Tiempo de niños

Tanto para los pequeños como para los adultos, las vacaciones son un período para despejarse de las actividades habituales y rutinarias, y darnos la oportunidad de vivir juntos otras experiencias reconfortantes y de satisfacción. Esta época no debe ser comprendida como una etapa de estimulación, diversión y euforia constantes. Simplemente no es posible y tampoco recomendable.

Cuando se acerca la fecha de inicio de las vacaciones de nuestros niños, es común que los papás nos preguntemos “¿qué vamos a hacer con nuestros hijos en vacaciones?”.

A su vez, es natural que los niños las esperen con ansias y sostengan la expectativa de diversión constante. Frente a las demandas y expectativas de vacaciones, a veces como papás, nos colocamos en la difícil tarea, casi como una exigencia, de lograr que nuestros niños se diviertan “todo” el tiempo, “nunca” se aburran, “nunca” protesten y “siempre” estén contentos. Suele ocurrir entonces que comienza una afanada carrera en búsqueda de múltiples actividades para ellos.

¡Alto!, las vacaciones pueden ser vividas con otra concepción, como un tiempo precioso y valioso para nuestros hijos y para nosotros: Tiempo de encuentro, de descanso y reparación, de actividades en familia, momento para fortalecer vínculos y habilidades para la vida.
 
Para Ricardo Diumenjo, médico pediatra, “las vacaciones son un momento propicio para aminorar la marcha y replantearnos el estilo de vida que llevamos, que en muchos casos es un estilo muy enfocado en acceder a cosas”.

Para Luciana Fozzatti, psicóloga, “Las vacaciones son un período de descanso que incluye la recreación, pero esta misma no debe transformarse en una exigencia extrema”.

Tiempo para enriquecer el vínculo familiar

Las vacaciones, son un tiempo de oro para aprovechar, una oportunidad en el año para acercarnos más a ellos y fortalecer aún más nuestros vínculos.
 
El médico pediatra Ricardo Diumenjo junto a su
familia durante unas vacaciones.
Según Diumenjo, “deberíamos evitar ser parte de la cultura consumista, gastando tiempo en shoppings, centros comerciales, videojuegos y demás cosas por el estilo. Aprovechar con placer y diversión, hacernos amigos de la naturaleza, y a la vez alimentar en nuestros hijos más el Ser que el tener.

Por otro lado, Luciana Fozzatti, complementa estas ideas valorando la calma que deben tener los papás frente a un mar de expectativas que se vierte sobre las vacaciones. “Puede suceder que, en automático, nos sintamos con la responsabilidad de dar respuestas a cada demanda de diversión de nuestros hijos. Es generalmente esta situación la que suele producir un incremento de nuestra ansiedad”.

¿Qué es lo que quiero para mis hijos?

¿Cómo hacer para que un hijo desarrolle la tolerancia, la paciencia, la reflexión, tenga autocrítica, sea capaz de tender redes y construir vínculos saludables?
 
Las vacaciones son un momento interesante para pensar en familia acerca de estos temas. La mayor parte de las veces les marcamos a nuestros hijos los hábitos en medio de la crisis, cuando hay enojo:¡No hagas nunca más eso!... ¿Cuántas veces te lo he dicho?...“Hay que buscar espacios propicios para intercambiar opiniones, para dialogar, en donde haya buena disposición de ambos, las vacaciones nos brindan ese tiempo mágico de encuentro”, comenta Ricardo.

Desde su óptica Luciana agrega, “sería muy bueno aprovechar este período para el desarrollo de otras áreas y talentos que resultan menos estimulados durante el período escolar, que ofrezcan al niño un contexto integrador y enriquecedor. Se recomienda que las vacaciones resulten un período de desconexión con los contenidos escolares. Si un hijo debe rendir algún examen, es conveniente programar un tiempo específico de estudio que llegue luego de un período de descanso escolar absoluto”.
 
Luciana Fozzatti, psicóloga del Centro
de Psicoterapias Mendoza.
Reconstruir actividades en familia

No solo el ciclo lectivo culmina, también numerosas actividades extra vinculadas a los idiomas, el arte, etc. Sin embargo sería muy bueno mirar esta situación abiertos a la posibilidad de reconstruirlas en familia. En este sentido, Ricardo Diumenjo hace especial énfasis en la idea de generar espacios de juego con todo aquello que permita compartir momentos y que genere un intercambio. “El deporte, el arte y la lectura protegen las habilidades de la vida, mientras que otras están vinculadas al riesgo. La lectura, por ejemplo fomenta la creatividad directamente relacionada a la iniciativa y a la resolución de problemas. En vacaciones sería bueno leer juntos, elegir películas para poder ver en familia, hacer participar a los chicos en los quehaceres de la casa, cocinar juntos. Es un maravilloso juego, en vacaciones, rotar roles: quién cocina hoy, quién levanta los platos, quién pone la mesa, etc”.

Por su parte, Luciana Fozzatti, ofrece otra perspectiva que complementa las sugerencias del Pediatra. “En el hogar es importante que el período de vacaciones no se asocie con descontrol. Como papás, tenemos que mantener un orden, es importante que los niños no pierdan la secuencia de sus hábitos diarios que organiza su día y le da sentido. Por supuesto que la secuencia debe darse en un contexto de gran flexibilidad que tenga en cuenta las excepciones propias del período de vacaciones. Claro que es bueno relajarse y relativizar ciertas reglas, tanto para niños como para padres, sin perder de vista un contexto coherente y adaptable a cada miembro de la familia”.

Tiempo de descubrimiento, pero también tiempo de riesgos

Las vacaciones son tiempo de descubrimiento de cosas muy lindas para los chicos que, como contrapartida, los dejan más expuestos a riesgos. El viaje de un hijo adolescente con sus amigos, las salidas nocturnas, la época de pileta para los que no dominan ese medio, etc. Los papás deben seguir de cerca todo lo nuevo que se plantea, la mayor libertad, deben ser ese cable a tierra. “El vínculo debe estar siempre presente, si mi hijo se va de vacaciones con sus amigos, es importante coordinar para que pase algunos días con nosotros, en familia. Es difícil tener vínculos sanos afuera si no los tenemos adentro, en nuestros hogares”, explica Diumenjo.

Termina un ciclo

Las vacaciones nos señalan un impasse en la vorágine del año para descansar y renovarnos, para observar hacia dónde vamos. Una idea maravillosa puede ser el punta pie inicial de una reflexión en familia y el comienzo de programar juntos unas vacaciones distintas. La filósofa Josefina Semillán afirma que “los niños necesitan tiempo de vagabundeo vital”, es decir, tiempo para contemplar la naturaleza, para observar, para escuchar y ser escuchados, para pensar…

Cuando hay juego no hay aburrimiento, no hay espacios sustitutos de pasatiempo. Como papás, la toma de conciencia sobre la importancia de estar presentes en el desarrollo de nuestros hijos es fundamental, “el tiempo que se abre para que otro sea es tiempo de eternidad”.


¿Qué han planeado papás y mamás para este verano?

Rodrigo Sollorza junto a su hija Mía

“Mía va a ir a la escuela de verano para
que le pierda el miedo al agua y para que
socialice con otros niños de su edad. Para
estas vacaciones, mucho aire libre y tele
sólo antes de dormir”.

Valeria Culasso junto a Martina y Manuel

“Van a ir a la escuela de verano porque sigo trabajando y ellos sino se aburren. Alguna salida de vacaciones y juntadas con amigos el resto del tiempo. Tele sólo para cuando haya mal tiempo”.

Mariela Pannocchia junto a
Francisco y Agustina

“Francisco irá a la colonia de verano,
Agustina tiene pensado salir a
caminar. Tenemos planeado
disfrutar de la pileta con amigos y
hacer salidas en bici. Francisco,
además va a aprovechar para
estudiar inglés”.
Laura y Amalia Koch junto a
Santiago, Facundo y Sofía

“Nos vamos a pasar las vacaciones enteras
a Uspallata. Tenemos pensado hacer
cabalgatas, caminatas, salir en bici y
aprovechar el río. Mucha vida al aire libre”.



Verónica Fernández Mosso y Abril

“Hemos buscado opciones deportivas para
hacer en familia, nos gusta hacer windsurf
los cinco juntos. Además, Abril va a
continuar con Pintura”.


Beatriz Goldsack con
Nicolás

“Nos vamos al campo a
descansar. Luego seguirán los
chicos con tenis y saldremos a
hacer bicicleteadas.
Diversiones, juegos. No
obligación, no horarios.





















Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 13:51
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 13:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes