Relacionan el origen de la literatura en español con el sánscrito

La académica mexicana Wendy J. Phillips-Rodríguez aseguró que el origen de la tradición cuentística española medieval está en las fábulas escritas en sánscrito muchos siglos antes en este país asiático.

La investigadora de la Universidad Autónoma de México argumentó esta tesis mediante los nexos existentes entre el "Calila e Dimna" (del año 1125), considerado el primer escrito en castellano, y el "Panchatantra" (300 d.C.), obra clásica de la literatura sánscrita.

"Quiero hablar de ese viaje que hacen dos chacales (Calila e Dimna) desde la India hasta España y cómo se van transformando; un viaje a lo largo del espacio y del tiempo", afirmó la académica en su conferencia en el Cervantes.

Según la ponente, el escrito original fue traducido primero al persa, luego al árabe y desde ahí se diseminó hacia el resto de culturas, entre ellas la española, gracias a la labor de Alfonso X El Sabio, por entonces infante, y a su taller de traductores de Toledo.

"Calila y Dimna son los primeros personajes literarios de la prosa española", afirmó Phillips-Rodríguez.

La obra original, subrayó, es "una serie de cuentos enlazados unos con otros, como las muñequitas rusas, con una enseñanza práctica al final, una moraleja, y, aunque no la hayamos leído, seguro que conocemos muchos de sus relatos".

Uno de ellos, que se asemeja al cuento de la lechera, narra la historia de un brahmán (sacerdote hindú) que piensa con una olla de maíz en mano en lo que hará cuando la venda, hasta que su sueño se desvanece al romperse el recipiente.

"A partir de un número finito de historias, se aprendió a hacer historias a la manera de la India. Se aprendió el modelo de cómo contar las historias (el modelo 'exempla', de moraleja) y lo convirtió en suyo propio", aseguró la mexicana.

Uno de los principales exponentes de esta tradición en España es "El Conde Lucanor", de Don Juan Manuel.

Las historias viajaron por toda Europa, y su influencia fue mayor en España porque los musulmanes dominaban en ese tiempo parte de la India y de la península Ibérica.

Fueron ellos los que hicieron de "puente" entre las dos culturas con afán de aprender y no cerrarse ante culturas ajenas, sino traducirlas y adaptarlas para así compartirlas. Una moraleja que la investigadora mexicana promueve para los tiempos que corren.

Fuente: EFE
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|12:35
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016