Iván Noble y un show íntimo para un cumpleaños de lujo

Para festejar un nuevo aniversario de Parapithecus Evolution Bar, el rockero y amante del Malbec desembarcó en sus instalaciones y brindó un recital memorable. En la nota, te contamos los pormenores del show y te mostramos una divertida galería de fotos. ¡Hacé click!

“La verdad es que me sorprendió el recital que brindó Iván. El tipo es muy cálido, y se nota” dijo Agustina Moya, una de las chicas que se cantó todo y que luego se quedó bailando con su novio.
 
El ex cantante de los Caballeros de la Quema llegó a Mendoza luego de un largo tiempo sin presentarse en nuestros escenarios. Presentó sus últimos éxitos del disco “La parte de los ángeles”, material que vio la luz este año. Sin embargo, el plato fuerte llegó con sus más exitosos hits, que todos corearon a pleno.  ¿Los que hicieron explotar al público? “Bienbenito”, “¿Y qué mas da?”, “Un minuto antes de dejar de quererte” y “Sapo de otro pozo”.

Gustavo Ortiz quiso una foto con Iván.
El show comenzó puntualmente a las 23, y por una hora y media, Noble entretuvo a todos.

“¡Este tema me mata!”, comentó un joven cuando empezó a sonar “Avanti morocha”, la canción con la que Iván recibió en Plaza de Mayo, ante una multitud, a nuestra presidenta, el día que asumió el segundo mandato. “El kirchnerismo la convirtió en una suerte de himno informal de homenaje y exaltación hacía Cristina Fernández. Esta canción siempre estará identificada con nuestra presi”, dijo una fan K.

Antes del show, las delicias. Una previa especialmente preparada por el chef Arturo Verna deleitó a los invitados VIP: deliciosos platos calientes y nutridas tablas de quesos y fiambres maridadas con excelentes varietales mendocinos.

Pasada la medianoche, y tras el recital de Iván, los habitués de PPTH siguieron llegando. “¡Aquí la fiesta recién empieza!”, decían entusiasmados.

Los noctámbulos se quedaron bailando hasta la salida del sol, al ritmo de la performance musical de Dj Fabu. ¿El trago de la night? El mojito. ¡Todos querían uno!

Dos años de pura diversión. Desde su apertura de puertas, PPTH se transformó en uno de los puntos neurálgicos de la ya célebre calle Arístides y Villanueva. Es sinónimo de diversión, el mejor dancing, y un punto de encuentro especial para mirar y ser mirado.

En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho