Deportes

Los clubes de primera división tuvieron superávit pero sus deudas siguen creciendo

El diario La Nación publica un informe muy completo sobre el presente económicos de las instituciones del fútbol argentino. Entre todos suman ganancias de 189 millones de pesos, pero los pasivos no paran de aumentar. Godoy Cruz, uno de los pocos sin deudas.

De acuerdo con sus balances, los clubes argentinos entregan una señal auspiciosa: comienzan a ser rentables. En el último ejercicio obtuvieron ganancias. Sí, y por una cifra nada despreciable: 189 millones.

Sin embargo, no consiguen reducir sus deudas. Es más: el pasivo general creció $ 182 millones en relación con el ejercicio 2010/2011. De acuerdo con sus libros, el rojo acumulado de los clubes de primera más River es de $ 1303 millones.

¿Dónde está la explicación para que hayan acumulado ganancias y sus deudas se hayan elevado? Diferir las obligaciones para los próximos años, una nueva argucia contable, es la principal razón. Valuar a jugadores sin trayectoria en cifras millonarias es otro recurso. En el fondo subsisten administraciones cuestionadas (Independiente y San Lorenzo, principalmente) y la costumbre casi imposible de desterrar que tienen las entidades con sus empleados más costosos: pagarles a futbolistas y técnicos lo que no pueden.

Los Rojos de Avellaneda aumentaron su pasivo en más de $ 46 millones, y el número sería peor si se tomaran en cuenta las finanzas a fines de 2011 -el balance es una radiografía al 30 de junio-. Las deudas de corto plazo crecieron 18,1 millones, pero los vencimientos más lejanos sufrieron un incremento mayor: 28,16 millones. En San Lorenzo ni siquiera se aprobó el último ejercicio. Descuentan un abultado déficit y un aumento del pasivo, que estaría entre los $ 170 y $ 180 millones.

River se jactó de cerrar un balance con $ 89.202.949 de superávit. Sin embargo, eso no impidió que su ya astronómico pasivo de 2010 ($ 216,8 millones) creciera hasta los $ 234.766.135.

Estos números fueron expuestos por la AFA al negociar con el Gobierno el nuevo contrato del Fútbol para Todos, que contempla un agregado de $ 225 millones a los $ 600 millones originales. En 12 meses se sabrá si esa montaña de billetes ayudó a mejorar un endémico mal de los clubes o si las deudas se siguen pateando para adelante.

BOCA JUNIORS
El que más ganó 

Envidiable: el ex presidente Jorge Amor Ameal organizó una conferencia de prensa para presentar los números del ejercicio 2010-2011. Calificó el balance como "histórico" y celebró el superávit de $ 50 millones que obtuvo el club gracias a mayores ingresos en rubros como el marketing -su aporte a la facturación global de Boca aumentó un 122% en un año-. Las transferencias de Ezequiel Muñoz, Nicolás Gaitán, el chileno Gary Medel y Mauro Boselli, entre otras, le permitieron capitalizarse en $ 76,147 millones y garantizar ingresos por otros $ 17 millones para los próximos ejercicios. El club asegura que redujo su déficit operativo en un 60% y lo llevó a US$ 6,3 millones. Al 30 de junio de 2011, Boca gastó $ 1,23 por cada peso que ingresó en su tesorería. Si bien aumentó su pasivo total (pasó de $ 97,5 millones a $ 123,27 millones), el club asegura que tiene por cobrar $ 1,76 por cada peso que debe pagar, lo que habla de una economía solvente.

