Ya no se acentúa la soledad

¿Capricho de la Real Academia? ¿Moda facilista? La lingüista Nené Ramallo nos explica por qué el vocablo "solo", sea adjetivo o sea adverbio, nunca lleva tilde. ¿Vos qué opinás? Votá en la encuesta.

Varias veces, a través de esta página, hemos mencionado las modificaciones que, en materia de ortografía, ha introducido la Asociación de Academias de la Lengua Española, de la que forman parte la Real Academia Española y la Academia Argentina de Letras. Estas modificaciones quedaron consignadas en una obra publicada a fines de 2010, bajo el título de Ortografía de la lengua española.

Hay bastantes cambios y uno de los ámbitos en donde ellos se advierten es en el de la acentuación. Precisamente, en estos días y en ocasión de los titulares relacionados con nuestra Fiesta de la Vendimia, hubo varios usos del adverbio ‘solo’.

Si nos atenemos a lo que aprendimos en nuestras clases de ortografía en la escuela primaria y secundaria, este adverbio, equivalente a ‘solamente’, debía tildarse, con lo cual se distinguía de su homónimo, el adjetivo ‘solo’. Esa regla se nos quedó grabada a fuego; sin embargo, debemos tener cuidado porque la norma de acentuación, con el transcurso de los años, ha ido variando.

En efecto, ya en la versión de la ortografía del año 1999, se daba la opción de no tildar el adverbio ‘solo’, salvo que con la tilde se salvaran situaciones de ambigüedad. Entonces, por ejemplo, si se escribía la oración “Pedro vino solo al baile” o “Él se quedó solo un mes”, había que marcar, a través de la tilde, las diferencias de sentido pues, evidentemente, había allí doble posibilidad de interpretación: “Pedro vino sin compañía al baile” o “Pedro vino únicamente al baile”; en el segundo caso, ocurría otro tanto: “Él se quedó en soledad un mes” o “Él solamente se quedó un mes”. Allí, en los dos casos, si se quería indicar las segundas opciones, siempre sustituibles por ‘solamente’, se debía tildar, para no caer en doble interpretación.

En diciembre de 2010, nos sorprendió la noticia: el vocablo ‘solo’, ya en función adjetiva, ya en función adverbial, NO debe tildarse y, si se presenta el riesgo de doble interpretación, habrá que recurrir a medios léxicos para evitarla. Entonces, no tildaré el vocablo en oraciones de interpretación unívoca como “Me queda solo una materia” o “El cajero solo entrega billetes de cien”, en donde no hay más que una interpretación. En cambio, en oraciones como “Mi hermanito estudia solo esa materia”, deberé evitar la ambigüedad ampliando la redacción: “Mi hermanito estudia solo, sin ayuda, esa materia” o “Mi hermanito estudia solo esa materia porque es la única que le agrada”.

¿Capricho de la Academia? ¿Moda facilista? Ni una cosa ni la otra: se corrigió,  con la supresión de la tilde, una incoherencia de larga data. En primer lugar, porque con la tilde se violaba la regla de tildación de las graves; en segundo lugar, porque en el sistema había otros casos de términos homófonos, como ‘seguro’, adjetivo, y ‘seguro’, adverbio, que nunca se diferenciaron por la tilde. Así, en los ejemplos “Con la custodia, él se siente seguro” y “Mañana seguro pagan el sueldo”, jamás vimos que el adverbio ‘seguro’, equivalente a ‘seguramente’, se tildara. Entonces, para guardar coherencia, tampoco se aplica la tildación al caso de ‘solo’, adjetivo o adverbio.

Cerramos, entonces, con la siguiente conclusión: el vocablo ‘solo’, ya adjetivo, ya adverbio, NUNCA SE TILDA: “El anciano se hallaba tan solo que daba pena” y “Se puede regar solo de noche”.

* Nené Ramallo es la directora del Departamento de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; es lingüista, especialista en dialectología.

Opiniones (6)
10 de Diciembre de 2016|23:27
7
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy claras e interesantes tus observaciones, Nené. Como siempre! Sin embargo, sorprenden los resultados de la pregunta- encuesta del final. Más de la mitad de los que han respondido insisten en mantener la tilde cuando es adverbio. Señal de que las enseñanzas dadas en su momento nos marcan a fuego después. Insisto por ello en cuidar mucho lo que se enseña en las escuelas, pues quedará grabado en las mentes y en los hábitos de los alumnos.
    6
  2. Yo la seguiré escribiendo como me enseñaron, con acento si puede ser reemplazada por "solamente" y sin acento en el caso contrario. De todas formas gracias Nené porque es bueno conocer opiniones diferentes.
    5
  3. No estoy de acuerdo con la autora de la nota, que es tendenciosa en el sentido taxativo de que no se permite jamás el acento sin mencionar la permisividad de la academia, como surge de las respuestas que la misma academia informa en su pagina web www.rae.es en la sección consultas linguísticas - preguntas frecuentas punto 5 que dice los siguiente: a partir de ahora se podrá prescindir de la tilde en estas formas incluso en casos de ambigüedad. La recomendación general es, pues, no tildar nunca estas palabras. Está claro que "se podrá prescindir..." y "la recomendación general... " no implica la prohibición definitiva a que hace referencia la autora de la nota. Con estas interpretaciones de supuesta autoridad, sesgadas y parciales también se va construyendo la lengua de una manera policíaca, facilista, ingenua, sumisa, resignada y exageradamente obediente, algo contrario a la esencia díscola que toda lengua debería tener y que en todo caso la misma academia está autorizando.
    4
  4. Muy bueno este artículo sobre " Solo "; ahora quisiera saber si " Sino " se escribe separado o de manera contraria. Tabién otra pregunta: luego de las comillas la o las palabras comienzan con minúscula o mayúscula. Gracias.
    3
  5. Muy bueno este artículo sobre " Solo "; ahora quisiera saber si " Sino " se escribe separado o de manera contraria. Tabién otra pregunta: luego de las comillas la o las palabras comienzan con minúscula o mayúscula. Gracias.
    2
  6. Me parece exelente el artículo y los anteriores publicado. Siga adelante Nené...Oscar
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic