Relevaron a la cúpula penitenciaria de Córdoba

El director del Servicio Penitenciario de Córdoba, Ricardo Lencina, fue relevado de su cargo, junto a varios integrantes de la cúpula del organismo, tras el intento de fuga protagonizado por un grupo de presos en la Cárcel de San Martín.

Por decisión del ministro de Justicia provincial, Luis Angulo, Lencina será reemplazado por Juan María Bouvier, un funcionario  penitenciario que se encontraba retirado y fue llamado especialmente para cumplir la función en un momento delicado.

Según trascendió en medios locales, las sospechas apuntan a que los reclusos habrían contado con apoyo de al menos un guardiacárcel para intentar el escape durante el fin de semana pasado.

El conflicto se habría sumado en la consideración del Gobierno de Juan Schiaretti para tomar la decisión a otros hechos sucedidos en el área como el acuartelamiento de penitenciarios en reclamo de aumentos salariales, el motín de la cárcel de Cruz del Eje y la huelga de hambre de dos mil reclusos en el penal de Bouwer.

Lencina, quien había asumido su cargo hace tres meses en reemplazo de Sergio Barrera, renunciante tras declaraciones comprometedoras en el ámbito del juicio por el sangriento motín de la Cárcel de San Martín en el año 2005, terminó relevado junto a otros funcionarios.

Los otros desplazados son el subjefe del organismo, Mario Fellauto; el director de seguridad, Javier Franchi; y la directora Técnica Penitenciaria y Criminológica, María Cristina Devita.

Por otro lado, el gobernador Schiaretti decretó en la misma jornada la emergencia carcelaria en todo el territorio provincial y por el término de 36 meses, luego del motín protagonizado por un centenar de internos de la Penitenciaría del barrio San Martín.

Asimismo, el mandatario de Córdoba anunció la inversión aproximada de 110 millones de dólares para la ampliación de la infraestructura carcelaria en el ámbito provincial.

El domingo pasado, seis presos protagonizaron un intento de fuga que terminó con uno de ellos baleado, mientras que el resto se entregó a las autoridades tras unas diez horas de negociación y de haber tomado a dos guardiacárceles como rehenes.

Las sospechas sobre colaboración de guardicárceles, entre otros aspectos, refiere a la posesión de tres armas de fuego por parte de los reclusos, mientras que en la requisa posterior se encontraron drogas y celulares, entre otros elementos que no se sabe cómo ingresaron al penal.

Tampoco se sabe cómo los presos lograron salir del pabellón 18, situado en los fondos del penal.

El caso es investigado por el fiscal Marcelo Hidalgo, mientras que el Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario abrió un sumario.
   
 
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 19:47
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 19:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'