Tres títulos para desentrañar los mundos que nos rodean

"La muerte de Dios", de Liliana Heker; "Noches en Fitzrovia", de Julian MacLaren- Ross, y "El juego de los besos", de Aidan Chambers, tres propuestas literarias que apuntan a conocerse a uno mismo para conocer a quienes están a nuestro lado.

Para quienes prefieren los cuentos o las narraciones breves a las novelas, para quienes son amantes de ambos, para quienes gozan de la lectura de buenas historias, para quienes están del otro lado de las páginas. Les ofrecemos tres libros de narraciones, uno de ellos es una biografía, los otros dos son de ficción, pero los tres apuntan a conocerse a uno mismo para conocer a quienes están a nuestro lado.

Comencemos con La muerte de Dios (Alfaguara), de nuestra enorme Liliana Heker, una colección de siete cuentos que van construyendo una gran narración, porque si bien cada uno de ellos es independiente del otro, las relaciones humanas, con humor a veces, con pesares inconmensurables en otros momentos, son las grandes protagonistas.

Casi como en un ciclo vital, La muerte de Dios va desde un primer relato sobre  la conformación de las bases para su personalidad de una adolescente, hasta el último, en el que Heker nos lleva a conocer las cuitas de una mujer adulta que regresa, casi instintivamente, a su casa de la niñez.

En el medio, los demás cuentos son como un juego vital en el que Heker nos introduce para no dejarnos respirar, para conformar una mirada del mundo y de la humanidad, de la mano de personajes tan complejos como las tramas en las que se ven envueltos.

En nuestra segunda propuesta, Noches en Fitzrovia (La Bestia Equilátera), el inglés Julian MacLaren- Ross (1912-1964) propone una autobiografía mediante la cual va develando muchos aspectos que serán, tanto para sus lectores ya habituales como para quienes se encuentren por primera vez con él, una guía para entender al autor.

Con una estructura similar a la de una novela, MacLaren- Ross relata experiencias de vida, comprometiéndolas con una subjetividad desde la cual la observación no es la de un escritor, sino también la de alguien que vivió el siglo XX y sus vicisitudes.

Noches en Fitzrovia, es, a la vez que la autobiografía de un escritor, una radiografía de la historia y de sus personajes.

Por último, una joyita para adolescentes y no tanto (incluimos en esto a los adultos que necesiten resolver algunos conflictos contra los que aún no se animan a enfrentarse como a aquellos que quieran conocer cómo ven el mundo los adolescentes). El juego de los besos (Fondo de Cultura Económica), de Aidan Chambers, es una colección de textos breves en los que el autor echa luces al mundo de los chicos y las chicas de menos de veinte años, con una mirada que se torna universal al tratar temas como las constituciones familiares, los pesares de los jóvenes o el amor, además de problemáticas sociales como las violaciones, el embarazo adolescente, la trata de personas y la esclavitud sexual.

Chambers propone con El juego de los besos un excelente libro para los jóvenes, tanto por el realismo de las narraciones, a partir de los cual los adolescentes pueden sentirse identificados y, por lo tanto, comprometidos, como por las formas literarias que el autor propone, que van desde la estructura del cuento hasta las formas de la dramaturgia, dando mucha agilidad a la lectura.

Si tiene entre sus conocidos un adolescente y quiere ofrecerle una lectura realmente literaria y comprometida, El juego de los besos es una excelente opción.

Alejandro Frias

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|09:07
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|09:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic