Deportes

Cuatro barras de Newell`s acusados del crimen de tres militantes

Cuatro barrabravas de Newell’s Old Boys están acusados del crimen de tres militantes sociales del movimiento 26 de Junio, cometido en la madrugada del Año Nuevo, en el club infantil Oroño, de villa Moreno, en la zona sur de la ciudad de Rosario, según confiaron hoy fuentes policiales y judiciales. Sergio “El Quemado” Rodríguez, habría integrado el grupo homicida junto a su hijo Maximiliano “El Hijo del Quemado” Rodríguez, de 24; Damián Martínez, de 21, y Oscar “Teletubi” Delgado.

El origen de los enfrentamientos entre los barrabravas rojinegros y sus rivales habría sido un atentado cometido por “El Hijo del Quemado” contra Facundo Ezequiel O., de 17 años, quien recibió ocho balazos en las piernas el jueves 29 de diciembre, en la puerta de su casa de Dorrego 4002, en barrio Alvear, a sólo una cuadra y media del club del triple crimen, según le contó un testigo al juez Juan José Pazos y publicó el diario La Capital.

Este atentado habría sido vengado la madrugada del primero de enero por dos jóvenes motociclistas, quienes dispararon ocho veces contra el BMW gris que conducía “El Hijo del Quemado”, junto a dos chicas, en Vera Mujica y Garay, del barrio Alvear.

Este segundo ataque habría sido el detonante del triple crimen del club Oroño, que les costó la vida a Jeremías ‘Jeri’ Jonatan Brasante, de 17 años; Claudio Damián “El Mono” Suárez, de 19, y Adrián “Patón” Rodríguez, de 21, militantes del movimiento 26 de Junio, una agrupación territorial que integra el Frente Popular Darío Santillán.

“Mataron a tres inocentes. No eran soldaditos de nadie”, advirtió una mujer del barrio Matheu, donde está enclavada la villa Moreno.

“La explicación más sólida es que se los confundieron con soldaditos de un chabón de acá”, sostuvo Pedro Salinas, otro militante de la 26 de Junio.

“Los chicos estaban en la canchita, que es un punto de encuentro de los pibes del barrio. Y aparecieron unos tipos, preguntaron por el ‘Negro’ Ezequiel y empezaron a tirar”, confió.

“Eran chicos que vivían con sus familias y jugaban a la pelota”, asegura Pedro Salinas. “Los padres del ‘Patón’ son militantes y cosen zapatos".

"La mamá del ‘Mono’ es una referente social del barrio y su padre trabaja en la construcción. Y los padres del ‘Jeri’, que había entrado en el movimiento hace seis meses, son pastores”, resume Salinas.
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 08:26
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 08:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia