Deportes

Alonso y Piquet reconocen que todavía están lejos de la punta de la F1

A pocos días de que el semáforo se ponga verde en Melbourne, la primera cita de la temporada 2008 de la Fórmula 1, los integrantes del equipo Renault son conscientes de que para luchar por la cabeza todavía deben progresar.

Mientras el español Fernando Alonso reconoció que a la escudería francesa le llevará "un pequeño tiempo alcanzar un nivel más alto", su compañero de equipo, el brasileño Nelson "Nelsinho" Piquet, dijo que todavía deben "trabajar duro" para incrementar sus prestaciones.

"El equipo estuvo muy lejos en 2007 y hubiese sido imposible cubrir ese hueco en el invierno. Las otras escuderías también progresaron y nos llevará un pequeño tiempo alcanzar un nivel más alto, pero estoy convencido que tenemos potencial para llegar", señaló Alonso en una entrevista distribuida por el departamento de prensa de Renault.

El piloto español regresa a la casa manejada deportivamente por Flavio Briatore tras su controvertida experiencia de un año en McLaren. Alonso está ilusionado con poder tener nuevamente un coche ganador como el de los mundiales que conquistó en 2005 y 2006.

"El equipo ya mostró en el pasado que sabe cómo construir un auto ganador. Simplemente tenemos que continuar con nuestros esfuerzos y asegurarnos que no perdemos terreno", afirmó.

En el horizonte que vislumbra el español, Ferrari será la referencia a seguir: "Creo que Ferrari será el equipo a batir durante las primeras carreras. Fueron fuertes en 2007 y parecen haber trabajado bien durante el invierno. En la primera competencia podremos comparar realmente a una escudería con otra y tendremos una idea mejor sobre nuestra propia competitivad".

El año comenzará para la Fórmula 1 el domingo con el Gran Premio de Australia, a disputarse en el circuito Albert Park de Melbourne. El estreno se antoja difícil para el ex campéon del mundo, aunque dice estar preparado para un eventual golpe de suerte.

"No será fácil, pero yo miro más allá del comienzo. Sé que un podio en Australia será difícil, pero nunca puedes saber lo que ocurrirá durante una carrera. Puede llover, puede correrse en una pista seca... Puedes tener la oportunidad de dar una sorpresa. Si se presenta, estaré listo para aprovecharla", reflexionó.

Piquet, por su parte, se enfrenta a su temporada debut en la máxima categoría. Con 22 años será el segundo piloto de Renault tras haber sido probador durante el año pasado.

"Necesitamos trabajar duro para incrementar nuestro rendimiento, pero todo el equipo está decidido y esa es una gran sensación. Todos están haciendo lo máximo para llevar el equipo adelante y yo también", comentó.

El subcampeón de 2006 de la GP2 -categoría que frecuentemente sirve de antesala de la Formula 1- se mostró prudente e ilusionado al consultársele sobre su bautismo del domingo.

"Todavía no me siento piloto. Cuando llegue a la pista y comience a trabajar con mis ingenieros me daré cuenta de lo que estoy por hacer. (Albert Park) Es un circuito nuevo para mí y espero hacerme con él rápidamente. Creo que hice todo para estar listo", señaló "Nelsinho", hijo de Nelson Piquet, campeón del mundo en 1981, 1983 y 1987.
En Imágenes