Poemas de verano: Cecilia Restiffo, viento que deshace muros

Profesora, ha publicado "La cicatriz del silencio". Participó en la revista "Molinos de viento" y dirigió el suplemento poético "La Voz". Publica la revista virtual de poesía "El Desaguadero" y es responsable del proyecto de difusión de educación de adultos Palabras sueltas.

Pájaro

Los zapatos
muertos a un lado
debajo
la tierra
vencida.

Cielo apetecido
ardor solar.

Y por fin
el vuelo feroz
de
ese
hombre
con alas
en la cabeza.


Madreselva

—Surco que no cesa,
lumbre de amparo nocturno
manos que hablan de mí—.


Mi sueño fue antiguo, en él andabas
descalza con ese vestido azul
lleno de pétalos de infancia,
tenías el pelo corto como cuando eras feliz,
y yo desde lejos podía sentir tu risa,
me hablabas a los gritos de las flores amarillas
que húmedas en tu mano
ahogaban de luz a la mañana.

Pero el viento deshizo los muros
y poco a poco
me entregaste las palabras. Muerta de frío
corro por este pasillo, busco las puertas
camino probando las llaves  de tu pena.

“No me importó”, dijiste
y yo me volví ceniza al escucharte
dejé mi cabeza  apoyada en tu hombro
sin buscar palabras. “Entonces,
el amor no fue tu anhelo” pregunté,
y mi esperanza
brotó como agua nueva.”No recuerdo
qué es soñar” susurraste
volviendo tu cara a la tarde,
mientras en el marco natural de la ventana
un pájaro negro venía a despedirnos.

El camino angosto
despedía el olor de la tristeza,
vamos abrazadas mirando la noche
sin hablar.  “No me sueltes ”suplicaste,
“Claro que no, ahora soy yo
 la que debe arropar tu cama”.

Opiniones (0)
27 de Febrero de 2017|01:33
1
ERROR
27 de Febrero de 2017|01:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    23 de Febrero de 2017
    Una visita al Observatorio Europeo del Sur
    Retromobile
    21 de Febrero de 2017
    Retromobile