Deportes

Murialdo perdió en la última jugada del partido

El equipo mendocino se traía un buen empate pero en el último minuto del partido, Del Bono se pudo adjudicar la victoria. La revancha se jugará el próximo fin de semana.

Especial por Javier Sillero

El partido se moría en un empate con sabor a poco para Del Bono. La hinchada
Bodeguera cantaba y cantaba, porque creía que se podía. Los jugadores pecharon
hasta el final casi sin alma, pero con mucho corazón. Y claro los partidos se
juegan hasta que el árbitro pita el final.
 
Entonces llegó el minuto 49. Díaz sancionó tiro libre para Del Bono. El arquero
Fabián González pidió permiso para patearlo y Bravo se lo dio con confianza.
El Tato corrió hacia el arco, acomodó la pelota, le dio y Leonardi dio rebote.

Ahí apareció Sergio Malla que estuvo donde tiene que estar el goleador y le
reventó el arco para desahogar a todos y darle la victoria de 2-1 a Del Bono
sobre Murialdo en el debut de José Bravo como técnico. Ahora con empatar en la
vuelta Del Bono pasará de ronda. Y si pierde por un gol irán a penales.
 
La diferencia no fue mucha, pero en el libreto decía ganar y lo hizo. A lo Del
Bono, sufriendo, metiendo. Como se juegan estos partidos mano a mano. El de la
Esquina Colorada se encontró con un Murialdo durísimo de domar. Ordenado y muy
luchador que se llevó una derrota no tan hiriente.
 
Desde un principio el Canario se plantó bien con José Rodríguez que fue la
manija del Canario en cada avance. En el equipo sanjuanino Paz y Ruiz se
hicieron de la pelota y la distribuyeron bien para Castro y Roldán. Este último
a los 14' metió un golazo. El Chueco quiso echar un centro pero la pelota se
coló en el primer palo y a cobrar, 1-0.
 
En la parte final jugaron a no jugar con muchos pelotazos. El equipo de Bravo no
le encontró la vuelta al partido, Pero jamás se dio por vencido. También Es
cierto que Campagnini sacó todo y fue el artífice del empate. El dos cabeceó
una pelota y Fugazzotto desvió la trayectoria, 1-1. Nada cambió, Del Bono se
aferró al pelotazo desesperado y Murialdo lo esperó y no le dejó opciones.
 
El tiempo se escurría y en la Esquina Colorada había murmullos y desazón. El
empate era merecido, pero de tanto insistir Del Bono tuvo su premio. Díaz pitó
un tiro libre cerca del área y Fabián González lo fue a patear. El Tato pateó y
Leonardi dio un rebote corto. Ahí Sergio Malla no perdonó y quemó la red para
gritar victoria en el tiro del final.
 
Derrota mendocina al fin al cabo. Pero los Canarios de Villa Nueva tienen que tener
la certeza que no está dicha la última palabra y que el próximo fin de semana se puede
revertir el resultado en condición de local con todo el apoyo del público mendocino.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:22
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes