Marizul Ibáñez ya habla de la "destinellización" de Cultura y se diferencia de Scollo

En un encuentro con MDZ, la funcionaria aseguró que su gestión se aleja de la tinellización. "La cosa va por la revalorización. Es mucho más significativo las mujeres haciendo dulces, nuestros guitarreros", aseguró.

El área de Cultura viene siendo transformada desde la gestión de Cobos, cuando era una subsecretaría dependiente de la Secretaría de Turismo y Cultura; luego pasó a ser secretaría, durante el gobierno de Jaque, y ahora, con Pérez, se erige como ministerio.

Al frente del recientemente creado Ministerio de Cultura está Marizul Ibáñez, una mujer con extensa experiencia en la producción de eventos culturales, especialmente relacionados con la ópera y el teatro.

En su despacho del segundo piso del edificio de Gutiérrez y España recibió a MDZ online para una entrevista que por fin pudo darse.

Llegamos unos minutos antes de la hora prevista, cuando Ibáñez aún no había arribado, pero apenas aparece el diálogo fluye, y se puede decir que la entrevista ya comenzó, porque entre que pasamos a su oficina, que nos arrellanamos cómodos en esos sillones, que cruzamos algunas palabras, ella ya empezó a contar que está avanzado un convenio con librerías y supermercados para que dispongan de góndolas exclusivas para que se expongan (y vendan, claro) libros y discos publicados en Mendoza, y después de eso pasa de lleno a explicar de alguna manera el eje de lo que puede ser su gestión. “Es el momento de traer más la mirada hacia adentro, hacia lo que tenemos, hay que recuperar el orgullo de ser mendocinos, de pertenecer a esta tierra, y recuperar un modo de decir, que no es que uno lo pierda, sino que en los vericuetos de los caminos van pasando muchas cosas. Y son justamente los productos culturales los que nos hacen mirarnos mejor, algunos porque toman temas específicos y otros porque nos permiten entender la idiosincrasia”, asegura Ibáñez, y agrega: “Nosotros queremos de esta gestión una tarea de reivindicación, de revalorización que nos permita el orgullo de ser mendocinos y de volver la mirada hacia nosotros. El tema son los cómo, pero también estar parado en un lugar es muy interesante, porque podés tomarte de la mano con los hacedores culturales a favor de una mendocinidad, de cavar más hondo en el ser mendocino, y quienes cavan son ellos, pensando la cultura como toda expresión del ser humano, desde lo cotidiano, como la comida, las costumbres o la indumentaria, hasta las artes”.

- En una entrevista apareció que el concepto de cultura que buscaban estaba próximo al concepto del Romanticismo.

- Ahí hubo un error. Es “no” próximo al Romanticismo.

- Ahora me cierra, porque leo esto del Romanticismo y después escucho que la cultura es la comida también y me hace ruido.

- Ahí hubo un error, no sé si de tipeo o por qué, pero no es así. Todavía tenemos resabios del Romanticismo, cuando se consideraba culto al que estaba con las artes más elaboradas, y todavía hay quienes asocian la cultura a esa forma de relacionarse con el arte.

- Y al enciclopedismo.

- Y al enciclopedismo. Pero también los griegos le llamaban cultura a cavar la tierra, entonces, sin lugar a dudas, el término ha sufrido una evolución, entonces, donde nos ponemos ahora es, y no estamos inventando nada, que la cultura es la manifestación del ser humano desde lo más sencillo y cotidiano hasta lo más elaborado. Lógicamente, si lo tomamos así, el Ministerio de Cultura atraviesa las otras actividades, entonces eso nos da por lógica una necesidad de buscar articulación con otras actividades, pero tampoco podés abrir el paraguas hasta el infinito. Hay un hilo conductor desde nuestro ministerio con la mirada también vuelta hacia la articulación con los otros ministerios.

- Pasemos  a otro tema, que es el de la organización del ministerio, porque se especula con que Centorbi va a ser el ministro en las sombras, porque él es el político y usted es la técnica.

- Bueno, tenemos también la actitud, por qué no creativa, de evaluar una situación desde ese lugar. Somos un  equipo, con Andrea Antonucci, Luli Riquero, Carlos Ábrego, Gabriel Piconero, Pupi Agüero, somos un equipo, y en un equipo se toman las decisiones en equipo, entonces hay mucha gente que se puede decir que está en las sombras, pero no hay nadie en las sombras.

- Al transformarse en ministerio cambia radicalmente la estructura. Vayamos por parte y empecemos por el tema de los recursos.

- Los recursos van a mejorar, todavía no está implementado el tema del presupuesto, pero sí, van a mejorar, pero el cambio pasa por otro lado. Primero, que el entonces candidato Pérez inmediatamente fue designado candidato a gobernador llamó a Fabricio (Centorbi), convocó al equipo y nos pusimos a trabajar. Hemos hecho más de 30 reuniones con hacedores culturales, con grupos de distintas disciplinas, y él estaba muy interesado en el tema cultural. Una vez electo gobernador, decide que la secretaría pase a ser ministerio, entonces la importancia está en la señal, en el significado que eso tiene. La responsabilidad nuestra es mucho mayor, porque tenemos que actuar en consecuencia,  y la tranquilidad de saber que hay una sintonía con el gobierno central en cuanto a nuestra postura y en cuanto al valor que le damos a la actividad cultural. Por ahí pasa más que nada el significado. Lógicamente, en la cuestión práctica, vamos a tener un presupuesto mejor, y eso te pone en un lugar con mayores posibilidades. No es lo mismo relacionarse con la Nación o con otros países desde un ministerio que desde una secretaría. Acordémonos, por lo menos desde la vuelta de la democracia, no sé antes, de que Cultura siempre estuvo unido a otras disciplinas: Cultura y Turismo, Cultura y Ciencia, Cultura y Educación…

- Cultura y Vendimia…

- (Risas) Bueno, claro, y ahora es Ministerio de Cultura. Y lo que vos decís, y entiendo por qué lo decís, es eso de que Cultura es el equivalente a Vendimia. Digamos, hay procesos en la sociedad respecto de una institución y de una actividad, somos muchísimo más que Vendimia, pero también hay que cavar esa mendocinidad aún en la vendimia, y este momento es también el de una profunda reflexión, nosotros vamos a incluir un departamento, aún no lo tenemos definido, pero va a ser un departamento en definitiva, “del pensamiento latinoamericano”, en el que vamos a incluir las disciplinas que tienen que ver más con las ciencias sociales, la sociología, la filosofía, la historia, la antropología, para tener la instancia de pensarnos también, o sea, de dar un ámbito profesional al tema del pensamiento de quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos, es decir, no sólo en términos concretos de poner la mirada en el hacedor de dulces, en el cantante de ópera, sino también que el pensamiento nos ayude a profundizar la mirada.

- ¿No estamos hablando de un Instituto Dorrego?

- No, no.

- ¿Estamos hablando de…?

- Estamos hablando de una instancia donde se pueda juntar gente  a reflexionar, con foros, encuentros, idas a otros encuentros para perfeccionarse.

- ¿Esto incluiría no sólo a profesionales del pensamiento, sino también a la gente con otras aptitudes? Es decir, me estoy imaginando en el medio de un debate sobre quiénes somos a la gente de Lavalle, de las comunidades originarias o a los productores del Sur o del Valle de Uco?

- Si uno mira con mucho amor, con mucho placer y orgullo estar en esto, todo esto que vos decís surge instantáneamente, porque eso es la ilustración viviente de lo que estamos viviendo y lo que estamos pensando.



- Me ha tocado participar en convocatorias de Cultura para debatir algunos temas y conozco otros casos en los que los foros han sido híbridos, no se trasladó de manera concreta lo que los hacedores estaban proponiendo. Me parece que sólo un foro fue efectivo, que es el de Vendimia, y me da la sensación de que la convocatoria debe estar hecha desde otro lugar, no solamente desde el escuchar para ver qué hacemos, sino encaminarlo en el hagamos mientras vamos escuchando.

- Y de la convicción y de la importancia del hecho cultural. Pensemos que hay pueblos que están a muchos años, miles de años de nosotros y sabemos de ellos a través de sus hechos culturales, eso indica qué importancia tiene. Es fácil caer en la creencia de que el evento es cultura. El evento también es cultura, pero si nos quedamos en eso, es la cultura del evento, y por suerte tenemos muchos eventos y que son muy importantes, pero lo que estamos haciendo ya es trabajar en la cultura del desarrollo. El MendoRock es un ejemplo, y también los Caminos del Vino, que marca un perfil hacia fuera de la provincia y que en el 2013 va a convocar a  un concurso de obras para ser cantadas basadas en cuentos de autores mendocinos. Entonces, si ese es un concurso que se anuncia en abril, los Caminos del Vino se extienden durante todo el año, porque hay todo un movimiento, una valoración de lo que escribió un escritor que va a servir para basarse para hacer otra obra de arte, entonces, algo que además en sí mismo es un fantástico evento, se traslada en el tiempo e implica otro desarrollo. Estos serían ejemplos que ilustran esta postura.

- Eso exigiría una articulación con los municipios.

- Anteayer tuvimos una reunión muy interesante con los municipios, porque todos lo entendieron y se prendieron a esta actitud. Por encima de nosotros está la cultura, por encima de los colores políticos, y, en lo concreto, cada municipio nos va a arrimar los datos de los lugares posibles en sus departamentos para girar productos artísticos. Y la otra es que quién más que el que habita el municipio los conoce, entonces ellos nos tienen que poner la luz sobre los hacedores. En lo concreto es eso. Vamos a articular en estos días, y la otra cosa es que vamos a estar totalmente unidos. Sin esa articulación es imposible, y no sólo imposible, sino también muy pobre.

- Pasemos a los artistas. ¿Cómo se plantean la relación con los artistas, a partir de cosas que se repiten, como músicos, humoristas, actores que se quejan de que no les pagan sus presentaciones?

- También es un detalle muy importante de la relación con los artistas, porque a nivel práctico es un recurso, y es lo que corresponde. Hay un área administrativa que tiene puesta la mirada en que esto sea mucho más rápido y práctico, pero hay otra parte de la relación con los artistas, que es que el Estado no tiene que ser una empresa de empleo, porque sería muy pequeño, entonces, hay un departamento que abarcaría productos de un cierto sector. El Estado en esta etapa debe acompañarlo al artista, porque hay toda una serie de procesos que tienen que ver con los papeles, que muchas veces es la parte menos cercana al artista. Acompañarlo también para que pueda realizar esa gestión para llegar a buen término. Es claro que consideramos que como se manifiesta el ser humano es tan complejo que tenemos que tener puesta la atención en muchos aspectos del devenir artístico, y hay uno de los otros aspectos que es el tema de que hay que trabajar también en el concepto de que el arte puede llegar a ser un medio de vida, porque el artista necesita de su espacio interno para enfrentarse al papel vacío, a la tela vacía, y empezar a llenarlos de contenidos.

- A partir del organigrama del ministerio, no veo mucha articulación con la gestión anterior en lo estructural.

- La nuestra es una gestión con otro perfil, superadora, sin evaluar nada, simplemente que si estás acá, tenés que hacer algo que te permita subir. En ese sentido lo digo. Es un quiebre, porque es otra estructura, es otro modo de funcionamiento, pero también lo que quiero destacar es, además de que recibimos una gestión ordenada, que sería poco inteligente no basarse en cosas que han estado funcionando. Ojalá que si después viene otro color político pase lo mismo, porque eso de estar empezando siempre de cero es desperdiciar material que se ha trabajo bien. Entonces sí, hay un quiebre, hay otra forma de ponerse al frente de una gestión y con toda la idea de que sea superadora.

- Hay espacios constituidos que vienen funcionando se podría decir que bien, aunque podrían funcionar mejor, como Caminos del Vino, MendoRock, el Festival de Teatro, pero la Feria del Libro sigue siendo un problema. ¿Hay alguna proyección sobre eso o todavía es muy temprano?

- Tenemos ya nuestra presencia en Buenos Aires, está comprado el espacio y todo.

- Hablo de la feria de acá.

- Bueno, sí, es un poco temprano para hacer precisiones, pero a partir de una mirada que te pueda enriquecer y por la que podás divisar rápidamente y con mayor claridad qué es lo que te está ofreciendo ese producto cultural, seguramente vamos a poder establecer lineamientos superadores.

- Este año las editoriales autogestivas elevaron una conclusión acerca de la feria.

- Sí. De cualquier modo, la feria anterior fue mejor que otras en algunos aspectos, creo que ahí se sentaron bases que hay que tomar para esta otra feria del libro. Y en el caso de la de Buenos Aires, no es un dato menor que ya esté el lugar, ahora hay que ponerle el contenido, que es el gran trabajo, pero está encaminado también. Porque en el primer año de gestión del profesor Scollo no tuvimos lugar en la feria de Buenos Aires.

- Pero en el segundo año tuvimos a modelos porteñas repartiendo folletería.

- Sí… Sí… Hay varias cosas que rever… No va a pasar (risas). No va a pasar… Es todo un concepto, ¿no? Por ahí uno en pos del marketing y la difusión, la tinellización, decís, bueno, la cosa va por acá… No… La cosa va por la revalorización. Es mucho más significativo, más representativo, las mujeres haciendo dulces, nuestros guitarreros, nuestros cantantes de ópera, que todo lo que venga empaquetado como algo atractivo. Es mucho más significativo para este ministerio.

- A partir de la nueva estructura de Cultura, donde la incubación se va a hacer directamente desde una dirección, ¿qué va a pasar con el Centro Provincial de la Cultura? Porque ahí se iba a establecer una incubadora. ¿Cómo queda esto?

-Primero que todavía no se va a poder inaugurar, porque falta terminarlo, y segundo que hay que darle una vuelta a todo eso, no tiene por qué dejar de ser una incubadora en ciertos aspectos, pero también hay otras posibilidades enriquecedoras, porque cuando se planteó este lugar no estaba esta estructura de ministerio donde también está considerada la incubación desde la Dirección de Desarrollo Cultural. Podríamos decir que buena parte de esta dirección tiene que ver con la incubación. Habrá qué ver cómo se puede ampliar el uso de ese lugar.

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó4/10
Opiniones (5)
3 de Diciembre de 2016|12:35
6
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si señora, muchos éxitos junto a todo tu maravilloso equipo. No importa lo que digan los que se esconden detrás de seudónimos. Son solo personas que están con resquemores por quedarse fuera de todo, o bien, porque no tienen nada que hacer.
    5
  2. por mucho tiempo no estaba a la cabeza de la cartera de cultura una persona que es del ambiente, y desde lo político está bien que exista un referente , sin una y la otra no es posible hacer que cultura sea lo que debe ser en la provincia. Así que dejar que trabajen, que el tiempo lo diga.
    4
  3. NO SE ENTIENDE NADA LO QUE DECIS NI ESCRIBIS
    3
  4. SEAMOS SINCERO CENTORBI SE GANO EL LUGAR KE TIENE, Y ME BANCO KE HALLA PUESTO A LA NUEVA DIRECTORA DEL INDEPENDENCIA PUEDE SER UN BUEN PROYECTO, SI T SALE MAL , YA NO ES MATELLAN, SERIA EL NEGRO CHAMIS KE FUE UN CHASCO EN BOKITA Y T LA VAS A BANCAR POR KE TENES ESPALDA ,ES MAS ES EL MINISTRO TAPADO, MARIZUL ES LA SECRETARIA DE CULTURA, TODO BIEN ASTA AY PERO, KE EN EL EKIPO ESTE PICONERO, PAPA SI ACA EN RIVADAVIA Y EN CHILE DEJO UN CAGADON, PONGANLE LA CUECA CUANDO PA CHILE ME VOY CRUZANDO LA CORDILLERA, Y SE LES PONE LOS PELO DE PUNTA AL WUEON, ES MAS MARIZUL, YO HUBIERA PREFERIDO ESTAR TOMANDO MATE CON BIN LADE EL DÍA KE EL GRUPO COMANDO LO HIZO CAGAR ANTE KE SACARME UNA FOTO CON PICONERO, COMO EN LA KE VI, PERO EN FIN ESTO ES LA CULTURA KE SE VIENE, ESTA ES
    2
  5. SEAMOS SINCERO CENTORBI SE GANO EL LUGAR KE TIENE, Y ME BANCO KE HALLA PUESTO A LA NUEVA DIRECTORA DEL INDEPENDENCIA PUEDE SER UN BUEN PROYECTO, SI T SALE MAL , YA NO ES MATELLAN, SERIA EL NEGRO CHAMIS KE FUE UN CHASCO EN BOKITA Y T LA VAS A BANCAR POR KE TENES ESPALDA ,ES MAS ES EL MINISTRO TAPADO, MARIZUL ES LA SECRETARIA DE CULTURA, TODO BIEN ASTA AY PERO, KE EN EL EKIPO ESTE PICONERO, PAPA SI ACA EN RIVADAVIA Y EN CHILE DEJO UN CAGADON, PONGANLE LA CUECA CUANDO PA CHILE ME VOY CRUZANDO LA CORDILLERA, Y SE LES PONE LOS PELO DE PUNTA AL WUEON, ES MAS MARIZUL, YO HUBIERA PREFERIDO ESTAR TOMANDO MATE CON BIN LADE EL DÍA KE EL GRUPO COMANDO LO HIZO CAGAR ANTE KE SACARME UNA FOTO CON PICONERO, COMO EN LA KE VI, PERO EN FIN ESTO ES LA CULTURA KE SE VIENE, ESTA ES
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016