El derroche de creatividad de los periodistas deportivos a la hora de titular

Por querer ser originales, los periodistas deportivos hasta se convierten en previsibles. ¿O acaso no es esperable cualquier relación con la locura de un club cuando su técnico es Bielsa? Y les adelanto que si él llega a dirigir al Colo Colo, no va a faltar quien titule “Colo Colo Loco Loco”.

Por esas cosas de la vida (no pregunten mucho), me quedé viendo el partido de tenis entre el estadounidense Mardy Fish y el colombiano Alejandro Falla por el Abierto de Australia. Eso de tener 800 canales al pedo y ni una película para mirar… En fin.

El tema es que gana Falla, eso ya lo saben, y si no, busquen la data y van a ver que no miento. Y cuando la última bola del partido ya estaba rebotando hacia los perdidos lugares de la derrota del favorito para este duelo, el comentarista del partido se manda un “Chau, pescado”, claro, en alusión a Fish, no vamos a explicar más, y de inmediato le clava el cierre: “Colombia no Falla”.

¡Ah, bueno!, me dije, cansado de esa facilidad con que los periodistas deportivos se agarran de los nombres, apellidos o alias de los deportistas, y ni hablar de los nombres de los clubes o sus formas más populares, marcas de autos o lo que esté a la mano. Y no voy a poner ningún ejemplo, para no generar quilombo, ¿vio?

Tengo en claro que a partir de ahora mis compañeros que se dedican al deporte van a intentar cagarme a patadas cuando nos encontremos en un picadito de fútbol, o peor, lo van a hacer (aunque también pienso que puede ser en la calle cuando nos crucemos), pero voy a esbozar mis dos teorías.

Primera: Hay una suerte de cofradía que capta a los periodistas deportivos para instruirlos secretamente para que aprendan a crear este tipo de títulos y cuyo mayor logro, como los de cualquier cofradía, es regodearse en los resultados, convencidos de que es una forma secreta de cambiar el mundo.

Segunda: Los tipos, los periodistas deportivos, digo, están convencidos de que no hay mejor manera de titular, entonces están atentos para cazar al vuelo cualquier idea que se les cruce por la cabeza y reservarla hasta que se dé el momento oportuno.

Sobre la primera teoría, no creo que pueda conseguir muchas pruebas, porque, justamente, al ser una suerte de logia, no van a aceptar que vaya un cualquiera a revelar sus secretos.

Pero respecto de la segunda tengo la convicción de que es así, o por lo menos de que funciona así en muchos casos. Veamos un ejemplo. River está en la B y tiene un jugador que se llama Lamela (uf, si tenemos sendas burdas para seguir con semejante apellido). Entonces nuestro periodista deportivo de mentiritas, de puro ejemplo nomás, piensa: “Si en el penúltimo partido del torneo River queda a punto de subir a la A y gana gracias a un gol de Lamela, el título ideal sería ‘River Lame-la esperanza de ascender”.

Y lo peor es que no tienen pruritos en forzar las palabras de manera de que les cierre como sea el titular.

Ojo. Debo admitir que hay joyitas, como el glorioso titular de Ernesto Ramos, nuestro querido Rata, cuando Palermo hizo tres goles en un partido y él tituló “MP3”. ¡Fantástico! Sintético. Juego con las iniciales, la cantidad de goles y los aparatitos. Una delicatessen.

Pero hay otros que madre mía, mejor ni hablar.

Y aunque este tipo de títulos también se dan ocasionalmente en otras secciones de los diarios, son, justamente, la excepción. Por suerte no hemos presenciado nada como “El Colón se quedó con la Bocca abierta” cuando el genial Julio bailó allí o “Minería, no es-Pérez más de mí” cuando el entonces candidato tomó la oportuna decisión de no apoyar la explotación a cielo abierto.

Además, por querer ser originales, nuestros amigos deportivos hasta se convierten en previsibles. ¿O acaso no es esperable cualquier relación con la locura de un club cuando su técnico es Bielsa? Y les adelanto que si él llega a dirigir al Colo Colo, no va a faltar quien titule “Colo Colo Loco Loco”.

Y también son esperables cosas como “Un Dakar Despress-ivo”, “Díaz de gloria para el Rojo de Avellaneda” o “[Nombre de equipo correspondiente], qué bien Tevez”.

Yo no digo que dejen de hacerlo (a ver si los miembros de la logia vienen por mí, encima), pero si la cosa no se da, no se da. Por ahí, lo mejor es titular con un elemental “El Rojo otra vez en la cima de América” (algunos me sugieren que ponga “sima”, pero me resito) y dejar de lado la creatividad forzada, si total es sólo un título, a las dos horas la gente ya se olvidó.

Abrazos a todos mis colegas deportivos… Y está bien, acepto el capachito…

Alejandro Frias

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|05:00
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|05:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic