Marcos Patronelli: "Correr un Dakar es una exigencia terrible, nadie se imagina"

El argentino, uno de los candidatos a ganar el Dakar en la categoría cuatriciclos, sostuvo que es posible que sea la última vez que compiten en el rally raid más grande del mundo: “Este es el último Dakar, pensamos no correr en 2013”.

El día playero fue ideal para que la gente siguiera acercándose a la Base Naval. Allí se ha montado el Dakar Village donde se efectúan las verificaciones técnico-administrativas, funciona el parque cerrado y las empresas montaron sus stands promocionales.

Un rato antes de cumplir con los trámites Marcos y Alejandro Patronelli se acercaron a la rampa a la que suben todos los participantes del Dakar una vez verificados, con el público separado por vallas. Diario Popular le hizo el aguante a Marcos, muy solicitado para las fotos y los autógrafos, lo mismo que Alejandro campeón de la edición 2011 en cuatriciclos.

Los hermanos de Las Flores se han convertido en principales referentes del Dakar desde que comenzó a correrse en La Argentina y Chile. De dos jóvenes exitosos empresarios, poco conocidos antes, ganaron inusitada popularidad.

Por eso llamó la atención lo que Marcos le reveló a este diario, “este es el último Dakar que corremos, casi seguro; la idea es que no hagamos el del 2013 para intentar volver en 2014”.

-¿Qué los lleva a esta decisión?

-Correr un Dakar es una exigencia terrible, nadie se imagina; y creemos que debemos hacer una pausa. Nosotros no somos profesionales, lo hacemos porque nos apasiona, pero también tenemos nuestras obligaciones en la empresa (los Patronelli fabrican los conocidos acoplados y semirremolques en Las Flores) que nos demanda mucho tiempo.

-¿Volverían con los cuatri o con un auto como insinuaron en una nota anterior?

-Con los cuatri o podría ser con un auto, pero en ese caso deberíamos subirnos a uno bueno, un VW o Toyota; si vamos a renegar no nos serviría.

-Los Patronelli se han convertido en un sinónimo del Dakar en la Argentina, ¿pensás que la gente extrañaría sus ausencias?.

-Jé, no lo sé; eso lo tienen que decir ustedes y el público. Lo único que sé es que le hemos dado mucho al Dakar, hemos puesto el alma. Es más, pensábamos no correr esta edición; quedamos muy golpeados después de la última. Alejandro con una mano fracturada, yo con las dos piernas lastimadas en el accidente cuando probaba antes de largar; nos costó muchísimo seguir. Como te dije, la idea era no correr esta vez, pero yo insistí mucho ante nuestra familia y bueno, acá estamos.

-¿Y cómo están?, han dicho que correrán más tranquilos, ¿es que tienen menos ímpetus, no tantos deseos de ganar después de lo que han conseguido en los años anteriores?.

-No, no, pará. Decimos que iremos mas tranquilos hasta ver como se da la carrera en las primeras etapas. Pero ojo, lo afrontamos con las mismas ganas de ganar de siempre, cuando yo me subo al cuatri me gusta andar fuerte y si puedo ganar mejor
Admite Marcos “será una carrera difícil y con rivales muy duros; no será fácil volver a ganar, ya sea Alejandro o yo y menos hacer un 1-2 como hicimos”.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 17:36
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 17:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho