Deportes

Haile Gebrselassie : "No quiero suicidarme en Pekín"

El atleta etíope reafirma en Madrid su renuncia a correr el maratón olímpico de Pekín porque teme los graves daños que en su salud -es asmático- puedan provocar el calor, la humedad y, sobre todo, la contaminación de la capital china. El polémico artículo fue publicado por el diario español El País. Aquí dos videos del increíble atleta.

Durante un acto en Madrid, se le dice a Haile Gebrselassie que la capital española sufre tanto de contaminación atmosférica que hay días en los que las autoridades recomiendan no hacer ejercicio físico por las calles.

Entonces, el atleta etíope se levanta, se asoma a una terraza que da al Retiro y a la Puerta de Alcalá y, aunque el fondo grisáceo y borroso hacia el sur hace sospechar de peligrosas partículas en suspensión, se vuelve y exclama: "¿Pero cómo vais a comparar esto con Pekín?"

Ganar el oro olímpico en el maratón sería para Gebrselassie (Etiopía, 1973) la culminación de una carrera atlética imponente: cuatro veces campeón del mundo y dos veces olímpico, siempre en la distancia de 10.000 metros; 25 récords mundiales en su haber, entre ellos el actual del maratón (42,195 kilómetros en 2h 4m 26s). Sin embargo, asustado por la contaminación, el calor y la humedad que se prevén en la capital china en agosto, Gebrselassie anunció la semana pasada su renuncia a correr el maratón de los próximos Juegos Olímpicos de Pekín. "Tendré que esperar a los de Londres 2012", dijo el atleta de quien tan sólo la sonrisa es más grande que el palmarés. "Tendré 39 años. Todavía seré joven".

Pregunta. Fue anunciar usted su renuncia y, como si hubiera sido el pistoletazo de salida de una carrera, comenzar en todo el mundo la polémica sobre las condiciones de Pekín. ¿Era consciente de la repercusión que iba a tener su decisión?

Respuesta. Pero ha sido una decisión puramente personal. Es una decisión que he tomado por mí mismo, por mi salud. No quiero poner en peligro mi futuro. No quiero suicidarme en Pekín haciendo algo equivocado. He hecho lo mejor por mi salud. Pero quiero volver a ser campeón olímpico y competir en Pekín. Por eso me busqué una salida, que será correr de nuevo los 10.000 metros, como lo hice en Atlanta, Sidney y Atenas. El maratón, en esas condiciones, es imposible.

P. Usted es un símbolo, uno de los grandes campeones de la historia. ¿Cree que otros le imitarán?

R. Muchos, muchos. Sé que muchos atletas están empezando a dudar. No sé si Paul Tergat [el keniano que ha sido su gran rival toda su vida] competirá porque aún no ha logrado clasificarse, pero pronto se va a ver cómo otros atletas dan el paso de renunciar. He estado en Pekín y no lo han puesto fácil. El maratón será imposible por la combinación de la polución, el calor y la humedad. Eso equivale a un suicidio. Es imposible.

P. Y, encima, es usted asmático, ¿no?

R. Sí, soy asmático. No puedo correr allí así.

P. Pero la federación de Etiopía dice que no acepta su decisión, que no le permitirá correr los 10.000 metros...

R. Vaya, van y dicen que yo no soy quién para tomar una decisión que afecta a mi salud... Pero ellos no serán quienes mueran por mí. No quiero morir.

P. ¿Ha hablado con Bekele, Sihine y los demás atletas del 10.000 a los que cedió el testigo en los Juegos de Atenas?

R. Sí, sí. No habrá ningún problema con ellos. Tendré que correr mucho y muy deprisa para ganarme la plaza, pero creo que todavía seré capaz de ello aunque hace muchos años que dejé la pista. Hoy mismo me vuelvo a Adis Abeba para iniciar los entrenamientos para el 10.000. Seremos un equipo muy fuerte.

P. En Etiopía también se ha hecho empresario de la construcción...

R. Mi vida allí es entrenarme y trabajar. Hacemos oficinas, escuelas, de todo. Etiopía va hacia arriba. Todo mejora a gran velocidad y a ello hemos contribuido los atletas, que hemos elevado el orgullo nacional. Antes la gente no creía en sí misma.

P. En enero pasado, apenas cuatro meses después de lograr el récord mundial en Berlín, fracasó en Dubai en su intento de rebajarlo. ¿Qué ocurrió?


R. Corrí muy rápido la primera mitad. La hice en 1h 1m cuando lo previsto era hacerlo un minuto más lento. Fueron las liebres. Les tenía que decir que fueran más lento, más lento. Al final, no resistí el ritmo. Pero, corriendo bien, creo que puedo bajar de 2h 4m.

P. Los atletas europeos y americanos dicen que el tope es correr dos maratones al año...

R. Pero yo creo que se pueden correr tres a gran nivel.

P. Se lo pregunto porque algunos comentan que la verdadera razón de su renuncia a Pekín es porque quiere volver a correr en Berlín, donde le pagarían millones por hacerlo...

R. Quien diga eso no entiende nada. La mejor forma de ganar más dinero es siendo campeón olímpico. Si ganara en Pekín, al día siguiente sería automáticamente muy rico. El problema no es el dinero, es la salud.

P. ¿No le parece increíble que se pueda correr tan rápido, a casi 21 kilómetros por hora, durante tanto tiempo? ¿No se están sobrepasando los límites del cuerpo humano?

R. Y no hemos tocado techo aún. Estoy seguro de que en los próximos 20 años se bajará de las dos horas en el maratón. Pero no es sólo cuestión del organismo. También influye la tecnología, se bebe mejor, se come mejor.

P. ¿Por eso corre usted más rápido ahora, a los 35 años, que cuando tenía 20?

R. Yo siempre me he cuidado mucho, he vigilado mucho la comida, he hecho vida sana, y no sólo ahora, cuando soy viejo. Todavía me entreno corriendo 30-35 kilómetros al día en dos sesiones, mañana y tarde. Y, por ejemplo, cuando hago sesiones de tres horas, me mantengo en cuatro minutos el kilómetro [15 kilómetros por hora].

P. ¿Y seguro que aguantará en activo hasta Londres 2012, 16 años más tarde de su debut olímpico en Atlanta?

R. Sí, claro. Tendré 39 años en Londres, que no es una edad excepcional para el maratón. Incluso puede ser mejor. Seguiré corriendo varios maratones al año, pero lo que no creo es que pueda seguir batiendo récords muchos años. Con bajar de 2h 4m me bastará.

P. ¿Y también es definitivo que no correrá el maratón de Pekín?

R. Me encanta correr, amo correr, mi vida es el maratón. Me encantaría ser campeón olímpico en Pekín y los últimos años se había convertido en mi principal objetivo. Pero ¿qué puedo hacer? Es una lástima, pero quiero seguir vivo y corriendo.

"Los mejores momentos de Haile en los Juegos Olímpicos Atlanta´96"

"Haile Gebrselassie 1998 Helsinki 5000m WR"

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|23:52
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016