Deportes

Vélez derrotó al Deportivo Quito y está casi clasificado

El conjunto de Ricardo Gareca le ganó agónicamente 1 a 0 al conjunto ecuatoriano y prácticamente se aseguró su clasificación a la próxima etapa de la Copa Libertadores de América.

Vélez Sarsfield derrotó a Deportivo Quito de Ecuador por 1 a 0 en el estadio José Amalfitani y se afirmó en la punta del grupo 7 de la Copa Libertadores 2012, con 9 unidades. Juan Manuel Martínez convirtió a los 43 minutos del segundo tiempo.
Vélez Sarsfield consiguió este jueves un valioso y agónico triunfo, de local, sobre Deportivo Quito, de Ecuador, por 1 a 0, y de esta manera afianzó su liderazgo, en el inicio de la cuarta fecha del grupo 7 de la Copa Libertadores de América.

El gol del conjunto de Liniers lo convirtió el delantero Juan Manuel Martínez, a los 43 minutos del segundo tiempo.

Con esta victoria, Vélez llegó a 9 puntos y extendió a cinco la diferencia respecto de sus escoltas Deportivo Quito y Chivas de Guadalajara, de México, y a seis sobre Defensor Sporting, de Uruguay, aunque éstos dos últimos aún deben jugar su cotejo, por la cuarta jornada, el miércoles 28, a las 19.45, en Montevideo.

Los primeros 15 minutos fueron todos del conjunto local, ya que asumió el protagonismo, mostró solidez defensiva, salida por las bandas, orden y mucho criterio en la mitad de la cancha. Además también exhibió un preciso dominio de la pelota en la zona de gestación del juego y varias chances de gol.

Primero le anularon un gol legítimo a Augusto Fernández por una inexistente posición adelantada (9m.), luego hubo un remate de Sebastián Domínguez que dio en el palo; después un tiro libre de Federico Insúa se fue muy cerca del poste derecho (11m.); y finalmente un cabezazo de Mauro Obolo, que hizo lucir a Marcelo Elizaga, ex Lanús, (12m.).

Todo esto se generó a partir de las proyecciones de Fabián Cubero por la derecha y Emiliano Papa por la izquierda, el despliegue de Fernández en el mediocampo, la movilidad de Insúa en posición de diez, el desborde de Martínez y la peligrosidad de Obolo.

Pero a la vez apoyado por los dos centrales, Domínguez (mereció la roja por una trompada a un rival en el segundo tiempo) y Fernando Ortiz, y los otros dos volantes, Víctor Zapata y Francisco Cerro, en la contención.

Sin embargo, con el transcurrir de los minutos, el conjunto que dirige Ricardo Gareca perdió volumen de juego y sorpresa, aunque nunca dejó de gravitar en ataque.

Este "descanso" que se tomó Vélez, fue aprovechado por Deportivo Quito, que primero se adelantó en el campo de juego y luego hasta se animó en ataque.

Matías Alustiza, ex Chacarita y Arsenal, sacó un remate bárbaro, que encontró una buena respuesta de Marcelo Barovero (23m.).

Esa fue una señal de alarma para el equipo local, pero sólo eso, ya que nunca resignó su protagonismo ni mucho menos dejó de lado su vocación ofensiva.

Pero recién volvió a poner en "aprietos" al fondo del conjunto de Carlos Ischia, ex técnico de Vélez y Boca, con una "patriada" de Domínguez, cerca de la media hora de juego, y con un mano a mano de Insúa, a quien Elizaga atoró (41m.).

La segunda etapa no varió demasiado respecto de la primera: un Vélez volcado en ataque y un Deportivo Quito replegado y a la espera de algún contraataque, vía Alustiza, su mejor carta ofensiva.

Pero con el transcurrir de los minutos, el reloj se convirtió en el principal enemigo del equipo local, que además lució impreciso en los metros finales.

Sin embargo, a los 11m. tuvo el gol en los pies de Insúa, pero otra vez se lució Elizaga y en el rebote Cubero estrelló su remate en el palo izquierdo; y después a los 17m. con un disparo de Obolo que otra vez encontró una estupenda respuesta del arquero argentino.

Vélez, que mejoró porque volvió a atacar por las bandas, estaba cerca del 1-0, pero en una réplica nuevamente Alustiza, de gran partido, exigió a Barovero (18m.).

Más allá del cero en el marcador, el conjunto de Liniers no se resignaba, atacaba sistemáticamente -más por el sector izquierdo-, pero no le alcanzaba.

Sobre el final, Domínguez mereció irse expulsado por darle una trompada a un rival. Ese era el signo más notorio de la desesperación.

Y Deportivo Quito tuvo alguna que otra chance para ganarlo, pero apareció Barovero.

Un remate y un cabezazo de Martínez se encontraron con Elizaga. Pero el "Burrito" tenía guardado un "cartucho" más: a los 43 minutos, quedó mano a mano con el arquero rival y liquidó un partido complícadisimo.
 
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
4 de Diciembre de 2016|13:20
2
ERROR
4 de Diciembre de 2016|13:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es imposible jugar con equipos así. Destructores del buen fútbol. Por eso este estupendo deporte se convirtió en la mierda actual. Diez huevones atrincherados atrás y tirar pelotazos a ver si alguien los agarra. AGUANTE EL FORTÍN
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016