Deportes

Aguilar y Victor Hugo Morales, otro round de su eterna pelea

El presidente de River y el reconocido periodista se volvieron a enfrentar, esta vez convocados por un medio porteño. "Usted está convencido de que es casi Dios" dijo el mandatario Millonario. “Si me hubiese querido vender, me habría vendido a usted, que es comprador de periodistas”, contrarrestó Víctor Hugo.

Las dos personalidades el ambiente deportivo tienen diferencias públicas desde hace tiempo. Hace una semana, convocados por el diario Perfil, el periodista Victor Hugo Morales y el presidene de River, José María Aguilar se volvieron a sentar frente a frente durante casi una hora y media, donde no se guardaron nada.

Aquí reprodcimos parte de esa entrevista realizada por Andrés Eliceche

“Yo invité al señor Morales a realizar este encuentro en River”, aclara José María Aguilar no bien se inició la charla. “Pero acepté venir al diario porque me gusta más jugar de visitante. Es más divertido, sobre todo ahora que está instalada la ‘cultura Macri’ de que no haya simpatizantes visitantes”, sigue, y de paso suelta un dardo a uno de sus enemigos predilectos. Víctor Hugo Morales lanza su primer contragolpe: “En River uno no tiene muchas garantías. No sé quién me puede esperar en la puerta, permítame que tenga miedo. Por eso no fui”.

El juego –o “la charla, la entrevista, el debate, la posibilidad que me da el diario de aclarar algunos aspectos”, dirá el dirigente– se ha iniciado. A jugarlo.


SUIZA, ESE PARAISO

AGUILAR: El inicio de mi queja es el siguiente: el señor Morales (N.de R: así lo llamó a Víctor Hugo en todo el encuentro) publicó en diciembre de 2005 que Julio Grondona me había invitado a Ginebra a ver un partido de fútbol y que, a propósito de esa eventualidad, me había negado a participar de un congreso del Foro Social (una entidad fundada en los noventa por Carlos Heller, Rafael Bielsa y yo).

Primera información mal chequeada: le escribí al Foro que no podía formar parte de ese panel porque tenía un problema familiar grave, que se tradujo en que el 20 de diciembre se muriera mi madre.

VICTOR HUGO: ¿Dónde estaba usted cuando falleció su mamá?

A: En Zúrich.

VH: En Suiza.

A: Efectivamente, porque mi mamá había tenido, gracias a Dios, un recupero…


LA DOBLE MORAL

VH: Cada una de mis notas tiene como fundamento la crítica general al fútbol, en la que está inmerso River particularmente, y el acoso que usted realiza al periodismo. Teníamos pactada esta reunión desde hace diez días, y usted en ese lapso ha hecho declaraciones a la agencia Télam amenazando con escribir la historia de la doble moral de un periodista…

A: (Interrumpe) Y la voy a escribir.

VH: Sobre historias de la doble moral podemos divertirnos mucho todos.

A: A propósito de la nota que usted publicó ayer (N. de la R.: el domingo 9), tan encantadora, me gustaría aclarar algunos conceptos.

VH: A usted lo que le cuesta entender es cuál es la función del periodismo. Usted es uno de los hombres más reporteados del país. Tiene a la radio La Red a su disposición, nunca recibe ataques de “Clarín”, y por los comentarios que tengo –ya que no leo todos los diarios– tampoco recibe ataques de los diarios que son dueños del fútbol. Entonces, cada vez que recibe una crítica, no entiende que ésta es la función del periodismo.

A: De todo lo que dijo, lo único que me consta es que no lee los diarios.


VIOLENCIA Y BARRABRAVAS

VH: En River uno puede toparse con un barrabrava que está empleado, como ha sucedido.

A: No hay barrabravas empleados en el club.

VH: Los hubo.

A: No por mi responsabilidad.

VH: Usted está comprometido frente a la opinión pública en todos los temas irritativos que afronta River: apropiación indebida de tributos, violencia extrema y continua –a partir de la denuncia de los propios barrabravas de que la Comisión Directiva les daba dinero–, y está probado que había barrabravas empleados en el club. Mis apreciaciones están refrendadas por los hechos, y son elucubraciones de las que me hago responsable frente a los lectores. Ellos dirán si soy un macaneador o si merezco una cuota de prestigio.

A: Usted está convencido de que es casi Dios.

VH: Le agradezco el análisis psicológico, lo tenía por abogado, no por psicólogo.


EL PRECIO DE UN PERIODISTA

A: Como a usted le llegan informaciones, a mí también. Como las que dicen que su criterio respecto del fenómeno televisivo no tiene que ver con una cuestión personal, sino con responder a determinados intereses que están buscando obtener los derechos económicos del fútbol argentino.

VH: Doctor, si yo me hubiese querido vender, me habría vendido a usted, que es comprador de periodistas. Alguna vez dijo que le pagaba 10.000 pesos a un periodista.

A: Por asesoramiento.

VH: ¿Qué clase de asesoramiento puede ofrecerle un periodista a un club y después hablar como periodista? Usted declaró: “Tal periodista (no voy a nombrarlo) se distanció del club porque River dejó de pagarle. El cobraba 10.000 pesos por mes en concepto de asesoramiento institucional. En diciembre de 2005 el club interrumpió ese vínculo. A partir de ese momento, cambió la opinión de ese periodista”. Así que si yo me quiero vender, empiezo por Aguilar. Hágame una oferta y vemos cuál es el precio que puedo tener.

A: No hago ofertas por periodistas.

VH: Si tengo ese interés espurio, al primero que me voy a vender en la República Argentina es a usted.

A: No va a encontrar comprador. De la misma manera le digo que si alguna vez tengo interés en los derechos televisivos del fútbol argentino y tuviera que elegir a alguien como vocero, probablemente lo consultaría.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:05
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic