El fin de la esclavitud cerró una época en América Latina

El fin de la esclavitud se da en América Latina y Estados Unidos por distintos motivos, pero en todos los casos se produjo después de mediados del siglo XIX salvo en Haití, donde la revolución de los esclavos logra en 1804 no sólo independizarse del dominio francés sino la abolición de la esclavitud.

En la mayoría de los países de América Latina la abolición de la esclavitud coincide con la conformación de los Estados Nacionales y la redacción de las Constituciones, en su mayoría en la década de 1850, aunque en Brasil y Cuba recién se logrará en la década de 1880 y en Estados Unidos el fin se sella con la guerra de secesión, en 1862.
 
La idea generalizada acerca de la abolición de la esclavitud es que "el desarrollo del capitalismo lleva a la destrucción del esclavismo de tipo colonial", afirman los especialistas Ciro Cardoso y Héctor Pérez Brignoli en Historia Económica de América Latina.
 
En este sentido, señalan que el proceso de la revolución industrial marcó un camino diferente que hace del trabajo asalariado el centro del desarrollo de la producción y de la tasa de ganancia.
 
Se imponía una nueva estructura económica y social en la que el trabajador pasa a ser independiente y obtiene un salario a cambio de su labor, que le permite mantenerse por sí mismo y consumir -a diferencia del trabajo esclavo o servil- proceso que a la vez estuvo marcado también por condiciones extremas de explotación.
 
No obstante, el trabajo esclavo continuó hasta el presente, aunque en forma marginal y adoptando distintas modalidades, con viejas y nuevas víctimas.



Fuente: Télam. 
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:42
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes