su vida privada como en sus declaraciones públicas. Sus frases y comentarios, plenas de ironía, hacían las delicias de quienes la escuchaban.

Considerada como la novena mejor estrella femenina de todos los tiempos por el American Film Institute, Marie Magdalene Dietrich, llamada Marlene Dietrich (Berlín, 27 de diciembre de 1901 – París, 6 de mayo de 1992), fue una actriz y cantante alemana que adoptó la nacionalidad estadounidense.

La gran Marlene, uno de los mitos del cine, encarnaba el glamour y el misterio hecho mujer. No fue la más bella, pero su personalidad arrolladora y singular carisma la convirtieron en la más hermosa y deseada de su tiempo. Transgresora y liberal, se vestía con trajes de hombre, fumaba en público y era sexualmente provocadora. Fue poseedora del título de “las piernas perfectas”, tanto que fueron aseguradas por un millón de dólares.

Siempre atractiva, las luces y sombras ajustadas se ajustaban a su rostro que tenía una materia prima casi mágica. Se le atribuyeron numerosos romances, entre los que destacan Josef von Sternberg, Jean Gabin, Yul Brynner, Tyrone Powers, Gary Cooper, Specer Tracy, Dolores del Río, Edith Piaf, Greta Garbo y Ernest Heminway, entre muchos otros.

Inteligente como pocas, la actriz hacía gala de su ingenio tanto en su vida privada como en sus declaraciones públicas. Sus frases y comentarios, plenas de ironía, hacían las delicias de los maquilladores, peluqueros y fotógrafos de Hollywood; productores y periodistas disfrutaban rabiosamente de sus dichos. Mientras que su hija María Riva, los padecía, tal como relata en la despiadada biografía de su madre que publicó en 1992.

Aquí, algunas de esas frases maliciosas, provocadoras y cínicas.


"En el fondo soy un caballero".

"Hago que el mar se encrespe. Logro que la jungla arda. Soy una mala influencia”.

“Hubo dentistas que juraban ante la Biblia que me habían arrancado las muelas para dar forma al rostro que admiraba el mundo”.

“Sólo es uno famoso cuando por ello se recibe dinero”.

“Hay una diferencia enorme entre ganar una gran cantidad de dinero y ser rico”.

“Glamour es lo que vendo, es mi acción en el comercio”.

“Me visto para la imagen. No por mí, no para el público, no por la moda, no para los hombres”.

“¿Qué hacer para obtener el Oscar? Interpretar personajes bíblicos, curas, victimas de enfermedades trágicas, ser alcohólico o esquizofrénico. Cuanto más trágico es el problema llevado a la pantalla, mayor oportunidad posees de conseguir un Oscar. Ganar un Oscar no significa nada para mí, se lo cedo a quien lo desee. Los considero uno de los mayores fraudes del siglo”.

"En la vida real, la mayoría de los actores de cine es una decepción. Yo por el contrario, yo soy mejor en la vida real que en las películas”.

“Nunca he disfrutado trabajando en una película”.

“No tenía ningún deseo de ser una actriz de cine, a jugar siempre de alguien más, para estar siempre bella con alguien constantemente enderezándote cada una de sus pestañas. Siempre fue una gran molestia para mí”.

"Cariño, mis piernas no son tan hermosas, pero sé exactamente qué hacer con ellas”.

"A cualquier mujer le gustaría ser fiel. Lo difícil es hallar el hombre a quien serle fiel”.

“Sin ternura, un hombre no es nada interesante”.

"Las mujeres tienen una edad en que necesitan ser bellas para ser amadas, y otra en que necesitan ser amadas para ser bellas”.

“Las mujeres descontentas no aman ni son amadas por mucho tiempo”.

“La mayoría de las mujeres se empeñan en cambiar a un hombre y cuando lo han conseguido, ya no les gusta”.

“En Berlín importa poco si se es hombre, mujer, gato, pájaro o una flor....Hacemos el amor con cualquier cosa que nos parezca atractiva".

"¿Cómo sabes que el amor se ha ido? Si dices que estarás ahí a las siete y llegas a las nueve, y él o ella no ha llamado a la policía todavía, se ha ido”.

"Las únicas personas verdaderamente felices son mujeres casadas y los hombres solteros”.

"Tu amante te dice: ¡Qué hermosa eres, ahora que me amas".

“Ellos siempre buscan meterte la cosa; es todo lo que quieren, si no lo permites en seguida dicen que no les quieres, se enfadan contigo y se marchan".

“La mayoría de los hombres están más interesadas en una mujer que se interese por ellos que en una mujer con piernas bonitas”.

“Una vez que la mujer ha perdonado su hombre, ella no tiene que recalentar sus pecados durante el almuerzo”.

“Un hombre preferiría volver a casa con una cama deshecha y una mujer feliz y no a un lecho recién hecho y a una mujer enojada”.

“Los latinos son tiernos de una manera entusiasta: en el Brasil te lanzan flores y en la Argentina se lanzan a sí mismos”.

“En América, el sexo es una obsesión, en otras partes del mundo es un hecho”.

“El amor que Ernest Hemingway y yo sentimos el uno por el otro fue un amor excepcional, puro, absoluto. Inmediatamente le amé y no he cesado de amarle. A la mañana siguiente de su muerte, yo estaba loca. Me amó con toda la fuerza gigantesca de su ser y yo jamás conseguí igualarle. Todo lo que sus biógrafos han escrito sobre él son estupideces, solía manifestar su alegría constantemente... parecía como si unas pinceladas de luz surgían de su cuerpo para iluminarlos y hacer que nuestros ojos brillasen”.

 “Me rendí a los servicios que Edith Piaf me pedía, sin comprender su terrible necesidad de amor y la serví bien. Me apreciaba e incluso es posible que me amara, pero creo que sólo era capaz de amar a los hombres. Mantuvimos una relación que nada tuvo que ver con el amor. Años más tarde cuando se dedicó a las drogas, dejé de serle fiel.... Abandoné a Edith Piaf como a una niña perdida a la que siempre llevaré en lo más hondo de mi corazón”.

"En política hay que sanar los males, jamás vengarlos”.

"La imaginación exagera; la razón subestima; el sentido común modera”.

"La libertad es la madre de todos los bienes cuando va acompañada de la justicia”.

"¿Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte”.

"Son los amigos que puedes llamar a las cuatro de la mañana los que importan”.

"Si nuestros amigos nos hacen favores, pensamos que nos los deben a título de amigos, pero no pensamos que no nos deben su amistad”.

"Si pudieras marcharte ahora y volver hace diez años."

“Nos reímos de la moda de ayer, pero nos emocionamos con la de antes de ayer, cuando está en vías de convertirse en la de mañana”.

“Me encantan las citas porque es una alegría encontrar pensamientos que una podría tener, bellamente expresados con más autoridad por alguien más sabio que una misma”.

“Si hay un ser supremo, está loco”.

"Encuentro que últimamente, hasta mentirme a mí misma me resulta fácil".

“Yo nunca me he sentido un mito”.

"Mira con la cabeza alta", "la barbilla hacia adelante", "Esto pasará", etc. Todos estos consejos no sirven de gran cosa. Lo importante es colocar una coraza sobre el corazón y rechazar los envites del pasado. No cuentes con la simpatía de los demás, están muy bien felices.... La soledad existe".

“Lo quisimos todo, y lo conseguimos, ¿no es verdad?”

Patricia Rodón

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|08:50
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|08:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016