Deportes

Nicolás Almagro es el primer finalista del ATP Buenos Aires

El tenista español Nicolás Almagro, actual campeón, se instaló hoy a pura potencia en la final del ATP de Buenos Aires, luego de vencer en un partido de altísimo nivel al suizo Stanislas Wawrinka por 6-4, 3-6 y 7-5 en la primera semifinal.

Almagro, undécimo en el ranking mundial de la ATP, libró una verdadera batalla de dos horas y 21 minutos ante el helvético Wawrinka (26), ante unas cinco mil personas que se acercaron hasta el Buenos Aires Lawn Tennis Club, enclavado en el barrio porteño de Palermo.

El tenista nacido en Murcia jugará mañana la final por segundo año consecutivo frente al ganador de la semifinal que animaban a continuación el argentino David Nalbandian (85) y el español David Ferrer (5), máximo favorito al título del certamen.

El murciano, vencedor el año pasado en la final del "Flaco" Juan Ignacio Chela, ratificó todo lo bueno que había mostrado durante la semana, en sus triunfos sobre el italiano Potito Starace (71), el argentino Federico Delbonis (150) y el ruso Igor Andreev (118).

El suizo, semifinalista en la edición del año pasado (perdió con Chela), igualó su campaña este año luego de dejar en el camino al argentino Horacio Zeballos (118), al francés Benoit Paire (98) y al japonés Kei Nishikori (17).

El partido se planteó desde el inicio como un duelo de estilos opuestos, entre la potencia de Almagro, tanto con sus golpes de derecha como de revés, y la paciencia del suizo para tratar de imponer su juego, sustentado en su excelente revés a una mano, que le sale muy fácil y es de los mejores del circuito.

Almagro se llevó el primer set en 43 minutos con un revés paralelo impecable que dejó inmóvil a Wawrinka, y fue un justo premio para el que menos errores cometió, dentro de un planteo ofensivo departe de ambos, ya que a ambos no les gusta defenderse.

El murciano quebró dos veces el servicio del helvético (se adelantó 2-1 y 5-4), utilizó golpes con mucho efecto, y además castigó al suizo con pelotas altas sobre el revés, algo que le hizo daño.

En el segundo parcial, Wawrinka varió ritmos, evitó el intercambio de golpes (en ese aspecto era superado siempre) y ajustó su saque y también la devolución, al punto de que quebró dos veces (4-2 y 6-3) y se llevó el parcial sin demasiadas complicaciones.

En el tercer set se vio lo mejor del partido y el público agradeció la entrega de ambos con reiterados aplausos que recompensaron a los a esta altura gladiadores dentro de la cancha.

El punto de inflexión llegó con el partido igualado en cinco, ya que Almagro se adelantó con su servicio y logró el primer y único quiebre de saque que hubo en el set, luego de que el suizo dejara una derecha en la red que sentenció el 7-5 final en favor del murciano.

Almagro llegó otra vez al domingo y pretende mantener la hegemonía de la "Armada española" en Buenos Aires, ya que antes de su título el año pasado, se habían coronado Juan Carlos Ferrero en 2010 y Tommy Robredo en 2009.

El último argentino que conquistó el ATP porteño fue Nalbandian en 2008, y es también ahora el único que puede interrumpir los festejos españoles.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 17:59
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 17:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'