Conocé más sobre el mundo de duendes, gnomos y eterones

La supuesta aparición de un duende en Salta sorprende a algunos, pero para otros es algo “normal”. Adeptos a la duendología o estudio de los gnomos aseguran que esos seres existen, que se les puede pedir favores y hasta tienen explicaciones “científicas” sobre ellos.

Una de las expertas es la astróloga Lily Sullos. Ella tiene una teoría que asegura haber comprobado con un experimento y que le sirve para explicar la existencia de los duendes. Éstos seres estarían compuestos por “material eterónico orgánico”. La explicación es algo complicada, pero la conclusión es que los eterones son algo mucho, pero mucho más pequeño que un átomo.

Sullos asegura que los duendes “tienen libertad de movimiento, conciencia y actividad” como los humanos. Al mismo tiempo son invisibles para las personas, aunque “muchos animales sí los ven y pueden atravesar una pared o una puerta cerrada”. Además, “pueden mover la materia común”, o sea, cualquier objeto.

Lo curiosos es que a pesar de que no se los puede ver, la astróloga afirma que “hay casos comprobados donde los vieron varias personas y hasta se los fotografió”. Incluso es capaz de describirlos: “Suelen ser de diversos tamaños, desde milímetros hasta metros. Suelen tener formas como pompones de muchas prolongaciones, motas de algodón, o formas con tentáculos”.

Avanzando en su descripción, a Sullos ya no le importa caer en la contradicción: “La fauna de eterones que más se ve son los simpáticos y juguetones habitantes de algunas casas o jardines. Hay muchos que se hacen amigos de algunas personas. Los duendes domésticos son inofensivos; no son malos.”

Sullos no es la única que maneja al detalle el fantástico mundo de los duendes. Un poco más alejada de las explicaciones técnicas Liliana Chelli también es experta en “estos maravillosos seres que han estado presentes desde remotos tiempos y han llegado a la actualidad a través de leyendas y cuentos de hadas”.

Chelli explica que junto a toda su familia se dedican al estudio de los gnomos. Para ella no es algo nuevo: “Desde niña y desde que tuvo uso de razón, jugó con ellos, compartían su infancia, sus juegos y los veía con mucha claridad, dormía con ellos y despertaban a su lado. No niega que muchas veces la hacían enojar, ya que escondían sus juguetes y se reían tanto, que aun lo recuerda con claridad”, asegura en su página Web sobre su experiencia con los duendes.

Esta especialista encontró la “utilidad” de los duendes. No sólo vende muñecos que, dice, son iguales a los gnomos, sino que además recibe correos electrónicos con consultas sobre a qué duende hay que convocar y de qué modo para pedirle favores.

Y si te quedás con ganas de más, podés anotarte en uno de sus talleres que incluyen hasta prácticas de visualización. Claro que nada dice sobre si garantiza ver uno.
Opiniones (2)
19 de septiembre de 2017 | 21:03
3
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 21:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MUy Buena
    2
  2. Aquí apareció un duende. Dicen que ganó las elecciones a gobernador. Este no es ni malo ni bueno, no es nada. No mueve la materia, puede atravesar una pared rodeándola o una puerta cerrada una vez abierta. No se sabe si tiene conciencia y su actividad es un misterio. En la Vendimia algunos pudieron verlo rodeado por 400 personas que lo aplaudían. Aparentemente, les habría pagado. Y no es necesario consumir ninguna sustancia alucinógena para verlo (Sullos y Chelli parece que así lo hacen).
    1
En Imágenes