Deportes

En Banfield se siente un fuerte latido de confianza

El central paraguayo José Devaca resaltó la remontada que tuvo Banfield en los últimos dos encuentros donde goleó a Lanús por 5-0 y luego convirtió un 3-1 adverso ante Tigre en un buen empate sobre la hora. “Muchos nos daban por muertos pero dejamos el alma en el campo de juego y el hincha lo reconoce", disparó el guaraní.

Late fuerte Banfield, se siente en el plantel, en la confianza que hay entre los jugadores del equipo que dirige Juan Manuel Llop. El Taladro volvió a sonreír con el gran triunfo ante Lanús en el clásico y el último sábado ante Tigre demostró que, ni aún vencido, bajará los brazos y luchará hasta el final por el objetivo que se trazó para esta temporada: clasificar a los torneos internacionales, recoge 26N.

“El equipo demostró que tiene actitud y que no se achica en las difíciles”, aseguró el paraguayo José Devaca. ¡Y vaya si lo demostró! Primero fue el 5-0 al vecino para el deleite de todo el pueblo albiverde, después un agónico 3-3 ante Tigre que vale mucho no sólo porque el 3-1 parecía historia cerrada sino porque, en números, el conjunto de Victoria (44) es el mejor equipo de la temporada (comparte ese logro con Lanús, que tiene pendiente el encuentro ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy).

El equipo de Llop demostró que tiene mística, que cuenta con el espíritu necesario para sobreponerse ante la adversidad y que si sigue así podrá empezar a materializar con el correr de las fechas el sueño de meterse otra vez entre los mejores del fútbol argentino y del continente americano.

“Este grupo tiene garra y encima ahora estamos reencontrándonos con el funcionamiento del año pasado que fue muy bueno”, consideró Devaca. Y agregó: “Habíamos perdido un poco de orden y de fútbol en las primeras fechas pero creo que nos estamos acomodando y eso tiene que ver con que la base estaba, con que el equipo es casi el mismo que salió tercero”.

¿En dónde están las causas de la remontada? “En el ánimo del plantel. Nos sirvió muchísimo el apoyo de la gente con el banderazo antes del clásico y, después, el 5-0 nos hizo sentir que podemos, que tenemos con qué jugarle de igual a igual a cualquiera”, confesó con entusiasmo.

Atrás quedaron las amenazas, los rumores y los nombres de posibles candidatos a reemplazar a Llop. ¿La realidad? Hoy el equipo está sexto en la acumulada de la 2007/08 con 39 unidades y se ubica a sólo un punto de Vélez que es el último clasificado para la próxima edición de la Copa Sudamericana.

Y para los que tan sólo miran el Clausura el Taladro tiene ya 7 unidades y empieza a acercarse al grupo de los mejores clasificados cuando el próximo rival en el horizonte es Rosario Central, el sábado a las 16.10, uno de los equipos más necesitados y golpeados del torneo nacional. “Vamos por el buen camino. La idea es seguir así e ir a buscar tres puntos allá para seguir en la pelea por las copas”, remarcó Devaca.
En Imágenes