Deportes

En casa, Independiente derrotó a Atlético de Rafaela

El Rojo le ganó 2 a 0 a la Crema en el Libertadores de América y volvió a cosechar de a tres en el torneo Clausura. Facundo Parra y Fabián Parra marcaron para el equipo de Cristian Díaz. Entrá y mirá las conquistas.

Independiente venció 2-0 a Atlético de Rafaela en el estadio Libertadores de América y cerró con una sonrisa una semana complicada debido a las varias bajas por diferentes lesiones musculares. El renacer en el inicio del segundo tiempo y la actitud amarrete del visitante (está en zona de Promoción) fueron las claves del éxito del Rojo, que se recuperó de la goleada sufrida ante Colón en Santa Fe y salió del fondo de la tabla.

No obstante, no fue un buen arranque el del Rojo, que exhibió problemas en la cobertura de las bandas. Carrera y Castro se metieron a espaldas de Monserrat y Pérez, y generaron dolores de cabeza. Rafaela tuvo la primera gran chance a los 9, cuando Carrera metió una diagonal y quedó mano a mano con Gabbarini. El tenue remate del ex Arsenal le facilitó la tarea al mendocino.

Lo que le faltó a la Crema fue constancia para explotar la falencia de su rival. Por lo tanto, Independiente creció en confianza con el correr de los minutos. Con los centros de Patito Rodríguez y la velocidad de Villafáñez, el local se arrimó al arco de Sara. Con más ganas que profundidad, con abuso de imprecisiones y varios toques intrascendentes. Antes del descanso, Parra derrochó el primer gol al no poder conectar un centro de Monserrat.

El único cambio para afrontar el segundo tiempo fue el ingreso de Fredes por el errático Pérez. A partir de esa variante, Independiente mejoró  y aparecieron los circuitos de juego. Patito y Villafáñez encontraron un organizador para tejer jugadas. A los 5 avisó Fredes con un tiro a colocar. Enseguida lo tuvo Monserrat, pero Sara le dijo que no. Y a los 11 llegó el premio merecido: Parra recibió una asistencia de Patito y, luego de acomodarse, sacó un remate rasante que infló la red.

La actitud cautelosa de Rafaela, que paró su 4-4-2 en campo propio, le generó más entusiasmo al Rojo. Carignano y Gandín quedaron aislados y totalmente desconectados, mientras que Fissore y Serrano se pararon muy cerca de los zagueros. En un contragolpe letal comandado por Patito Rodríguez por izquierda, Villafáñez estuvo muy cerca de poner el segundo gol con una pirueta. Fueron minutos de fútbol fluido e ilusión a flor de piel para un Independiente más dinámico y entusiasta.

La defensa del Rojo no tuvo problemas para contener los insípidos avances de la Crema, luego de los 25. El segundo del local siempre estuvo más cerca que el empate. El que se encargó de confirmar esto fue Monserrat, quien clavó un golazo a los 34. El juvenil, apañado por Díaz, se llevó todos los merecidos aplausos por su entrega y su obra de arte. También recibieron ovaciones Parra y Villafáñez, dos que entraron por las lesiones ajenas y rindieron. El 2-0 fue una palmada en el hombro del Rojo y un empujón para Rafaela hacia el abismo.

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 06:52
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 06:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes