Desprendimientos en el Coliseo preocupan a los expertos

Más fragmentos de uno de los arcos del Coliseo de Roma se desprendieron hoy sin provocar daños personales. Ayer una paloma provocó un desprendimiento en el Coliseo. Los expertos han catalogado más de 3.000 lesiones en el monumento más simbólico y visitado de la capital italiana.

El desprendimiento en las últimas horas de pequeños fragmentos del Coliseo de Roma ha desatado la preocupación de los expertos por el delicado estado de salud del monumento más simbólico y visitado de la capital italiana.

"Es indispensable y urgente intervenir para impedir que el Coliseo se convierta en una gran escombrera", dijo este martes Giovanni Puglisi, presidente de la Comisión italiana de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

A la caída de dos fragmentos de la estructura en los últimos tres días, se sumó este martes la noticia difundida por la prensa italiana sobre otro desprendimiento de un fragmento de toba de uno de los arcos.

Sin embargo, fuentes del servicio de conservación del Coliseo desmintieron que se hubieran producido nuevos derrumbes, si no que se trataba de "migajas" de uno de los desprendimientos que tuvieron lugar el mediodía del pasado 25 de diciembre, cuando una paloma se posó en una toba que cayó desde diez metros sin causar heridos.

El cuerpo de bomberos se desplazó el domingo a la zona afectada, que procedió a acordonar, ya que a esa hora las inmediaciones del Coliseo, por la parte del Arco de Constantino, en el área siniestrada, están plagadas de turistas.

Poco después de esos hechos, un turista se apoyaba en uno de los terrazos del monumento, que se venía abajo, y que obligaba a cerrar al público, de forma temporal, una parte de su circuito de visitas.
Trabajos de restauración

El Coliseo es el monumento romano más visitado de la capital italiana, por la que pasan cada año varios millones de turistas. Su situación es delicada desde hace tiempo, con un total de 3.000 lesiones catalogadas por los expertos. En mayo de este año se desprendió un trozo de mampostería sobre una de las redes de control, y justo un año antes lo hicieron otros tres pedazos, de un total de medio metro cuadrado.

En marzo de 2012 está previsto que inicien los trabajos de restauración del monumento, que durarán entre 24 y 36 meses.

Fuente: EFE

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:24
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic