Monte Comán "el día después"

Atentos a lo sucedido Mediamza.com quiso estar cerca de los vecinos de La Llave y Monte Comán documentando lo sucedido para que quienes no puedan llegar hasta el lugar o se encuentren lejos puedan conocer el estado del distrito y la manera en la que los montecomaninos sobrellevan la situación.

El primer recorrido fue realizado el jueves por la mañana, horas después del fenómeno que arrasó con el pueblo. Resignación,  esa fue la primera imagen que se percibía en los rostros de las personas damnificadas por el temporal ocurrido a partir de la 1.30 de la madrugada del 29 de diciembre en los distritos de La Llave y Monte Comán.  Las grandes ráfagas de viento, se dijo que algunas alcanzaron los 200 k/h, sumadas al granizo y el agua precipitada, produjeron sendos daños en las viviendas, dejando desprotegidos y sin techo a un gran número de personas que residen en la zona.

El paisaje montecomanino: Agua en las calles, cables tirados y árboles arrancados.

Durante la mañana del 29 las calles que se veían repletas de árboles arrancados de raíz, postes y cables caídos, que poco a poco fueron limpiadas. Personal de la Municipalidad de San Rafael, entre ellos Defensa Civil, Bomberos y Personal Policial trabajaron demostrando plena coordinación. Pero en estos casos la ayuda nunca es demasiada y se necesita la solidaridad de todos.

El día después los techos comenzaron a ser arreglados

Calles anegadas, cableados en el suelo, restos de techos y chapas retorcidas fueron el saldo de la inclemencia del temporal, a esto se le suma la falta de agua potable, luz y telefonía. Las plazas demostraron las características del hecho: los árboles fueron derribados en distintas direcciones, "eran remolinos muy grandes y a gran velocidad", contaron algunos lugareños.

La plaza cercana frente a la Delegación fue destrozada

Pasó la primera noche y llegó “el día después de la catástrofe”. A 5 kilómetros de la entrada al pueblo se comenzaban a ver las evidencias de lo acontecido. En diálogo con el delegado del Monte Comán, Juan Carlos Sosa, él expresó: “Son alrededor de 160 familias afectadas, 3 evacuadas, quienes fueron censadas por un equipo de emergencias que fue conformado para realizar breves encuestas, tanto en el pueblo como en zona rural a fin de determinar qué necesita cada vecino y atender su necesidad sin darle ni de más ni de menos. Yo me considero uno más del pueblo, hace 9 años soy delegado y más de 20 que trabajo al servicio de la comunidad, acá nos conocemos todos y con seguridad cada uno va a recibir lo que necesite.”

Un vecino restituyendo el frente de su vivienda


En La Llave las familias afectadas fueron solo 3 pero las magnitudes fueron incomprensibles, el techo de la  casa de María Quiroga de Andreola de 77 años, fue volado por completo.

Aún a las 10.30 de este viernes la comunidad se veía afectada por la falta de electricidad y de agua. A las 10.40, mientras Mediamza.com dialogaba con Miguel Gómez, encargado de la Cooperativa Eléctrica, la alarma de un comercio aledaño comenzó a sonar a lo que Miguel agregó: “Ahí está la señal de que llegó la luz”.

Desde la entidad anunciaron que ese mismo día quedaría restablecida la conexión en un 60% ya que la gran cantidad de cables y postes tirados requería de un arduo trabajo. Los representantes de la Cooperativa se mostraron muy agradecidos por la ayuda inmediata brindada desde COSPAC y CECSAGAL, Cooperativas de Bowen y General Alvear, respectivamente, quienes acudieron con personal y equipos técnicos.

Oscar Jaliff, Miguel Gómez y Carlos Maunás, de la Cooperativa Eléctrica

El servicio de agua potable, en cambio, se lanzaría nuevamente en un 100% el mismo jueves. Mientras tanto los vecinos recorrían las calles caminando, en bicicleta, en tractor o con carretillas yendo con bidones vacíos hasta alguno de los cuatro camiones cisterna que el Municipio proveyó.

Masivo acarreo de agua por las calles del pueblo

Las escuelas también se vieron violentadas por este tremendo viento con características de tornado. Aún así la escuela primaria albergó a tres familias que pasaron la primera noche tirados en una colchoneta debido a que el techo de su casa fue destrozado por el viento.

Las escuelas quedaron con sus vidrios rotos y las puertas descuadradas


El día después amaneció con un poco más de optimismo, tras la resignación que se notó en el pueblo la misma madrugada de la tormenta. Monte Comán se puso de pie una vez más, no hubo quien no se muestre agradecido a Dios al reconocer que las consecuencias fueron tremendas pero podrían haber sido peores.

Una inmediata capacidad de resiliencia, tema que trataremos en las próximas notas, permanezca conectado porque queda mucho para contar.

Más fotos en: http://www.mdzol.com/mdz/galeria/352411/

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 00:20
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 00:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho