Para dos testigos, la tragedia de LAPA ocurrió por "fallas humanas"

Un ex jefe de operaciones de la empresa puso en duda que haya sido “atinado” haber mantenido “enganchado” el tobogán de emergencia con las puertas de evacuación, al tiempo que una ex comisario de abordo dijo no entender cómo el comandante no reaccionó al sonar las alarmas.

El ex jefe de Operaciones de LAPA Gabriel Borsani --uno de los acusados en el juicio por la tragedia de Aeroparque--, puso en duda que haya sido "atinado" haber mantenido "enganchado" el tobogán de emergencia con las puertas de evacuación, mientras una ex comisario de abordo dijo que no podía entender cómo el comandante del avión no reaccionó cuando sonaron las alarmas, publica esta tarde 26N.

Borsani --quien cumplía funciones como jefe de Operaciones de los aviones 737-220, entre los que se contaba el avión siniestrado-- pidió al inicio de la audiencia de ampliar su declaración indagatoria, a la luz de los dichos de una de las dos azafatas sobrevivientes de la tragedia, Cristina Verónica Iglesias.

Si bien Borsani no la mencionó expresamente, en su declaración sostuvo que las instrucciones escritas y las que se daban en todos los cursos de emergencias se deja expresamente sentado que antes de abrir las puertas "hay que mirar para afuera", ya sea para establecer la presencia de fuego o cuando un avión cae en el agua.

Respecto de las puertas de emergencia, Borsani dijo no estar "muy seguro" de que el procedimiento correcto haya sido mantener el tobogán enganchado, ya que acentuó la combustión cuando tomó contacto con el fuego que se había desatado en la nave siniestrada.

"La puerta se abre igual con o sin el tobogán enganchado", aseveró el ex directivo al referirse a los dichos de las azafatas que atestiguaron y dijeron que se chequeaba si el tobogán estaba enganchado antes de despegar.

Verónica Iglesias aseguró que ella abrió una de las puertas traseras; que escapó junto con un grupo de pasajeros por temor a que la nave explotara y recordó que el tobogán de emergencias había entorpecido las tareas de salvataje porque el fuselaje estaba al ras del pasto.

Borsani advirtió en ese sentido que la combustión del tobogán calentó el avión cuando tomó contacto con el gas de la cabina instalada en Punta Carrasco, provocando llamas de 8,8 metros, según --dijo-- lo estableció la Junta de accidentes aéreos.

Lo único que estimó que había sido un procedimiento correcto fue cuando se cumplió con las consignas de gritarle a los pasajeros "por acá, por acá" cuando se abre una puerta.

Por su parte, la ex comisario de abordo de LAPA, quien cumple las mismas funciones en la actualidad en LAN, dijo no entender cómo el comandante Gustavo Weihel no reaccionó cuando sonaron las alarmas de los flaps, y fue la primera en las audiencias en hacer mención a la presencia de la azafata fallecida Verónica Tanto dentro de la cabina.

"No entiendo cómo una persona que le suena la alarma no reacciona", opinó la azafata quien aseguró que "de hecho no se respetó lo que era la cabina estéril para nosotras".

El concepto de cabina estéril impone a la tripulación no ingresar a l habitáculo de los pilotos dentro de los cinco minutos anteriores y posteriores al despegue o el aterrizaje de un avión.

Tanto, según las pericias realizadas en la caja negra del avión, habría mantenido una amena conversación con el piloto de la nave dentro de ese tiempo expresamente prohibido.

Mariana Agustinegui, otra azafata que declaró, calificó a Tanto de "ciclotímica" y en su anterior declaración escrita sostuvo que los tripulantes tenía todos problemas personales.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 23:54
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 23:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'