Poemas de verano: Gonzalo Córdoba, la luna te observa

Permanente agitador de la movida literaria, participó en la revista "La rosa de cobre" y es miembro del proyecto editorial PAN. Ha colaborado con los sitios Lanzallamas.org, Escriturasindie.blogspot.com y Carcaj.cl.

Cruzo el humedal

Cruzo el humedal:             
los húmeros, el fémur en cruz                         
a medias en el humus              
solo pensar hasta dónde llegarán los clavos          
me trae el sacrificio               
y el placer morboso de hacerse daño         
                pues si somos tierra             
                construir máquinas para dañar la tierra         
                es construir máquinas para dañarse          
                               y no resulta extraño            
                               también fabricamos armas
                               y medicamentos                                                                         

ese placer morboso rige la historia                  
la historia de la sangre derramada                  
el cuento del cordero clavado            
en un tripalium con los huesos sanos                                                        

venimos de una semilla amarilla                      
en una gota de semen                 
y nos vamos dejando huesos                 
que no son espesos ni profundos
ni calientes ni arrebatados       
son hueso duro médula intensa, no semen                   
hueso que se hará petróleo                
aceite de piedra            
el aceite de Pedro              
el aceite de la Iglesia                            

por eso cuando te ungen           
te embadurnan                 
con el óleo                 
que carga el peso
de los países destruidos                          

así es
las fosas comunes          
serán los pozos del futuro                                                                                

y cuánto chorro negro         
eruptando la tierra              
con la fuerza necesaria para        
cubrir ciudades completas      
incluyendo los ejércitos de ocupación         
y sus últimas máquinas

Es por eso que cruzo el humedal            
y me descalzo
Siento la tierra húmeda y me pregunto               
si será el agua putrefacta        
de los vertederos inhóspitos            
ríos industriales                
o será la lluvia ácida            
del primer mundo
o será la sangre       
del cuerpo que se hunde            

entonces
¿cómo caminar la senda             
cualquier senda            
después de ver             
el carbón transformarse                   
en diamante                            
y las manos ávidas                  
salir de sus bolsillos?

Hoy que el dinero puede más                     
que la palabra              
la poesía es valor                
para los anticuarios                  
los nostálgicos

Con gubias y cinceles               
las gentes modelan lo que el agua               
lo que el viento                   

eso es escultura               

pero el asfalto se esculpe           
con taladros mecánicos        
en un infierno de ruido                 
y piedras eruptadas              
a los transeúntes


Hay un momento en que                
el alumbrado público               
proyecta cuatro sombras                 
en ese momento cargas el peso           
de aceptar vivir en una ciudad            
y esto es un terror             
para las almas simples                  
que ven cómo con edificios                
les van tapando el horizonte                
cómo con ropas las multitiendas              
propician el ocultamiento                   
cómo con celulares y tecnología             
se impone la distancia y la            
productividad de los cuerpos

arriba de los edificios
dentro de las mutltiendas
del otro lado de la tecnología
hay gente

Se acaba la pila                  
se cambia el autómata:              
lógica del sistema.
Alma simple, carga tu cruz                   
aunque caigas, te hundas                    
y tus cuatro sombras proyectes                    
nunca más.
La luna te observa                        
y conjuga las primeras personas                   
del verbo volver a la pacha                 
con tu persona.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|13:03
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016