"Oficio de búhos", el nuevo libro de Liliana Bodoc

Después de la Saga de los Confines, la autora propone los Relatos de los Confines, en los que la lucha por el poder se desarrolla en tiempos de paz, o mejor, de esa tensa paz que llega tras las guerras.

Una vez concluidas las guerras, llega el momento para la política. Y en el caso de las tierras de los Confines, no puede venir más que de la mano de Liliana Bodoc, quien acaba de publicar Oficio de búhos (Suma de Letras).

Después de la Saga de los Confines, Bodoc propone los Relatos de los Confines, en los que la lucha por el poder se desarrolla en tiempos de paz, o mejor, de esa tensa paz que llega tras las guerras.

Nuevos aliados de Mesáianes, ministros ávidos de poder, traiciones. En Oficio de búhos el eje está puesto en ese tiempo posterior al triunfo en el que hay que construir un mañana.

Estructurado en relatos (ya no en capítulos) y de manera que los tiempos y los espacios se quiebren, se interrumpan o sean consecutivos y con una búsqueda lírica más intensa, Oficio de búhos es más que la cuarta parte de una historia. Si bien es, indudablemente, consecuencia de la Saga de los Confines, puede perfectamente independizarse de ella y encaramarse como individuo, como propio de una nueva etapa. Entonces, es tal vez un exceso decir que no continúa el relato de la Saga, pero a la vez es quitarle personalidad el mantenerlo estrictamente ligado, pues, como ya se dijo, tiene elementos narrativos (además de nuevos personajes), recursos y búsquedas que la distancian.

Conversación con la gran Nubera

A propósito de la publicación de Oficio de búhos, MDZ Online se comunicó con Liliana Bodoc, y en una conversación simple y espontánea, como no puede ser de otra manera viniendo de una nubera.

“Es una propuesta que tiene que ver con la Saga pero es otra cosa”, comenzó diciendo Bodoc sobre Oficio de búhos, y, fiel a su estilo sincero, reveló: “Yo tenía miedo, por eso demoré tanto en escribirlo. Volvía para atrás, volvía a corregir, no sabés la cantidad de relatos que hubo, a muchos los borré, otros nunca más nadie los leerá”.

La autora también explicó que el proceso de elaboración de este libro fue muy distinto a los de la Saga y que mucho influyó en eso la necesidad de encontrar una nueva forma de decir y seguir adelante con la historia de los Confines. “Pasaron los años [casi diez desde la aparición de Los días del Venado] y la verdad es que el imaginario de la Saga volvíó a convocarme de alguna manera, pero tenía todo ese miedo, el miedo de volver a lo mismo, el miedo de la repetición mediocre, la repetición comercial, así que fue un proceso de ida y de vuelta, de pensar si seguiría con los mismos personajes, si habría otros, que de hecho, claramente, elegí esa opción, porque se abren otros mundos, así que fue un proceso de mucha discusión conmigo misma y hasta con mi ética. No la concebí como una cuarta parte. Sí como esta cosa de relatos, de fragmentos, de mundos aledaños que andan por ahí, pero nunca como una cuarta parte orgánica”, detalló.

En Oficio de búhos, además de todo lo anterior, pueden destacarse tres aspectos: una búsqueda de una lírica más intensa, una propuesta que, desde lo que se dice y lo que no se dice, relata historias que abren puertas que no necesitan cerrarse para consolidar la trama y un recurrir a la simbología bíblica que en la Saga no se había manifestado y que, por el contrario, la autora parecía evitar.

“Mi preocupación por el lenguaje crece conmigo, y estoy cada vez más convencida de que la literatura es un cómo se dice mucho más que un qué se dice, y no estoy hablando de un no compromiso con el sentido de las cosas, ni siquiera de un no compromiso humano y político, pero creo que eso tiene que transformarse en cómo se dice, entonces ando un poco obsesionada con eso”, comentó Bodoc al consultarla sobre el uso de una lírica que aproxima aún más al libro a la épica clásica.

En cuanto a la multiplicidad de relatos que se disparan y dejan infinitas sendas por las que transitar, Bodoc resumió que “de alguna manera lo dice el narrador, Nakin de los Búhos: cuando uno cuenta una cosa, necesariamente se abren muchas otras, por las dos opciones, por la de que nunca vuelva a escribir nada más de la Saga o por la posibilidad de encontrar otra manera nueva de escribirla. Quién sabe, pero ya no necesariamente será lo mismo”.

Por último, en cuanto a la referencia a las historias de la Biblia, la escritora fue muy clara: “Pasó acá una cosa que no había pasado en la Saga, que es que se coló la simbología bíblica. Y yo la dejé entrar, me pareció que podía, y por qué no, si después de todo tiene que ver con la historia de todos, con la mía personal, que tengo una relación entrañable con Jesús ser humano”.

A los fanáticos de la Saga, a quienes nunca se aproximaron, a quienes buscan nuevos mundos y un relato que los lleve más allá de los confines de la realidad. A todos está destinado Oficio de búhos, un libro que marca, como ya lo hizo Los días del Venado, un nuevo punto desde el cual comenzar a transitar la aventura en otros mundos.

Alejandro Frias, en Twitter @FriasAle

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|21:32
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|21:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016