Los editores españoles "se salvan" en Latinoamérica de la crisis

La caída de ventas de libros en España obliga a las editoriales a apostar por el mercado latinoamericano. Antes, las librerías de Argentina, Chile, México o Colombia suponían el 15% de la facturación de los editores españoles. Ahora, se duplica hasta llegar al 30%.

Miremos el panorama del sector del libro de una España en crisis. Cada vez se publican más ejemplares, pese que caen las ventas, pese a que aumentan las devoluciones de las librerías y pese a que la visibilidad de una novela apenas dura un mes en la mesa de novedades. 

Así, no es extraño que los pequeños y medianos editores de nuestro país hagan las maletas, compren un billete de avión y apuesten por buscar en Latinoamérica su particular El Dorado. Lo que no venden en casa, quizás lo podrán vender fuera. Es la misma estrategia de diversificación que realizaron las grandes multinacionales españolas.

“En los últimos dos años, Latinoamérica ha sido el paracaídas de los editores españoles. Y cuanto más apuestas por aquellos mercados, más ventas realizas, por puro principio de Arquímedes”, explica Manuel Vila, director comercial de la editorial Siruela.

Y así es. Antes de la crisis, los sellos editoriales facturaban en España el 80% de su catálogo vivo y apenas entre el 15% y el 20% en el exterior. Ahora, estos dos porcentajes tan distantes se acercan poco a poco.

Normalmente, un editor español que pise y se consolide en el continente americano sabe que el 30% de sus ventas provendrán de allí, casi el doble de lo que exportaban antaño, según confirman los editores consultados.

A menudo, una crisis –como la actual- obliga a uno de estos cambios de rumbo. Y países con la misma lengua y casi la misma cultura son territorios propicios. Latinoamérica es hoy un continente salvavidas.

“El libro nunca fue objeto refugio. La realidad es que la crisis ha provocado una reducción de ventas. Frente a esta situación, los que tenemos fondo editorial exportable podemos equilibrar la caída de facturación con Latinoamérica”, confirma Juan Casamayor, editor fundador de Páginas de Espuma.

La apuesta por América tiene como citas ineludibles las grandes ferias, como la de Guadalajara (México), Buenos Aires (Argentina) o Bogotá (Colombia). Allí se cuenta con visibilidad de catálogo y se cierran acuerdos con distribuidoras, librerías y autores.

“Si quieres vender en Latinoamérica tampoco hay que perder de vista las grandes ferias hispanas en EE UU, como la BEA (Nueva York) o la LEALA, la feria del libro en español de Los Ángeles”, añade Manuel Gil.

“Sin duda América es ahora el principal espacio de trabajo de las editoriales. Sin embargo, estar allí implica también inversiones y riesgos. Tu catálogo no llega a los lectores hasta que tú mismo y tus autores pisan el continente”, apostilla Juan Casamayor. 

Así, para los editores españoles es más fácil colocar en América títulos de escritores latinoamericanos o escritores de prestigio europeos o de otros países. Es más factible distribuir la obra de Andrés Neuman o Jorge Volpi, en el caso de Páginas de Espuma, o de Italo Calvino o Amos Oz, en el supuesto de Siruela.

En cambio, según los editores consultados, los nuevos escritores españoles lo tienen igual de complicado en Latinoamérica que aquí, en España.

Fuente: David González / aviondepapel.tv
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|10:02
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|10:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016