Último ejercicio: 50,0 (superávit, en millones de pesos)

Pasivo total: 123,27 (en millones de pesos)

RACING
Finanzas niveladas 

Obras y fútbol: tener a los colombianos Teo Gutiérrez y Gio Moreno en el plantel tiene sus costos. Por eso, Racing cerró el balance con un superávit inferior al millón de pesos ($ 267.202) y mantuvo su pasivo en los mismos niveles que el año pasado. Se destaca en el ejercicio el aumento en los ingresos por cuotas sociales (de $ 13 millones en 2010 a $ 24 millones en 2011). Además, el club duplicó el dinero percibido por transferencias de jugadores (de $ 10 millones a $ 20 millones). La institución ahora presidida por Gastón Cogorno previó más de $ 19 millones para futuros juicios o imponderables contables. Entre sus acreedores figuran la AFA (más de $ 21 millones) y agentes recaudadores de impuestos. Dentro del pasivo total, además, hay $ 30 millones procedentes de la quiebra y alrededor de $ 12 millones por la compra de futbolistas para el plantel profesional. Como los jugadores pertenecen total o parcialmente al club (como Teo y Gio), integran el activo y Racing podrá usar sus transferencias para terminar de equilibrar sus finanzas y oxigenar su tesorería.

Último ejercicio: 0,26 (superávit, en millones de pesos)

Pasivo total: 104, 16 (en millones de pesos)

INDEPENDIENTE
Deudas al por mayor 

En la cornisa: las declaraciones del flamante presidente de los Rojos sobre la economía del club fueron tan crudas como reales: "Si sigue así, está en riesgo de quiebra". Los números lo demuestran: su pasivo trepó desde los $ 144,4 millones en 2010 a los actuales $ 190,67, según el balance cerrado al 30 de junio. La nueva comisión directiva cree que las deudas totales de la institución ya superaron los $ 200 millones. El último ejercicio, además, culminó con casi $ 16 millones de déficit. Los ingresos televisivos, por ejemplo, están cobrados hasta junio del año próximo, por lo que el club deberá recurrir a otras vías de financiación, como el marketing (sponsors), los socios y, sobre todo, las transferencias de jugadores. El achique forzoso en el que se verán inmersos los Rojos llegó también al plantel profesional, que verá reducida a corto plazo la cantidad de futbolistas. La dirigencia no descarta la llegada de capitales externos para financiar la contratación de refuerzos, ya que no hay dinero para solventar las operaciones. Obligado por las circunstancias, Independiente encarará en los próximos meses un plan de austeridad a todo nivel.

Último ejercicio: 15,92 (déficit, en millones de pesos)

Pasivo total: 190,67 (en millones de pesos)

SAN LORENZO
Futuro complicado 

Dos gestiones: si bien el balance 2010/2011 aún no fue aprobado, en el Bajo Flores ya saben que tendrá un déficit abultado, producto de que el club gasta muchísimo más de lo que ingresa. Los números reflejarán el último semestre de la gestión encabezada por Rafael Savino y los primeros seis meses del nuevo presidente, Carlos Abdo. Cuando asumió el empresario, en diciembre de 2010, el pasivo del club era de $ 102 millones. En un año, el mar de deudas en el que vive el Ciclón se acerca a los $ 172 millones. Los únicos motivos de alegría en el club son la firma del nuevo contrato de indumentaria con la firma Lotto, que caducará en 2015 y le reportará a la institución más de US$ 4 millones. Los primeros síntomas del obligatorio ajuste llegaron con 2012: el presidente Abdo disolvió la secretaría técnica ($ 740.000 al año) y el presupuesto del fútbol profesional cayó de $ 45 millones a alrededor de $ 30 millones.

Último ejercicio: - (balance sin aprobar)

Pasivo total: 172 (estimado, en millones de pesos)

GODOY CRUZ
Consolidado  

Modelo: paradigma del fútbol-empresa, el equipo mendocino se acostumbró a cerrar balances con superávits y sin deudas salientes. Redondeó un gran año deportivo con la clasificación a la próxima Copa Libertadores. 

Último ejercicio: 0,5 (superávit, en millones de pesos) 

Pasivo total: - (en millones de pesos) 

Seguí leyendo la nota de Canchallena haciendo clic acá.

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 09:55
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 09:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'