Deportes

Navratilova perdió con honor ante Graf

Casi 10.000 espectadores llenaron el coliseo Ariake para asistir a un nuevo duelo entre dos deportistas retiradas que, en sus buenos tiempos, escribieron algunas de las mejores páginas de la historia del tenis, con 54 títulos de Grand Slam para la estadounidense de origen checo y 23 para la alemana.

Catorce años después de su último enfrentamiento, la tenista Steffi Graf volvió a derrotar -el pasado 15 de marzo- a una de sus grandes rivales en los 80, Martina Navratilova, quien ya en la cincuentena cayó con honor en un entretenida exhibición en Tokio.

Graf, de 38 años, y Navratilova, de 51, disputaron un encuentro de exhibición muy igualado en el que ambas lucieron sus grandes armas: el resto y los golpes profundos en el caso de la alemana y el saque y la volea para la nueve veces campeona de Wimbledon.

Aunque no siempre las piernas respondían, las dos jugadoras se esforzaron por agradar al receptivo público japonés -Navratilova hasta se atrevió con una imitación de una postura de sumo- y derrocharon buen humor y simpatía.

En el partido hubo varios "aces", saques directos, voleas, devoluciones in extremis y largos intercambios de pelota que hicieron las delicias de los espectadores, aunque también más fallos que cuando eran número uno de la ATP.

"Hubo momentos en que pensé que era como antes, Steffi fue una de mis grandes rivales", afirmó al término del partido Martina Navratilova, la favorita del público, que perdió el encuentro por muy poco.

Esta fue la primera exhibición que disputaron ambas tenistas, que curiosamente deshizo el empate con que se saldaron sus partidos oficiales desde 1985: nueve para Martina y otros tantos para Steffi, quien ganó el último de ellos, jugado en Tokio en 1994.

El encuentro fue muy igualado y, curiosamente, lo más extraño fue el marcador, que acabó con un empate a siete juegos en un único set que se resolvió con un tie-break por 10-5 para Graf. Aunque Navratilova había recordado que en estos partidos lo de menos es el resultado, al final ganó Graf por un tie-break cuyas reglas ni ella misma conocía pues alzó las manos al anotarse 7-5, pensando que era el final, y volvió a hacerlo cuando ya sí era definitivo, al llegar a diez puntos.

Graf se retiró en 1999 y ahora tiene dos hijos con el también ex tenista Andre Agassi, mientras la tenista estadounidense de origen checoslovaco dejó de jugar dobles al cumplir 50 aunque el tenis individual lo abandonó en 1994. "Martina está en tremenda buena forma, es admirable, ya me gustaría a mí estar así a su edad", dijo la alemana, quien aseguró que el partido le trajo a la memoria "grandes recuerdos".

"Dream Match 2008 #3 (Graf vs Navratilova) 15/03/2008"

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|19:31
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic