Deportes

Roger Federer está ansioso por volver a ser el "jefe" en el tenis

El suizo Roger Federer está ansioso por demostrar que su tenis ya superó la crisis generada por una misteriosa mononucleosis.

Estoy tratando de volver a jugar bien nuevamente", admitió el número uno del mundo en el torneo de Indian Wells, donde mañana debutará ante el argentino Sergio Roitman.

El suizo tuvo un inusual comienzo de temporada. No jugó el torneo de exhibición de kooyong debido a un virus estomacal, cayó en las semifinales del Abierto de Australia -llevaba diez finales consecutivas de Grand Slam- y en la primera ronda en Dubai.

No levantó ningún trofeo en lo que va del año, su peor inicio de temporada desde 1999.

Federer quiere que esa tendencia cambie, y espera mostrar lo mejor de su juego en Indian Wells, un torneo en el que hace un año sorprendió con su caída en el debut ante el argentino Guillermo Cañas.

El suizo da a entender que las derrotas ante Novak Djokovic y Andy Murray -ambos de 20 años, ambos grandes jugadores- no quebraron su espíritu.

"No siento mucha presión", dijo el 12 veces ganador de Grand Slams. "No es como si nunca más pudiera volver a caminar", agregó riendo. "Siempre estoy muy relajado".

"No importa si es antes de una final o antes de una primera ronda, todos los partidos son difíciles. El riesgo siempre está antes de una primera ronda, y lo único que quieres es llegar al partido", aseguró.

Sentirse bien de una vez por todas es algo importante para Federer de cara a la semana que inicia en el desierto, en un torneo en el que alzó el trofeo por tres años consecutivos entre 2004 y 2006.

El suizo insistió en que no siente presión. "No creo que haya una presión particular porque haya perdido prematuramente el año pasado. No lo veo así, en serio".

"Mi objetivo es realmente intentar jugar algunos partidos nuevamente, la parte realmente importante de la temporada está llegando ahora, desde Indian Wells hasta el US Open".

"Ahora voy a estar jugando cada dos semanas, e incluso semana tras semana, y eso es realmente a lo que apunto en este momento. Quiero mantenerme saludable, regresar al circuito y ganar partidos de nuevo, y entonces todo se dará por sí mismo", se esperanzó.

Y algo de ese optimismo se vio en su entrenamiento del viernes con el estadounidense James Blake, en el que Federer se mostró en devastadora forma ante centenares de felices espectadores.

"Lo único que me falta son partidos. No me concentro en el número uno, lo único que quiero es ganar partidos nuevamente".
En Imágenes