Deportes

Se esperan lluvias para el Gran Premio de Malasia de Fórmula 1

Los pilotos están preocupados, y con razón. "Si llueve de veras, la pista podría quedar intransitable", confesó Nick Heidfeld, del equipo BMW-Sauber, antes de la segunda carrera de la temporada. Mirá un video de lo que sucedió en el Gran Premio de Australia de 2008.

"De llover, las condiciones son imprevisibles. Entonces, habría que contar con la inmediata aparición del coche de seguridad o incluso con la interrupción de la carrera", profetitizó el jefe de Heidfeld, Mario Theissen.

"He oído que han instalado buenas zonas de escape. Eso es magnífico pues las vamos a necesitar", subrayó el piloto británico de Honda Jenson Button. El inglés teme por la seguridad debido a los cambios de reglas, sobre todo por la prohibición del control de tracción, que podría demostrar su importancia en caso de lluvia. "Entonces va a ser un infierno", señaló.

Según los pronósticos, el domingo habrá temperaturas de hasta 33 grados y tormentas. En caso de que durante la carrera comience a llover, tanto los pilotos como los espectadores pueden prepararse a pasarlo mal.

"Entonces habrá aún más trompos", pronosticó Heidfeld, después de que en el primer Gran Premio de la temporada, en Australia, sólo cruzaran la meta siete de los 22 bólidos que tomaron la salida. Y la pista estaba seca.

En asfalto mojado se notará mucho más la falta de los controles de traccion y del freno de motor. "Sin eso, es bastante difícil", dijo el piloto de Williams Nico Rosberg, tercero en Australia.

"Será duro, eso es seguro", opinó asimismo el ganador de Australia y subcampeón mundial Lewis Hamilton. Por lo menos, el calentamiento de los neumáticos resultará algo más fácil en Malaisia debido a las altas temperaturas, comentó el piloto inglés de McLaren-Mercedes.

"Normalmente llueve aquí con gran intensidad. Esto puede complicarlo todo bastante", previno el vigente campeón mundial, el finlandés Kimi Räikkönen. "Hace mucho tiempo que no corro aquí con la pista mojada y por tanto tampoco sé cómo será", dijo el piloto de Ferrari.

Los problemas que el circuito de 5,543 kilómetros, ubicado cerca de la capital malaya -Kuala Lumpur-, planteará a los pilotos incluso con sol radiante quedaron ya patentes hoy en la primera toma de fuerzas. Numerosos pilotos no accionaron con acierto los frenos o patinaron en las curvas.

El alemán Sebastian Vettel, de Toro Rosso, fue a parar a la gravilla y el escocés David Coulthard demolió su Red Bull al topar con el bordillo.

Pero incluso los autos sufrieron en la "sauna" de Sepang: el motor del segundo Red Bull, el del australiano Mark Weber, dejó pronto de funcionar. Al BMW-Sauber del polaco Robert Kubica tuvo que cambiársele la caja de cambios y el Force India de Adian Suril quedo parado durante el entrenamiento.

"Será una lucha por sobrevivir", vaticinó el piloto alemán aludiendo a la carrera del domingo, donde el caos podría ser de nuevo el protagonista.

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:23
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016