Cuentos de verano: la clase de Facundo Mercadante

Ha participado en antologías literarias, además de haber recibidos varios premios locales por sus textos. Actualmente está a cargo de Ediciones Culturales de la provincia y de 2008 a 2011 fue director de la Biblioteca Pública General San Martín.

La clase de lengua, por Facundo Mercadante

La profesora tomó de la oreja a la mala palabra y la sacó fuera del aula. Las demás palabras miramos con pena excepto una del grupito de las preferidas, que hizo un gesto como de “¿viste?”.

Afuera es un desastre, todo está mezclado. Las malas palabras juegan y se enchastran con pintura, hacen rondas tomadas de las manos, se ve divertido. Algunas muy subidas de tono se meten dedos por debajo o gritan hasta quedarse roncas. Otras pasean por el patio, frescas. Algunas desaparecen. Cómo será, allá afuera.

Los preceptores no dan abasto para controlar aquello, pero igual entran y toman lista porque no quieren desvíos. Cada tanto aparece una nueva, que suele ser muy tímida o rebelde. En cualquiera de los casos, no le queda otra: si no se acomoda, se va.

La profesora felicita los pulcros delantales de sus buenas palabras. Hace pasar al frente a un adjetivo pretencioso y lo coloca al lado de un verbo en infinitivo. Muy bien, dice la profe orgullosa. Diez felicitado.  

Se puede escribir bien sin decir nada.

El pizarrón va llenándose y mientras tanto, me aburro. Me siento más bien atrás y nunca hablo, solo observo. Sueño despierta con el día en que todas estas paredes se caigan y hasta pienso en que podrían aplastar a la profe, a nosotras o al director que ups, justo allá viene, con su andar pesado y elegante.

Entra al aula, saluda con amabilidad y habla con la profe. Me miran, el director me llama con una cara que lo dice todo.

- ¡Pero si no dije nada! - protesto sin ganas.

- Peor aún - me dice, señalándome la puerta.

Le temen hasta al silencio, los guardianes del idioma.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (2)
4 de Diciembre de 2016|21:09
3
ERROR
4 de Diciembre de 2016|21:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Esa frase me hizo acordar a otra, de Eduardo Galeano: "gendarmes de la literatura". Denomina así el escritor uruguayo a los teóricos literarios que, como gendarmes, "cuidan" las fronteras entre los géneros literarios. Un llamado a quitarse el velo y leer sin importar a qué género pertenecen un texto. Lo principal no es el casillero en que "cae" cada texto, sino lo que el texto dice. Parece obvio, pero tal vez no lo sea tanto.
    2
  2. Me encantó, sos groso facu!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016