Ratifican prisión en suspenso a albañil que buscó y mató a un delincuente

En mayo del 2007, Armando Jordan Solís mató a un delincuente que, media hora antes, había ingresado a su casa, golpeado a su mujer y se había llevado algunas pertenencias. Sabiendo que eran los mismos que los habían asaltado 3 veces en 90 días, Solís salió furioso en su bicicleta y le disparó al encontrarlo en una despensa. La Cuarta Cámara del Crimen lo condenó a uno año y ocho meses de prisión en suspenso, consideando que actuó en "legítima defensa retardado".
La Corte ratificó esa condena, pese a que el fiscal había presentado una casación y solicitaba 12 años por homicidio agravado.

El 27 de mayo del año pasado, Armando Jordan Solís, albañil, 51 años, llegó a su casa de Maipú y su hijo le contó que un delincuente ingresó a la vivienda y se llevaron varias cosas, tras golpear a la esposa de Solís. “Papá, nos robaron los mismos de siempre”, fue la frase con que su hijo lo recibió, media hora después de cometido el atraco, cuando el albañil boliviano volvía a su casa.

Furioso, Solís salió de su casa como una tromba en su bicicleta y fue directamente al encuentro de donde estaba el delincuente, identificado como Hugo Rufino Heredia. Cómo no iba a saber de quién se trataba si Heredia y su banda habían asaltado a los Rufino tres veces en los últimos 90 días. Y así fue que llegó a una despensa del barrio las Piedritas, de Rodeo del Medio, y cuando estuvo cara a cara con Heredia le disparó con un arma de fuego.

El lunes, la Cuarta Cámara del Crimen ratificó la condena a Solís –un año y ocho meses de prisión en suspenso- al considerar que Solís actuó en legítima defensa, imputándolo entonces por homicidio en legítima defensa retardado. “Esto es porque Solís actuó fuera de sí, por eso la figura de homicidio en legítima defensa retardado. Cuando se enteró, sabiendo que era el mismo que le había robado en varias oportunidades, se fue desenfrenado hacia él. Y cuando lo vio en la despensa lo mató, pero no fue premeditado”, indicó el abogado de Solís, Sergio Carreño.

Sin embargo, durante el juicio, el fiscal Fernando Guzzo solicitó 12 años de prisión alegando que se trató de un homicidio agravado, pero el tribunal no hixo lugar a ese pedido y consideró que era en legítima defensa.

Casación
 
Luego del veredicto, Guzzo presentó un recurso de casación en la Corte provincial, para que dejen sin efecto la condena y hagan lugar a su pedido.

Sin embargo, el lunes se conoció la resolución de la Corte, que ratificó el año y ocho meses en suspenso.
Opiniones (2)
13 de diciembre de 2017 | 10:14
3
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 10:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No decìan que Aguinaga habìa hecho docencia cuando decìa que habìa que defenderse con las armas... Es un clàsico que los chorros estàn bien asesorados por abogados inescrupulosos, y salen en libertad inmediatamente. La gente comùn siempre queda condenada. Me parece que Aguinaga tendrìa que haberse quedado callado!!!
    2
  2. como siempre, si a vos te roban, te la empoman si haces justicia por mano propia, pero con esta bendita justicia, te tenes que quedar con los brazos cruzados hasta que se les ocurre hacer algo por el bien.... es una cagada la justicia (perdon por la mala palabra) pero Jaque, estas en el horno con lo que prometistes....
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California