Deportes

Sin Messi ni Ronaldinho, Barcelona perdió con Valencia por la Copa del Rey

El Valencia se clasificó hoy para la final de la Copa del Rey al vencer por 3-2 al Barcelona después de un partido extraño y loco, más emocionante que bueno, y en el que los dos equipos evidenciaron su actual estado de nervios.

Tras el empate a un tanto conseguido en la ida en Barcelona, el Valencia llegó hoy al descanso con la ventaja de los goles de Rubén Baraja y Mata. Thierry Henry redujo distancias, Mata logró el tercer gol para los locales y Samuel Eto'o hizo el segundo tanto azulgrana, que no sirvió.

El Barcelona acudió al partido tras un mes fatídico en el que acumuló dos derrotas y un empate en la Liga española que le alejaron del liderato. Además, durante la semana se vivió un episodio más del "caso Ronaldinho", que terminó con la ausencia del brasileño en Mestalla. Son signos de una crisis que se vio alimentada con su fracaso en Valencia.

El club local no anda mucho mejor, con una tremenda crisis en todos sus estamentos, pero le queda orgullo. Aplicó sudor ante el Barcelona, un argumento que parece suficiente para desestabilizar a un equipo como el catalán, tan triste en estos días.

El Valencia, amparado en el buen resultado de la ida, tenía un plan claro: juntarse atrás, taponar la zona de creación del rival y sali rápido al contraataque. El Barcelona, por el contrario, no tenía ningún manual.

El Barcelona sumó su primera oportunidad a los tres minutos, con un saque de esquina, un remate de Gabriel Milito y la cabeza salvadora de Maduro, que despejó al larguero, salvando el gol de los visitantes. Fue la ocasión más clara del Barcelona en toda la primera parte.

El Valencia no se descompuso y se adelantó en su primera ocasión clara, que llegó a los 17 minutos. El Barcelona despejó blando y Rubén Baraja conectó un tremendo disparo de zurda desde 25 metros que entró junto a la escuadra izquierda del portero Víctor Valdés. El estadio de Mestalla liberó buena parte de la tensión acumulada esta temporada y gritó hasta quedarse afónico.

El gol vino a asentar la propuesta de los locales, que jugaron muy cómodos, muy bien sujetados en la zaga por Raúl Albiol. Pero el Barcelona puso todo de su parte para facilitar la labor del rival. Sólo Andrés Iniesta y Bojan propusieron cosas diferentes. El resto de jugadores dimitió por completo. Al Barcelona sólo le quedaba algún disparo suelto desde lejos, como un buen lanzamiento de Abidal. Muy poco.

El Valencia se marchó al descanso con ventaja 2-0 sin necesidad de jugar bien, lo que habla muy mal del Barcelona. El segundo gol llegó justo antes del descanso, con un contraataque muy mal defendido por los visitantes. Villa aprovechó una confusión dentro del área y Mata remató a placer.

Frank Rijkaard, el técnico del Barcelona, actuó tras el descanso y situó en el campo de Thierry Henry, que es suplente en este Barcelona. El cambio no tuvo efectos a corto plazo, pues su equipo siguió jugando mal, aunque el francés devolvió vida al Barcelona.

A los 72 minutos, Sylvinho progresó por la banda izquierda y Henry conectó un precioso cabezazo que entró junto al palo izquierdo de Timo Hildebrand. El Barcelona estaba a un gol de la eliminatoria, aunque ese primer atisbo de reacción apenas duró unos segundos.

Porque el Valencia marcó el tercer gol enseguida después, en el enésimo regalo de la defensa azulgrana. David Silva tuvo todo el tiempo del mundo para centrar desde el lado derecho y Mata conectó una bonita volea, que hizo inútil el esfuerzo de Valdés. Mestalla respiró otra vez mientras el Barcelona se tiraba de los pelos.

Para entonces, el partido era una pura locura, como corresponde a dos equipos que atraviesan un tremendo estado de nervios. Y el Barcelona regresó a la pelea a diez minutos del final, cuando Samuel Eto'o aprovechó un rebote para entrar solo en el área y conectar un potente remate. El Barcelona volvía a estar a un gol de la final.

Ronald Koeman, el criticado entrenador del Valencia, envió un claro mensaje a su equipo al quitar del campo a Mata y situar al defensor Caneira. El equipo local se preparaba para atrincherarse para proteger el resultado.

El Valencia defendió con todo y al Barcelona le faltó juego para romper el muro rival, como en todo el partido. El Valencia jugará el 16 de abril la final de la Copa del Rey ante el Getafe tras nueve años de ausencia. Por contra, el Barcelona se despide del primer título de la temporada.

FICHA DEL PARTIDO:

VALENCIA: Hildebrand; Miguel, Albiol, Marchena, Moretti; Baraja, Maduro, Silva (Banega, m.75); Joaquín (Arizmendi, m.64), Mata (Caneira, m.83) y Villa.

BARCELONA: Valdés; Zambrotta (Edmilson, m.81), Puyol, Milito, Abidal (Sylvinho, m.61); Touré (Henry, m.51), Gudjohnsen; Iniesta, Bojan y Eto'o.

GOLES: 1-0, m.17: Baraja. 2-0, m.44: Mata. 2-1, m.72: Henry. 3-1, m.73: Mata. 3-2, m.80: Eto'o.

ARBITRO: Mejuto González. Mostró tarjetas amarillas a Baraja (m.37), Gudjohnsen (m.47), Arizmendi (m.75) y Villa (m.90).

CAMPO: Mestalla.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:10
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic