Deportes

El descenso de River, lo más destacado del año futbolero que se fue

El histórico descenso de los millonarios a la Primera B Nacional, Boca Juniors campeón después de tres años y los vaivenes de la Selección fueron lo más destacado del 2011.

El histórico descenso de River a la Primera B Nacional, el campeonato de Boca tras tres años de sequía y los vaivenes de la Selección argentina, con fracaso incluido en la Copa América, fueron los hechos más destacados del 2011.

El elenco de Núñez, uno de los dos más grandes del país, con 110 años de gloriosa historia, padeció lo inesperado como resultado de malas gestiones dirigenciales y un declive futbolístico del que no pudo escapar.

Así fue como tras el Clausura 2011, que consagró a Vélez campeón, los "millonarios", que habían comenzado bien el certamen, perdieron con All Boys y Boca, cosecharon nueve partidos sin ganar y cayeron en Promoción.

Allí se toparon con Belgrano, que se quedó con ida disputada en Córdoba y logró un empate en el Monumental, donde una vez decretado su descenso se desataron una serie de desmanes dentro y fuera del estadio que derivaron en una dura sanción disciplinaria.

En la vereda de enfrente, Boca fue su contracara: si bien tuvo un primer semestre irregular terminó séptimo en el Clausura-, logró consagrarse en el Apertura, con el plus de hacerlo en forma invicta y ser el campeón de torneos cortos con la valla menos vencida (6).

Para este logro, que no se daba desde el Apertura 2008 con Carlos Ischia como DT, y tras tres años de frustraciones, fue fundamental la "paz" firmada entre el técnico Julio César Falcioni y el capitán y figura del equipo, Juan Román Riquelme.

Boca se mostró sólido en defensa, solidario en la mitad de la cancha y firme para jugar en todo tipo escenario. El título le permitió además volver a jugar la Copa Libertadores, objetivo que no alcanzaba desde 2009.

En cuanto a la Selección argentina, volvió a ser un año para el olvido como consecuencia del fracaso del equipo dirigido por Sergio Batista en la Copa América que se disputó en Argentina.

El "Checho" sucedió a Diego Maradona, que salió del banco albiceleste en medio de acusaciones cruzadas con Julio Grondona y Carlos Bilardo, pero su breve ciclo concluyó abruptamente tras la eliminación del certamen a manos de Uruguay.

El elegido para ocupar el puesto del despedido Batista fue Alejandro Sabella, que había obtenido un título local y la Copa Libertadores con Estudiantes, además de haber sido ayudante de Daniel Passarella cuando el "Kaiser" fue DT de la Selección.

La cuenta pendiente para todos los que ocuparon el cargo de entrenador del combinado nacional fue lograr que Lionel Messi, consagrado e indiscutido en el Barcelona, logre funcionar al mismo nivel con la camiseta albiceleste.

En ese sentido, la "Pulga" volvió a descollar en el equipo catalán, al que condujo a lograr la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes, donde aplastó en la final al Santos de Brasil.

Por otro lado, los equipos argentinos volvieron a quedar en deuda en los torneos continentales, siendo Vélez el que mejor papel logró en los mismos.

El elenco de Liniers, dirigido por Ricardo Gareca, llegó a semifinales de la Copa Libertadores y de la Copa Sudamericana, cayendo ante Peñarol en la primera y frente a Deportivo Quito en la segunda.

El año 2011 marcó también el retiro de dos delanteros que brillaron con la camiseta de Boca, aunque sus raíces futbolísticas hayan estado en los equipos de La Plata: Martín Palermo y Guillermo Barros Schelotto.

Muy cerca estuvieron de retirarse casualmente en el mismo partido, ya que Boca visitó a Gimnasia y Esgrima en la última fecha del Clausura (2-2), pero el "Lobo" tuvo que jugar partidos de Promoción, ante San Martín de San Juan, los últimos del "Mellizo".

El "Loco" se fue del profesionalismo como máximo goleador de la historia de Boca (235 goles en 403 partidos) y quinto del fútbol argentino (227 en 406 partidos).

En el plano institucional una mención para Julio Humberto Grondona, que al igual que el viejo ombú del mítico poema "Martín Fierro" resiste los embates políticos y del tiempo sin mayores contratiempos.

Con la salud un tanto resentida y con 80 años sobre sus espaldas el viejo caudillo volvió hacer de las suyas y les torció la mano a sus críticos, que una vez más debieron ceder ante sus manejos.

El ex presidente de Vélez Fernando Raffaini y el empresario y presidente de Independiente Rivadavia de Mendoza Daniel Vila intentaron --sin suerte-- desplazarlo de la presidencia de la AFA, cargo para el que fue elegido por octava vez consecutiva en medio de una reunión de Comité Ejecutivo tan mediática como bizarra.

En fin un año futbolístico, que como en botica, hubo de todo y para todos los gustos.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 22:01
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 22:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho