Levantaron el piquete en la Destilería de Luján de Cuyo

Los manifestantes y el fiscal Gonzalo Nazar llegaron a un acuerdo momentáneo. El lunes viajarán tres representantes a Buenos Aires para discutir la situación con el subsecretario de Combustibles de la Nación, Alejandro Rodríguez.

Esta fue la cuarta vez en la que los “ypfianos” les cerraron las puertas a la Destilería, cortando la entrada y salida de camiones. Con casi 13 horas de piquetes, los protestantes llegaron a un acuerdo momentáneo de terminar con esta medida de fuerza. Sin embargo, todavía no tienen una respuesta al problema.

Cuatro ex trabajadores se habían encadenado al portón de la entrada a la Destilería, y el resto, debajo de una carpa improvisada seguía con la protesta, amenazando con dejar a la provincia sin combustible para Semana Santa.

El fiscal Gonzalo Nazar arribó al lugar con una nueva propuesta a nivel nacional. En caso de no aceptarla, para las 14, debía dar la orden de desalojo. Con comunicación constante con el subsecretario de Combustibles de la Nación, Alejandro Rodríguez, se pudo terminar con la medida de fuerza.

El funcionario les propuso el pago de 3 viajes para que delegados de los ex trabajadores de YPF puedan juntarse con él en Buenos Aires. El próximo lunes partirán tres de ellos a Capital Federal para el martes recién sentarse a discutir cuál es la oferta que desde Gobierno le acercan.

Según explicó Oscar Landeiro, esta fue la primera vez en la que algún representante de gobierno desea sentarse a esclarecer el asunto.

En el lugar, a los manifestantes los acompañaba un móvil policial que custodiaba todo lo que sucedía. “Sólo somos 4 uniformados, y lo que estamos haciendo es por sobre todas las cosas resguardar la integridad física de los manifestantes. No se ha pensando en reprimir ni nada de eso”, destacó el comisario general Juan Trombatore.

El reclamo sigue siendo el mismo. “Mirános, somos todos viejos que buscamos que se nos devuelva lo que nos deben”, destacó Landeiro. Los trabajadores reclaman el pago de una deuda estatal de la época de Carlos Menem en la presidencia. De acuerdo con las palabras de los propios manifestantes, son 3.500 empleados a los que se les debe 155 mil pesos por las acciones compartidas en la privatización de la empresa. A esto se le suman 9 mil dólares por daños y perjuicios, debido a la demora del fallo.
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 20:41
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 20:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Grande Nazar!
    1
En Imágenes