"La Dama de Hierro": la fugaz ficción del hundimiento al Belgrano

La película biográfica sobre Margaret Thatcher, protagonizada por Meryl Streep, elige el ataque al buque Belgrano como hecho histórico clave del conflicto de Malvinas. Una visión cinematográfica ligeramente simplista, pero que pone al descubierto la magnitud de un hecho que le costó a la madataria el título de criminal de guerra.

Los realizadores de la película “La Dama de Hierro”, protagonizada por Meryl Streep, en su intento de ilustrar una mandataria intransigente en sus dictámenes, no vacilaron al elegir un suceso histórico clave en la Guerra de Malvinas. El hundimiento del Buque ARA Belgrano el 2 de Mayo de 1982 le costó a la Primer Ministro la acusación de criminal de Guerra y quedó instaurado en la Historia Argentina como un mensaje claro: Inglaterra es poderosa y su brazo no se tuerce.
 
La escena es clara y concisa: Margaret reunida con la plana mayor británica se encuentra en una disyuntiva: hundir el Belgrano o mostrar indulgencia. El buque argentino se encontraba fuera de la zona de exclusión demarcada por el propio gobierno británico y no significaba un gran peligro para las fuerzas británicas. Los bandos, en la escena, son opuestos: mientras un militar le asegura a Thatcher que una ofensiva mandaría un mensaje claro de advertencia, una voz en la otra punta de la mesa le sugiere: un ataque de esa magnitud podría verse mal a los ojos de los organismos internacionales.

La cuestión que merecía el debate era la fina línea que separaba un embate justificado por la seguridad de las filas británicas y una embestida fatal por demostración de poder. Margaret no se inmuta y tras varios segundos de incertidumbre, dispara: "Húndanlo".

La consecuente represalia por la muerte de 323 marinos argentinos (saldo que dejó el hundimiento del Buque Belgrano, el 2 de mayo de 1982) no se hizo esperar, al menos no en la ficción: una Thatcher abatida mira en las noticias televisivas el rescate de los cuerpos del Sheffield, el buque inglés alcanzado por un misil argentino el 4 de mayo.

El conflicto bélico sólo es representado en la película con un puñado de escenas relámpago, donde la mandataria defiende acérrimamente la ofensiva y no acepta bajo ninguna instancia los acuerdos de paz que se le acercan desde organismos de todo el mundo. Se dice y se repite, como recurso para fortalecer la idea, que Margaret consideraba a los argentinos como "fascistas" y que la guerra continuaría su curso, sin importar las pérdidas humanas.

La visión simplista de una pieza clave de la historia argentina que propone “La Dama de Hierro” utiliza recursos cinematográficos enlatados, de la “vieja escuela”, casi rozando las frases hechas y cuya narrativa marcha sobre un guión con goteras. 

El fin de la guerra y la victoria de Inglaterra introducen la bonanza: la ofensiva neoconservadora del Gobierno británico postuló las políticas necesarias para acompañar el auge económico del país. Mano a mano con su par estadounidense Ronald Reagan, Thatcher siguió con la práctica de medidas polémicas, pero funcionales a la coyuntura: baja inflación, pequeño estado y el libre mercado a través de un estricto control de la oferta monetaria, la privatización y las limitaciones en el movimiento obrero.

"Maggie" a la defensiva: el video que justifica el ataque

El hundimiento del ARA General Belgrano no fue y no es aceptable para todos los británicos como muchos creen (generalmente a causa de los comentarios en YouTube). El "Fantasma" del Belgrano persiguió a Thatcher durante muchos años incluso mucho después de que terminó su carrera política generalmente por parte de sus opositores y por cadenas de prensa independientes como la BBC.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|01:24
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|01:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016