Incidentes en la paritaria de los trabajadores municipales

Los hechos ocurrieron luego de que representantes de ATE quisieron ingresar a escuchar las negociaciones entre la Federación Municipal y representantes del Gobierno. Hubo empujones y acusaciones cruzadas. Desde ATE afirmaron que se busca perjudicar a los trabajadores.

La paritaria entre la Federación de Trabajadores Municipales y el Gobierno estaba anunciada para las 10 de la mañana, sin embargo dos horas más tarde la reunión parecía no tener fin, y es que a los pocos minutos de haber comenzado la paritaria, debió suspenderse porque los representantes del Gobierno y de la Federación de los municipales no querían la presencia del ATE en la sala donde se desarrollaba la cumbre.

Asimismo, tanto Raquel Blas por el ATE y Edgardo Valenzuela, secretario de Relaciones Institucionales de la provincia, acusaron a las otras partes de haberse empujado.

Desde la Federación  de Trabajadores Municipales, Sergio Medina señaló que ATE no puede participar de la reunión, en tanto Valenzuela explicó que el principio del problema sucedió cuando “en el momento en que estaban hablando los representantes de los municipios, irrumpió en el ámbito Raquel Blas con otras personas, abrió la puerta y en ese momento yo me levanté y me empujó”.

En tanto, Blas señaló que “cuando el subsecretario anunció que podíamos ingresar porque estaba reunidos los representantes de los intendentes, a mí me empujó para que no pudiéramos ingresar”.

Tanto desde la Federación como desde el Gobierno explicaron que “la paritaria municipal es una paritaria entre los diferentes municipios y la Federación que es un órgano de segundo nivel que representa a todos los gremios municipales” y aclararon que ATE quiere participar pero “la Ley 5.892 establece claramente que deben participar las partes que la ley establece”.

Por su parte, Blas argumentó “la única provincia de todo el país donde se le niega la participación no solo a ATE sino también a UPCN (otro de los gremios que intentó entrar) que tiene afiliados en todos los municipios es en Mendoza”. Asimismo destacó que no han venido participando en las anteriores reuniones paritarias de los municipales porque el gobierno cobista se los había negado, sin embargo destacó que “ahora salió un fallo definitivo de la Cámara de trabajo que reconoce que debe respetarse la libertad de afiliación y por lo tanto la libertad de representación”.

La gremialista indicó en función de ese fallo, “el 9 de enero presentamos una nota al ministro de Gobierno y nunca fue respondida” y explicó que lo único que pedían era que “el ministro de Gobierno (Juan Marchena) nos escuchara y destacó que lo único que querían era “presenciar la paritaria, que es un ámbito público” ya que en ATE hay trabajadores municipales afiliados.

Sin embargo, Blas fue más allá y acusó a los representantes del Gobierno y de la Federación de querer perjudicar a los trabajadores: “la negativa cerrada que hay tanto de los intendentes como de la federación nos indica que lo que se quiere negociar allí es claramente perjudicial para los intereses de los trabajadores municipales” expresó.

Cerca del mediodía el conflicto pareció tomar fin luego de que se leyera un acta en cual se declaraba el porqué a ATE no se lo dejaba participar de la reunión y se propuso una nueva fecha para continuar que será designada por el ministerio del Gobierno luego de analizar lo pedido por la Federación que es un mínimo del básico de mil pesos y un enganche de los trabajadores estatales nacionales en cuanto a las asignaciones familiares.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 05:25
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 05:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes