Deportes

Blatter amenazó con la suspensión a la selección de España

El presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, reiteró hoy la amenaza de suspensión que pesa sobre la selección de España en caso de que el gobierno del país siga insistiendo en obligar a la federación nacional a convocar elecciones de manera inmediata.

"No queremos intervenir", aseguró hoy Blatter tras la reunión del comité ejecutivo de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) en Zúrich. "Pero si el gobierno español insiste no tendremos otra opción".

Blatter ya advirtió hace unas semanas en Madrid de que España podría ser suspendida y, por lo tanto, excluida de la Eurocopa de fútbol de junio en Suiza y Austria.

El comité ejecutivo de la FIFA resolvió hoy apoyar la postura de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), presidida por Angel María Villar, que es también vicepresidente del organismo internacional, de desafiar la orden ministerial que le obliga a convocar elecciones antes de que finalice el primer trimestre del año.

"El presidente del gobierno español (José Luis Rodríguez Zapatero) acaba de ser reelegido y sé que está formando un nuevo gobierno", comentó Blatter. "Él debería entender que el fútbol tiene un papel principal en España. Debería entender que no debe interferir y retirar esa orden".

La FIFA no está dispuesta ni siquiera a aceptar un aplazamiento del decreto, ya que eso supondría simplemente retrasar en algunos meses la "injerencia".

Para el comité ejecutivo, que hoy respaldó a Villar por unanimidad, la única solución es la derogación de la normativa gubernamental, ya que no aceptan que se pueda recortar el mandato de una junta directiva elegida democráticamente si ella no lo decide así.

"Tienen derecho a agotar su mandato", insistió un portavoz de la FIFA.

La orden ministerial obliga a todas las federaciones deportivas españolas no clasificadas para los Juegos Olímpicos, como es el caso del fútbol, a convocar elecciones antes de finales de marzo ajustándose a la nueva normativa.

Sin embargo, la RFEF aprobó en su asamblea celebrada el 3 de marzo, con un 80 por ciento de los votos, mantener su calendario electoral, según el modelo FIFA, y celebrar los comicios en noviembre.

Además, la asamblea general aprobó una modificación en sus estatutos para seguir el requerimiento de FIFA y suprimir la referencia a la inclusión de la Federación en el ordenamiento jurídico español.

"No sólo nosotros hemos advertido", dijo hoy Blatter. "El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, ya recibió una advertencia por parte del COI, cuya Carta Olímpica es mucho más estricta que nuestros estatutos sobre la injerencia gubernamental".

Para la FIFA, por lo tanto, el turno de mover ficha es ahora del gobierno español, aunque sus opciones no son muchas.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, enemigo declarado de Villar, insistió tras la asamblea de la RFEF que el diálogo tenía un límite: la legislación española. "Si hablamos de salirnos del ordenamiento jurídico español... Eso no lo vamos a permitir".

El gobierno podría abrir expediente a Villar o inhabilitarlo, pero entonces se encontraría con la FIFA, que ya ha dado ejemplos de su poder.

En 2006, Giorgios Orfanos era responsable del deporte griego, y se enfrentó a la EPO presidida por Giorgios Gagatsis, que dos años antes se había encontrado con el inesperado regalo de un inimaginable título en la Eurocopa.

Orfanos quería modificar el sistema de elección del presidente de la federación griega. Hoy está fuera del gobierno y es un diputado raso, sin responsabilidades específicas. Gagatsis, en cambio, sigue manejando el fútbol griego tras sortear una suspensión por parte de la FIFA que sólo duró 48 horas, porque el gobierno no pudo soportar durante más tiempo la presión.

Manuel Burga no es un dirigente conocido a nivel mundial, aunque durante meses batió los récords de impopularidad en Perú: más del 90 por ciento de la población quería que dejara la presidencia de la Federación Peruana de Fútbol (FPF). Arturo Woodman, responsable del deporte peruano, entabló una batalla de un año de duración con la FIFA, utilizando a los clubes como aliados para destronar a Burga.

Pero cuando llegó el momento, sólo dos clubes se atrevieron. La amenaza de Burga -"los clubes serán suspendidos internacionalmente, cumpliendo las normas de la FIFA"- había surtido efecto. Burga sigue manejando el fútbol peruano, que no juega un Mundial desde hace tres décadas.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|08:08
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|08:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes