Deportes

Desde Helenio Herrera y Renato Cesarini a Ramón Díaz, éxitos y fracasos

La renuncia de Ramón Díaz, insultado por un sector de la hinchada de Independiente, y su fracaso en los primeros cuatro partidos del Clausura -perdió todos-, remite a otros casos. La mayoría de los "exitosos" tuvieron tropiezos. Algunos, muy seguido.

Por José Luis Ponsico (Télam)

La renuncia de Ramón Díaz, insultado por un sector de la hinchada de Independiente, y su fracaso en los primeros cuatro partidos del Clausura -perdió todos-, remite a otros casos. La mayoría de los "exitosos" tuvieron tropiezos. Algunos, muy seguido.

Desde los míticos Helenio Herrera y Renato Cesarini, en los 60, una decena de célebres tuvo el apogeo y la caída. En el recuerdo se suceden Osvaldo Zubeldía, Juan Carlos Lorenzo, César Menotti, Angel Labruna, Carlos Bilardo, Carlos Timoteo Griguol y más cerca en el tiempo, Marcelo Bielsa y Claudio Borghi.

El popular "HH" (Helenio Herrera, argentino graduado en Francia en los 50) ganó fama con el Barcelona de España con un gran equipo donde brillaba el "gallego" Luis Suárez y los goles los hacían los húngaros Sandor Kocsis y Zoltan Czibor, con el legendario Antonio Ramallets en el arco. En el Mundial de Chile 62 era DT de España.

Por una montaña de dinero decidió irse a Italia y triunfar con el Inter. En los 60 era el técnico número "1" de Europa.

Campeón de Europa y de Interclubes. El equipo de Milán, antes, no ganaba y todos los años gastaba fortunas en compras de futbolistas.

Helenio pidió a Luis Suárez y con un sistema defensivo "catenaccio" ganó todo. Más tarde quiso repetir con la Roma y le fue mal. A fines de los 60, Herrera era millonario en dinero pero su fama se extinguía. Renunció muy enfrentado a los dirigentes del club y con el periodismo.

Algo similar le ocurrió a Renato Cesarini, ex futbolista de Chacarita y River en la década del 30, luego delantero de Juventus y gestor de la venta de Enrique Omar Sívori a la "Juve" en mayo del 57. En Italia era célebre por "la zona Cesarini" -goles inolvidables en los últimos minutos de varios partidos- pero decidió volver a la Argentina.

Renato ganó con Juventus -el "Cabezón" Sívori la figura- pero cuando vino a River entre 1965 y 66 el "millonario" sólo alcanzó el subcampeonato en tres recordadas intervenciones.

River también quedó segundo en la Copa Libertadores cuando ganó Peñarol de Montevideo la final (20/5/66) en Santiago de Chile.

Cesarini se fue frustrado. "El partido lo perdí yo", fue su despiadada autocrítica porque River ganaba 2 a 0.

Por entonces, no estaba tan pendiente el debate entre "empíricos líricos" y "tácticos obsesivos".

Cesarini era "la revolución" en el fútbol nuestro cuando mutó a dos delanteros en mediocampistas ofensivos: Juan Carlos Sarnari y Jorge Raúl Solari. River atacaba a veces hasta con seis (Cubilla, los Onega Daniel y Ermindo y Oscar Mas). Por entonces, Zubeldía hacía punta con la corriente de los "tácticos".

Por lesión del defensor Alberto "Nicha" Sáinz, en aquella final de Libertadores ubicó a otro delantero, Juan Carlos Lallana.

River quedó cortado con la entrada del zurdo atacante y Peñarol definió en el suplementario. Ganó 4-2.

Osvaldo Zubeldía ganó todo con Estudiantes de La Plata (1968/70) No obstante en Huracán estuvo poco. Volvió a ganar con San Lorenzo de Almagro (Nacional 74) pero no duró mucho en Racing, 1976.

Juan Carlos Lorenzo, otro "obsesivo", se contraponía al fútbol "clásico". Aunque ganaba con Boca. Antes con San Lorenzo.

César Menotti hilvanó un ciclo inolvidable en Huracán, 1972/74, luego DT de la selección nacional (campeón Mundial 78) pero en dos décadas no repitió. Después del Mundial de España 82 tuvo frustraciones. Entre otros, Boca, River e Independiente.

Carlos Bilardo, discípulo de Zubeldía, ganó con Estudiantes en 1983/84. Luego con la selección nacional (Mundial México 86).

Pero no pudo con Boca 96.

Algo parecido le ocurrió a Carlos Timoteo Griguol: produjo un ciclo inolvidable con Ferro Carril Oeste, 1981/84, dos veces campeón con futbolistas "no estrellas".

Cierto desgaste con la hinchada del club de Caballito llevó a Griguol a intentar repetir en Gimnasia y Esgrima La Plata. Sin embargo una derrota dolorosa ante Independiente, invierno del 95 (torneo Clausura que ganó San Lorenzo) frustró al ex 5 de Atlanta y Rosario Central en los 60. No terminó bien.

Carlos Bianchi ganó todo en Vélez entre 1993 y 96. Repitió todo en Boca 1998/2001 y 2003/2004. Pero en dos incursiones en Europa, el Virrey fracasó. No le fue bien en la Roma (1997) ni tampoco en Atlético Madrid (2005). En el primer intento duró cinco meses. Con el equipo "colchonero" estuvo ocho partidos sin ganar.

Marcelo Bielsa, a los 35 años, se consagró como técnico de Newell´s. Ganó dos títulos con el equipo "rojinegro". En el 98 fue a Vélez, luego de Bianchi y Osvaldo Piazza, y lo sacó campeón con la misma base. En la selección el popular "Loco" tuvo buenas y malas. Vivió una gran frustración en el Mundial 02, Japón-Corea.

Ramón Díaz no es ajeno a los vaivenes.

Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 09:26
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 09:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María