Deportes

Bolton dejará elegir a sus jugadores si juegan o no

Una semana después del colapso del jugador de origen congoleño Fabrice Muamba en el césped de White Hart Lane, cada uno de sus compañeros del Bolton decidirá si se siente con ánimos para saltar al campo en el partido frente al Blackburn Rovers del sábado.

"Va a ser difícil. Nuestros pensamientos están con Fabrice. Estamos pendientes de su recuperación. Nunca le pediría a nadie que jugara si no se siente con fuerzas", afirmó el entrenador escocés.

Muamba, de 23 años, estuvo "muerto" durante 78 minutos, según el médico del Bolton, Jonathan Tobin, e ingresó en estado crítico en la unidad de cuidados intensivos del Chest Hospital de Londres el pasado sábado 17.

Los cardiólogos que le han atendido han constatado en los últimos días diversos signos de mejora en el jugador, que ya respira sin asistencia mecánica y habla con sus familiares, si bien han advertido de que le espera un "largo recorrido" hasta que se reponga por completo.

"Es sorprendente el progreso que ha hecho, hasta dónde ha logrado llegar, pero no podemos olvidar que sigue en cuidados intensivos y que todavía está grave", recalcó el entrenador del Bolton.

Coyle, que se quedó en el hospital junto a Muamba durante las primeras horas de su ingreso, afirmó que ningún jugador le ha comunicado hasta el momento que se sienta sin fuerzas para saltar el campo el sábado y apuntó que "hay un momento en el que hay que seguir adelante y continuar con los partidos".

El duelo de Copa de Inglaterra (FA Cup) entre el Bolton y el Tottenham en el que el centrocampista sufrió un paro cardíaco quedó suspendido en el minuto 41, cuando el marcador reflejaba un empate a uno, y aplazado hasta una fecha todavía por confirmar.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 15:29
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 15:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María