El quincho, un espacio para disfrutar todo el año
En cualquiera de sus dos estilos de construcción, el quincho es hoy un lugar para disfrutar durante todo el año y más aún en esta época, donde las reuniones familiares o con amigos son habituales. Los expertos de la Cámara de la Madera brindan los consejos más prácticos para adaptar el quincho a la totalidad de la casa: qué maderas, terminaciones y aberturas utilizar; y cuáles son los muebles y accesorios ideales.
El quincho, habitualmente utilizado en forma ocasional para determinadas reuniones, es hoy en día un espacio que se puede adaptar y acoplar a los demás ambientes de una casa para darle utilidad durante todo el año. “La clave de este tipo de construcciones es aprovechar las mejores vistas al verde para convertirlo en un lugar ideal para disfrutar de reuniones familiares o entre amigos, ya que, es un espacio que correctamente ambientado, puede ser útil para desarrollar una amplia variedad de actividades”, explica Daniel Lassalle, gerente comercial de CADAMDA, la Cámara de la Madera. 

Es importante tener en cuenta que el quincho adecuado para una familia tipo a la que se suman entre 10 y 12 personas es de, aproximadamente, 4 por 6 metros; espacio donde se debe incluir la parrilla con una pileta de cocina, un espacio para una heladera y, en algunos casos, un baño en uno de los laterales.


Para poder adaptar satisfactoriamente el ambiente del quincho a la totalidad de la casa, existen dos estilos de construcciones: los quinchos tradicionales y los rústicos.

Para la construcción de los quinchos tradicionales, si se realiza la estructura en madera, se recomiendan utilizar pino con el correspondiente tratamiento contra insectos (nunca en estado natural). Para las vigas del techo se suele utilizar saligna, una variedad muy resistente de eucalipto, o quebracho. Las terminaciones que se utilizan con más frecuencia son los revestimientos a la cal o de ladrillos rústicos de punta rasada en las paredes y las chapas planas y de color para los techos. En cuanto a las aberturas, si el quincho es cerrado pueden ser de aluminio o de madera. Además, es aconsejable utilizar materiales durables, como las carpinterías de aluminio cubiertas con estructuras de madera y los pisos no rugosos, que requieren poco mantenimiento.


Por otra parte, los quinchos rústicos son una de las opciones más accesibles y en boga en los últimos tiempos. En este caso, desde la estructura se arma con un piso tipo deck y columnas en madera de eucalipto, a las que se les hace un tratamiento especial previo a la colocación para que adquieran una mayor resistencia. A fin de darle ese detalle rústico que caracteriza ésta construcción, el techo puede ser realizado en paja tropical; el modelo terminado es totalmente impermeable y requiere mantenimiento sólo cada diez años. Si se quiere utilizar éste ambiente durante todo el año, lo ideal es incorporar cerramientos de PVC o, en manera más tradicional, estructuras de aluminio y madera.


En ambos casos, se puede hacer una división con una barra y mesada multifuncional entre los dos sectores principales: el comedor y la parrilla. Se recomienda como madera ideal para la mesada, el roble. Este elemento es muy práctico para apoyar fuentes y bebidas, hacer una picada o las ensaladas mientras los comensales esperan el asado; incluso, para aprovechar el espacio, se le puede colocar una bacha, un anafe o cocina de una o dos hornallas. En el bajo mesada, se puede colocar una pequeña heladera, alguna cajonera para guardar cubiertos y demás utensilios necesarios para el asado o puertas para guardar el carbón y la leña. Asimismo, un horno de barro pequeño para cocinar pizza o pan le aportará gran valor agregado al espacio.


En caso de que el proyecto del quincho haya surgido una vez que la casa esté terminada, una de las opciones más usuales es aprovechar el espacio que da una galería ya existente y contigua a la misma colocando una carpintería de cerramiento. De ésta forma se puede dar uso continuo a un lugar que en primera instancia era de paso. En ésta situación, lo ideal sería que las aberturas continúen con el estilo propio de la casa, aunque es recomendable que sean más amplias y con sistemas corredizos de apertura para facilitar la circulación y el paso del lugar. Si la casa posee de antemano aberturas de madera, se aconseja utilizar éste mismo material para realizar el cerramiento del quincho y así aprovechar la galería ya existente. Lo más importante en este caso, es lograr que las carpinterías del quincho resulten prácticas y fáciles de accionar en los momentos que se pongan en uso en el ambiente y sean resistentes al paso del tiempo.


Los puntos clave a tener en cuenta:

● El quincho debe constituirse como el espacio más cercano posible a la cocina.

● Si el quincho está alejado de la cocina, es conveniente agregar una mesada de madera con pileta y mueble.

● Los muebles ideales son los de madera dura, que otorgan un estilo rústico al ambiente.

● Los materiales de los objetos del quincho deben ser más resistentes que los de una cocina convencional, de fácil limpieza, mantenimiento y guardado. En este sentido, los elegidos son los de madera, plástico, melamina, gres o rattan. Al mismo tiempo, se aconseja contar con complementos que aporten una cuota de facilidad para servir o levantar la mesa: bandejas grandes, porta cubiertos y canastos para vasos y botellas.


Por: CADAMDA- La Cámara de la Madera
info@cadamda.org.ar - www.CADAMDA.org.ar

Agradecimiento: Florencia Patanelli
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
19 de Abril de 2014|03:52
1
ERROR
19 de Abril de 2014|03:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
Fotogalería
16 de Abril de 2014
Naufragio en Corea del Sur
15 de Abril de 2014
Eclipse lunar
17 de Abril de 2014
Murió el gran Gabriel García Marquez
10 de Abril de 2014
Mendoza se va normalizando luego del paro
16 de Abril de 2014
Atentado en la Maratón de Boston: un año después
13 de Abril de 2014
Impactantes imágenes del desastre en Chile
15 de Abril de 2014
78° Master de golf