El predicador evangelista Palau pidió "disculpas" por los problemas que ocasionará a porteños

El popular predicador evangelista Luis Palau pidió hoy "disculpas desde el corazón" por los problemas que ocasionará a los porteños el corte de la
avenida 9 de Julio a raíz del festival religioso que encabezará esta noche y mañana por la tarde.

"Les pido disculpas desde el corazón a los porteños, sinceramente. Pero también les pido que piensen en lo positivo que dejará este encuentro a futuro", dijo Luis Palau en declaraciones radiales.

El convocante predicador evangelista se refirió así a los cuestionamientos que recibió la organización del festival -cuyo escenario central está montado a pocos metros del Obelisco- porque desde esta tarde a las 16.30 estará cortado el tránsito sobre la estratégica avenida 9 de Julio.
  
Mañana, en tanto, el corte se realizará desde las 14.00 y hasta las 2 de la madrugada del domingo, anticiparon los organizadores del acto, que esperan convocar a más de medio millón de personas -la mayoría provenientes del Gran Buenos Aires- al encuentro encabezado por Palau.

"Estoy al tanto de los problemas que puede tener el tránsito con este acto, pero les pido a los porteños y a los que visitan la ciudad de Buenos Aires que piensen que habrá mucha gente reunida en torno a la fe. Y eso es positivo para cualquier sociedad", resaltó el predicador Palau.

Agregó, en la misma línea, que en el acto "habrá mucha muchachada que en lugar de estar asaltando o padeciendo las drogas llegará a la Capital por una cuestìón espiritual, a escuchar un mensaje de fe".

El predicador evangelista descartó, por otra parte, que en la Iglesia Católica argentina haya malestar por el masivo acto evangélico y sostuvo que se considera un "amigo personal" del arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina,Jorge Bergoglio.

También restó importancia al hecho de que no lo haya recibido la presidenta Cristina Kirchner, al asegurar que entiente que la mandataria "está muy ocupada", aunque destacó sus encuentros con el vicepresidente Julio Cobos y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

El pastor evangelista explicó que el mega evento que organizó tiene como objetivo enviar a la juventud "el mensaje de esperanza que necesita".

"Queremos recordarle a la juventud que Dios nos quiere, que puede cambiar nuestras vidas y llenar el vacío. La juventud necesita una guía espiritual y no se trata de hacerse religioso, sino de tener una relación personal con Dios, porque la juventud necesita esperanza", explicó.

A pesar de las explicaciones del propio predicador, el gobierno nacional dejó en claro esta mañana que el evento producirá importantes "trastornos" en el tránsito y lanzó críticas a la autorización de la gestión porteña, que permitió el corte de una de las principales avenidas de la Ciudad, justamente un día viernes.

En ese sentido, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se mostró sorprendido y consideró que va a ser "un disloque de tránsito".

El funcionario comentó que ayer conversó de este asunto con la presidente Cristina Kirchner y ambos se preguntaban "de dónde había salido la autorización".

"Evidentemente el Gobierno de la Ciudad lo consiguió por otro lado", señaló Fernández, quien recordó que en la anterior ocasión en que se realizó el evento -en 2003- "el conflicto fue infinitamente menor".

"Es por eso que me llama la atención que sea autorizado algo así", indicó, en declaraciones radiales.

Al respecto, el ministro calificó la autorización como una "decisión desafortunada" y destacó que al menos la ventaja es que se sabe de antemano que la arteria va a estar cortada.

"Eso permite a los conductores programar de antemano cuál camino alternativo tomar", añadió.

También se refirió al asunto el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien consideró un "despropósito" la medida y calificó a los funcionarios públicos que la autorizaron como "faltos de sentido común".
  
Además, el titular de la cartera puso de relieve que un evento de esta magnitud debería haberse hecho en un lugar cerrado. El antecedente inmediato de un recital organizado por Palau data de 2003, cuando -junto al Monumento de los Españoles en Palermo- congregó a una multitud, acompañado en aquel momento por el cantante Juan Luis Guerra y su banda La 440.
 
   

                     
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 02:38
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 02:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'