Pablo Picasso stand up: una lengua con aguarrás
Admirado y celebrado, el pintor español fue un hombre complejo que alternó la pasión por la pintura y el amor de las mujeres con su enorme narcisismo. La formidable capacidad de trabajo de sus pinceles funcionaba como su lengua: maldiciendo, ironizando y diciendo las cosas sin complejos.
El español Pablo Diego José Ruiz Picasso (1881-1973) fue una persona excepcional: protagonista y creador de una estética que revolucionó las artes plásticas del siglo XX, desde el cubismo hasta la escultura neofigurativa, del grabado a la cerámica.

Su talentosa obra, inmensa en cantidad y variedad, producida durante siete décadas, lo convirtió desde muy joven en uno de los pintores más famosos –y rentables- del arte contemporáneo.

Admirado y celebrado por la crítica, fue un hombre complejo que alternó la pasión por la pintura con el amor de las mujeres y su enorme narcisismo. La formidable capacidad de trabajo de sus pinceles funcionaba como su lengua: maldiciendo, ironizando y diciendo más allá sin complejos.

“Me gusta vivir pobre... pero con mucho dinero”.

“Yo no tengo ninguna de mis propias pinturas porque un Picasso original cuesta varios miles de dólares y es un lujo que no puedo permitirme”.

“Si se sabe exactamente lo que se va a hacer, ¿para qué hacerlo?”.

“¡Señor, protégeme de lo que quiero!”

“No siempre hay que creer lo que digo. Las preguntas invitan a decir mentiras, sobre todo cuando no hay respuesta”.

“Los museos son sólo un montón de mentiras y la gente que hace del  arte  su negocio son en su mayoría impostores”.

“Dame un museo y lo llenaré”.

“La pintura es más fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere”.

“Dios es en realidad no es más que otro artista. Él inventó la jirafa, el elefante y el gato. Él no tiene un estilo real, simplemente sigue intentando otras cosas”.

“Si todo el mundo lo está buscando, entonces nadie lo está encontrando”.

“Todo es un milagro. Es un milagro que no se disuelve en su propio baño como un terrón de azúcar”.

“El amor es el mayor refrigerio de la vida”.

“Hay dos tipos de mujeres: diosas y felpudos”.

“No hay nada tan parecido a un perro poodle que otro perro de aguas, y eso va para las mujeres, también”.

“Uno empieza a ser joven a los sesenta, y entonces es demasiado tarde".

“Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida”.

“Lleva tiempo llegar a ser joven”.

“Cuando se es joven de verdad, se es joven para toda la vida”.

“La moda es la última piel de la civilización”.

“El principal enemigo de la creatividad es el buen gusto”.

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

“Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta”.

“Un artista copia, un gran artista roba”.

“Copiar a otros es necesario, pero copiarse  a sí mismo es patético”.

“Cuando no tengo rojo, pongo negro”.

“¿Qué es el arte? Si lo supiera, tendría buen cuidado de no revelarlo”.

“El arte es peligroso, el arte no es casto; no están hechos para el arte los inocentes ignorantes. El arte que es casto no es arte”.

“Pintar como los pintores del Renacimiento, me llevó unos años; pintar como los niños me llevó toda la vida”.

“Yo hago lo imposible, porque lo posible lo hace cualquiera”.

“Cuando era pequeño mi madre me decía: si te haces soldado, llegarás a general; si te haces cura, llegarás a Papa. Yo quería ser pintor y he llegado a Picasso”.

“El arte es una mentira que nos acerca a la verdad”.

“No significa nada para mí. No tengo ninguna opinión al respecto, y no me importa”.

“La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo”.

“Yo no digo todo, mas pinto todo”.

“Algunos pintores transforman el sol en una mancha amarilla, otros transforman una mancha amarilla en el sol”.

“¿Vamos a pintar lo que está en la cara, lo que está dentro de la cara o lo que está detrás de la cara?”

“Pintar es otra manera de llevar un diario”.

“Yo no busco; yo encuentro”.

“Genio es personalidad con dos duros de talento”.

“Para dibujar hay que cerrar los ojos y cantar”.

“La escultura es el arte de la inteligencia”.

“En cuestiones de pintura un experto sólo puede dar malos consejos porque ellos son los únicos con derecho a equivocarse”.

“El que se guarda un elogio, se queda con algo ajeno”.

“Todo el mundo quiere comprender la pintura. ¿Por qué no tratar de entender el canto de los pájaros?”.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
24 de Abril de 2014|02:25
1
ERROR
24 de Abril de 2014|02:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"