Deportes

Independiente cayó goleado en Santa Fe

Como visitante, el conjunto de Cristian Díaz perdió duramente ante Colón por 3 a 0. Ernesto Chevantón, Iván Moreno y Fabianesi y Lucas Mugni convirtieron para los dueños de casa. Reviví las máximas emociones del partido.

Independiente perdió por 3-0 contra Colón de Santa Fe como visitante y volvió a descender al infierno del que se había escapado gracias a las victorias contra Boca y Belgrano. El equipo de Cristian Díaz se deshilachó luego del primer gol del Sabalero y su rival lo golpeó con contundencia en cada una de las chances que tuvo en el complemento.

El duelo arrancó a puro vértigo porque ambos transitaron el mediocampo con velocidad. El Sabalero dañó a través de la dinámica del uruguayo Chevantón, que avisó con un tiro libre y un remate por arriba luego de recibir de Graciani. Por su parte, el Rojo logró herir con las gambetas de Patito Rodríguez por la izquierda. Farías y Vidal, los puntas, intentaron retrasarse para levantar paredes con el mediocampista.

Precisamente, el Patito tuvo la chance más clara de su equipo en el periodo inicial a los 16: penetró a puro slalom y no pudo con el achique de Pozo. El duelo estaba parejo y, paulatinamente, el visitante empezaba a torcer la pulseada a su favor. Sin embargo, el que festejó antes del descanso fue su rival. Chevantón se vio beneficiado luego de un rebote, se acomodó en el área y puso la pelota pegada al palo.

La lluvia se profundizó durante todo el complemento y se transformó en un protagonista adicional de la tarde. Cristian Díaz no supo subsanar el problema de Independiente por la izquierda, donde no hubo ayuda de Fredes hacia Ferreyra. El Sabalero, picante con Graciani por la derecha, llegó al segundo a través de un remate de Moreno y Fabianesi que se desvió en Velázquez y descolocó a Rodríguez.

Independiente se desarmó definitivamente luego del gol del Gallego y comenzó a caminar por la cornisa. El resbalón que terminó con caída al vacío llegó a los 15, cuando Mugni puso el tercero. Segundo antes, Velázquez había perdido ante la presión de Chevantón e Higuaín abrió rápido hacia la izquierda para la entrada del juvenil, que definió ante una floja respuesta del arquero Rodríguez.

No se entendió el ingreso de Vallés por Vidal, en un momento del partido donde al Rojo no le quedaba otra alternativa que atacar y descontar. Quizás fue una forma de balancear al equipo luego de la entrada de Benítez por Ferreyra, aunque de todas maneras la apuesta de Díaz no funcionó. Los problemas se potenciaron a los 33 con la expulsión de Pellerano, reemplazante de Godoy. Colón revivió en el Cementerio y mandó al Diablo a su infierno ardiente.

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 08:07
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 08:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes