Deportes

Un Brasil sin Kaká se pone a prueba ante Bosnia en Suiza

La selección brasileña, tras un 2011 marcado por su fracaso en la Copa América, abre su año 2012 con un amistoso ante Bosnia-Herzegovina el martes (19h00 GMT) en Suiza, con Neymar y Ronaldinho, pero sin Kaká, no convocado por decisión técnica. El jugador del Real Madrid había regresado al equipo nacional para los últimos amistosos del pasado año, los triunfos sobre Gabón y Egipto, en noviembre, en ambos casos por 2-0.

Su ausencia fue la gran noticia de la primera lista del nuevo año de Mano Menezes, que sigue insistiendo en que su objetivo con estos partidos es realizar las pruebas necesarias para configurar un bloque de garantías, con la mente siempre puesta en la obsesión de triunfar en su Mundial de 2014.
  
"No tengo una explicación para todos los jugadores que no están en la selección. Esa no debe ser la línea, justo por el respeto que tengo por Kaká", señaló Menezes al dar a conocer su convocatoria a mediados de mes.
  
Este partido contra los bosnios marca además el regreso al equipo de los jugadores que disputan el campeonato nacional (Brasileirao), ausentes en noviembre porque el torneo se encontraba en su fase decisiva.
  
La delegación de la canarinha llegó desde Brasil, tras escalas en Londres y Fráncfort, el domingo por la noche y en las últimas horas se unieron los jugadores de clubes que jugaron este fin de semana en los campeonatos europeos.
  
Menezes ha llamado para esta ocasión a un grupo con carácter continuista, con Neymar, Paulo Henrique Ganso, Leandro Damiao o Dani Alves, pero también con Ronaldinho, que a sus casi 32 años sigue con el objetivo de ganarse la confianza del técnico, tras volver al equipo nacional el año pasado.
  
"Bosnia es un adversario cualificado, por un detalle no está en la fase final de la Eurocopa, tiene jugadores de calidad", explicó el seleccionador brasileño, alertando sobre el peligro del equipo balcánico.
  
Los bosnios fueron segundos en su grupo de las eliminatorias para la Eurocopa-2012, sólo un punto por detrás de Francia, y luego disputó un repechaje a cara o cruz, en el que plantó cara al Portugal de Cristiano Ronaldo en la ida (0-0), antes de hundirse en la vuelta (6-2).
  
Para este amistoso en Suiza, el seleccionador bosnio, Safet Susic, decidió convocar a sus mejores hombres, en busca de un triunfo de prestigio que refuerce la moral del grupo, con los atacantes Edin Dzeko (Manchester City) y Vedad Ibisevic (Stuttgart) como hombres más destacados.
  
"Para el partido ante Brasil, cuento con los mejores. No hay cambio con respecto a partidos anteriores, porque necesitamos a los mejores", dijo Susic.
  
Bosnia ocupa el puesto 19 en la lista mundial de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), donde los brasileños son séptimos, y desde su independencia en los años noventa nunca ha conseguido clasificarse para una gran cita (Mundial o Eurocopa), aunque su progresión en los últimos años ha sido evidente.
  
El estadio donde su jugará el partido, a unos sesenta kilómetros de Zúrich, es el AFG Arena, con capacidad para 20.000 espectadores e inaugurado en 2008. Es el terreno habitual del FC St Gallen, de la primera división suiza.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 20:29
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 20:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho